Compartir

Cómo abonar un bonsái

Por Laura Ruiz. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo abonar un bonsái

Utilizar una tierra rica en en nutrientes es fundamental para un correcto desarrollo de nuestro bonsái. Un abono debe tener un conjunto de componentes para que el árbol pueda aprovechar distintas propiedades y realice determinados procesos como la fotosíntesis. Una escasez de estos sustratos en nuestro bonsái puede significar la aparición de distintos problemas y enfermedades que podrían terminar con todo el esfuerzo realizado. Por ello en este artículo de unComo te damos algunos consejos para saber cómo abonar un bonsái, haciendo especial hincapié en los nutrientes necesarios.

También te puede interesar: Cómo cuidar un bonsái

El abono del bonsái: los macronutrientes

El abono es un elemento fundamental para el correcto crecimiento y desarrollo de cualquier planta u árbol. En el caso de los bonsái existen una serie componentes que debe tener el abono seleccionado, elegir un buen abono nos ayudara a cuidar un bonsái correctamente.

Dentro de la composición química del abono para el bonsái, deben estar presentes tres elementos químicos que son: nitrógeno, fósforo y potasio. Vamos a ver en que influyen cada uno de ellos a la hora de cuidar un bonsái.

Nitrógeno

El nitrógeno es básico para la síntesis de la clorofila, esto influye en cómo realiza la fotosíntesis el bonsái. La falta de Nitrógeno, y por tanto de la clorofila, provoca que el bonsái no utilizará la luz del sol como fuente de energía para la absorción de nutrientes. Por tanto el Nitrógeno es esencial para cuidar un bonsái correctamente. La falta de este elemento puede provocar atrofia en el pequeño árbol, un crecimiento muy lento y menor número de hojas.

Fósforo

El Fósforo es un elemento insustituible, por esto su importancia para cuidar un bonsái de manera correcta. Toda planta debe tener fósforo para completar correctamente su ciclo normal de producción

El primer síntoma de falta de Fósforo es la deformidad de las hojas, una deficiencia elevada de este nutriente puede provocar la muerte parcial en ciertas zonas del bonsái.

Potasio

El Potasio al igual que el Nitrógeno es imprescindible para un adecuada fotosíntesis. La deficiencia de potasio hace que las plantas crezcan lentamente. Los tallos son débiles y las plantas presentan una resistencia baja a las enfermedades.

Estos tres elementos constituyen un pilar fundamental a la hora de saber cómo abonar un bonsái. Es por esto que debes seleccionar un abono que cumpla con los requisitos nutricionales del bonsái.

Cómo abonar un bonsái - El abono del bonsái: los macronutrientes

El abono del bonsái: los micronutrientes

Para cuidar un bonsái correctamente no solo son importantes los macronutrientes, sino que también son necesarios una serie de micronutrientes que a continuación detallaremos:

Calcio

De manera similar a los huesos humanos, el calcio es necesario para que el bonsái obtenga la rigidez necesaria para poder desarrollarse correctamente y poder vivir.

La deficiencia de Calcio puede observarse fácilmente,las zonas de crecimientos (tallos, hojas y raíces) son las más susceptibles y pueden acabar muriendo, deteniendo el crecimiento de estas. Las raíces pueden sufrir un acortamiento y las hojas jóvenes sufrir decoloración seguida de necrosis. También un síntoma puede ser que las hojas adquieran forma de gancho en las puntas de las hojas. Las hojas jóvenes son las más afectada en estos casos. Para evitar deficiencias de calcio se deben evitar suelos ácidos y calizos.

Magnesio

El magnesio es uno de los elementos más importantes en la mayoría de los procesos biológicos de la planta.Es un constituyente de la clorofila y su carencia provoca una disminución de la fotosíntesis y que las hojas se amarilleen. Además participa en la formación y acumulación de las reservas de alimentado en el bonsái.

Una de las enfermedades que puede sufrir un bonsái por la falta de magnesio es la clorosis intervenal,esto provoca que las hojas tengan un aspecto como el de la foto, provocado por la falta de absorción de nutrientes.

Hierro

El hierro es también un elemento muy importante en el desarrollo del bonsái ya que es esencial para el síntesis de la clorofila y por tanto esencial para la correcta fotosíntesis del bonsái. Al igual que la falta de magnesio provoca una clorosis general en la hojas más jóvenes.

Existen más micronutrientes necesarios a tener en cuenta a la hora de abonar un bonsái, sin embargo, hemos comentado aquellos de mayor importancia.

Cómo abonar un bonsái - El abono del bonsái: los micronutrientes

Cuándo abonar a un bonsái

Hay temporadas en las que se debe abonar a estos pequeños árboles y otras épocas en las que hay que dejarlos sin abonar. Concretamente, se tiene que abonar un bonsái durante la etapa de crecimiento, es decir en primavera y en verano, por ser uno de los momentos que necesita más nutrientes.

En cambio, no debemos abonar a un bonsái durante la época de hibernación, es decir durante el invierno, ya que durante esta época el bonsái no absorberá los nutrientes que le aportamos. De igual forma, no es recomendable que abonemos a un bonsái en épocas de mucho calor ni cuando ha sido trasplantado, se haya secado o esté enfermo. Es preferible que primero se recupere del esfuerzo que debe hacer tras el trasplante o de la enfermedad que le afecte mediante un tratamiento efectivo y que cuando esté recuperado comencemos a abonarlo de nuevo en las épocas adecuadas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo abonar un bonsái, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Jardinería y plantas.

Escribir comentario sobre Cómo abonar un bonsái

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Wilfrido Gomez
Muchas felicitaciones por sus enseñanzas, son claras y acertadas, Dios bendiga sus manos y le de mucha sabiduría
Su valoración:
manuel chepote
Deseo recibir información sobre BONSAI,gracias

Cómo abonar un bonsái
1 de 3
Cómo abonar un bonsái

Volver arriba