Compartir

Cómo abrir un candado sin llave

 
Por Enrique Arriols. 17 diciembre 2018
Cómo abrir un candado sin llave

Los candados son instrumentos muy útiles a la hora de proteger ciertos objetos, como pueden ser cajas de seguridad, taquillas en institutos o gimnasios, bicicletas, motos, o un montón de cosas más. Sin embargo, cuando perdemos la llave, debido a su gran eficacia, resultan un verdadero incordio, ya que resulta casi imposible abrirlos sin la llave correspondiente, lo que puede llegar a ser un verdadero quebradero de cabeza.

Si quieres saber cómo abrir un candado sin llave de diferentes formas sin tener que cortarlo con unos alicates, sigue leyendo unCOMO y te contamos cómo hacerlo.

Cómo abrir un candado con un martillo

Existen diferentes técnicas que nos pueden ayudar a abrir un candado si se ha perdido la llave. Una de ellas es ayudarnos de un martillo. Sin embargo, a pesar de lo que se pueda pensar en un principio, se trata de un ejercicio que requiere más maña que fuerza. De hecho, aunque usemos un martillo, la fuerza será lo que menos vayamos a necesitar en este caso. Esta técnica es especialmente útil en el caso de los candados con contraseña.

Lo que tendremos que hacer es sostener el candado con una mano, mientras que, con el martillo en la otra, golpearemos suavemente el arco del candado. El objetivo de esta técnica es que, gracias a la vibración, la propia cerradura vaya moviéndose poco a poco. Por ello, se trata de una manera de abrir un candado que requiere de pequeños y suaves golpes, pero firmes al mismo tiempo. No se trata de golpear el candado con mucha fuerza. De hecho, esto puede provocar que se rompa mal, sin llegar a abrirse, y que entonces sea más complicado abrirlo. Lo que hay que conseguir es que, por efecto de la vibración del golpe del martillo, finalmente, la posición de la cerradura sea la de la apertura. Por ello, se trata de una técnica basada en dar muchos golpes pequeños, constantes y seguidos hasta conseguirlo.

Cómo abrir un candado sin llave - Cómo abrir un candado con un martillo

Cómo abrir un candado sin llave y usando una lata de refresco

Otra forma de abrir un candado sin llave es usando la chapa de la lata de un refresco. Para ello, lo que haremos será quitar y cortar la chapa de la lata hasta obtener un trozo de chapa con forma de T mayúscula. Se tratará de un trozo pequeño, que cortaremos gracias a unas tijeras y que después daremos forma con la ayuda de unos alicates. Una vez que tengamos la T de chapa cortada, y con la ayuda de los alicates, doblaremos la parte más larga hasta que tenga una forma curva, dejándola en forma de gancho.

Esta parte deberemos introducirla por la parte superior del candado. Es decir, por la parte que se une el arco a la caja del candado. Como es lógico, el corte de la chapa deberá ser proporcional a cada tamaño de candado. Una vez que consigamos introducirlo, y con ayuda de los brazos de la T, haremos presión hacia abajo, lo que debería conseguir que el candado salte de forma automática y se abra.

Cómo abrir un candado con un clip

Los clips, también llamados sujetapapeles en algunas regiones, son otro de los elementos que más van a poder ayudarnos a la hora de abrir un candado del que se perdió la llave. Para ello, lo primero que deberemos hacer es deshacer la forma del clip hasta conseguir un alambre con el que podamos trabajar (de hecho, si contamos con alambre a mano, será un trabajo incluso más sencillo). A continuación, deberemos doblar uno de los extremos del clip o alambre de tal forma que forme un ángulo aproximado de unos 45 grados. Con esta forma, podremos ejercer presión en la cerradura y conseguiremos abrirlo.

Una vez que tengamos el clip con la forma mencionada, deberemos introducir por la cerradura el ángulo de alambre para que se ajuste lo mejor posible a la forma de la cerradura. Hay que tener en cuenta que se trata de un trabajo que requiere paciencia y técnica, por lo que es mejor que se tome con calma. De hecho, intentar ir demasiado rápido, podría conllevar que el clip se rompiera y se quedara atascado en el interior de la cerradura. Una vez que tengamos el clip dentro de la cerradura del candado, con movimientos suaves, iremos ajustando la presión y los movimientos hasta conseguir que la cerradura del candado gire sobre sí misma, del mismo modo que haría en el caso de introducir la llave.

Cómo abrir un candado sin llave - Cómo abrir un candado con un clip

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo abrir un candado sin llave, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mantenimiento y seguridad en el hogar.

Escribir comentario sobre Cómo abrir un candado sin llave

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo abrir un candado sin llave
1 de 3
Cómo abrir un candado sin llave

Volver arriba