Compartir
Compartir en:

Cocinas de gas butano rústicas - las mejores

Cocinas de gas butano rústicas - las mejores

En países como España la distribución de gas licuado, ya sea propano, butano o la mezcla de ambos, para el uso en viviendas familiares, bares o restaurantes, es bastante extendida. Actualmente, existe todavía un elevado consumo de gases licuados del petróleo (GPL) usados frecuentemente en cocinas y calentadores, pese al trabajo comercial insistente llevado a cabo por los monopolios del gas natural y de la electricidad.

Con la crisis económica en los hogares españoles se vuelve a usar con fines domésticos las llamadas bombonas de gas, debido a su bajo coste comparativamente con el gas canalizado. Esto significa que en muchas casas de familias, existen equipos que usan este sistema “antiguo”, donde los gases son comprimidos y llevados a su estado líquido para ser comercializados en envases de varios tamaños. En definitiva, las cocinas de gas butano rústicas vuelven a estar de moda. Sigue leyendo este artículo de unCOMO si quieres saberlo todo de ellas.

Cómo son las cocinas de GPL

El GPL en su forma ideal presenta una mezcla (1:1) de los hidrocarburos saturados propano (gas de la familia de los alcanos compuesto por tres átomos de carbono, que a temperatura ambiente se encuentra en estado gaseoso) y butano (gas de la familia de los alcanos, compuesto por cuatro átomos de carbono, menos volátil que el propano, que igualmente se encuentra a temperatura ambiente en estado gaseoso).

Las diferencias entre estos dos hidrocarburos radica esencialmente en sus tensiones de vapor y punto de ebullición. Ambos compuestos son gases de fácil combustión, inodoros, por motivos de seguridad es adicionada una sustancia del grupo MERCAPTAN (mercaptanos o derivados tiofénicos), que confiere a la mezcla un olor característico percibido cuando hay fuga.

El GPL no es un gas corrosivo, ni contaminante, ni tóxico, pero si es inhalado en grandes cantidades produce un efecto anestésico, por estas características aun se comercializa, se distribuye y se ha implementado en la automoción. No obstante, es un gas inflamable y combustible.

Características de las cocinas de gas butano

Las cocinas que son usadas para el empleo de gas licuado, presentan algunas características que las diferencian de las cocinas habitualmente usadas con gas natural, por veces muchas personas adaptan las cocinas de gas a GPL, pero no se obtienen los mismos rendimientos, si esta no es concebida para este fin.

Grandes marcas como Teka, Electrolux, implementan aditamentos compatibles para ambos sistemas que proporcionan gas, por lo tanto se pueden usar con gas natural y con gas licuado. Las diferencias radican principalmente en que el gas licuado presenta elevadas presiones cuando se abre la válvula de salida, siendo los inyectores y los quemadores diferentes, permitiendo al gas una combustión limpia de mayor rendimiento, así como un poder calorífico mayor.

Cómo cuidar una cocina de gas butano

Cuando usamos una cocina de gas GPL siempre debemos tener en cuenta determinados cuidados, tales como:

  • Nunca debe colocarse los tubos de conexión directamente a la zona de calor del equipo.
  • Se deben verificar la fecha de caducidad de los mismos.
  • La llama siempre debe ser de color azul. Una llama amarilla nos indica que la combustión no se está realizando correctamente, entre otras.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cocinas de gas butano rústicas - las mejores, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Bricolaje y Remodelación.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cocinas de gas butano rústicas - las mejores

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cocinas de gas butano rústicas - las mejores
1 de 2
Cocinas de gas butano rústicas - las mejores