Compartir
Compartir en:

Cómo arreglar el pomo de una puerta

Paso a paso
 
Cómo arreglar el pomo de una puerta

Cuando usamos mucho una puerta, es normal que el pomo o manilla se gaste. Si el tirador de tu puerta está estropeado lo notarás en que no gira bien, cuesta mucho abrir la puerta o incluso en que el pestillo no entra y sale del todo. En cualquier caso, la manera más fácil de arreglarlo es cambiándolo.

Si tu problema es que la puerta no cierra bien, prueba a engrasar la manilla con un aceite lubricante antes de decidirte a poner un pomo nuevo. Si quieres saber cómo arreglar el pomo de una puerta sigue paso a paso los consejos que te damos en este artículo de unCOMO.

Necesitarás:
Pasos a seguir:
1

Antes que nada, busca los tornillos que aguantan el pomo a tu puerta que están a ambos lados de ésta y desatorníllalos para recuperar lo que se llama el embellecedor. Esto es, la chapa exterior del tirador, la parte que lo cubre y protege de golpes y, si te decides a cambiarlo por uno nuevo, es la zona que estéticamente va a marcar el estilo de tu puerta.

Escoge tonos oro para puertas marrón oscuro, o tonos metálicos si prefieres darle un estilo minimalista a tu hogar. Aunque en el mercado encontrarás multitud de variedades, recuerda que cambia mucho si se trata de la puerta de una habitación o la que da al exterior.

En este segundo caso recomendamos que por encima de todo compres un tirador con una cerradura segura, y que tenga un buen tope para que no pueda desmontarse fácilmente.

2

Los tiradores tienen, en la barra que queda detrás de la bola que los hace girar, un pequeño tope llamado tetón. Es una pieza que tendrás que apretar para poder desencajar el agarrador y quedarte con la bola.

Para quitar el pomo de la puerta, usa el mismo destornillador y mantén el tetón apretado. Lo que hace esta especie de botón es funcionar como tope para que la barra que aguanta la manilla a través de la puerta no se caiga. Por lo que, si quieres arreglar el pomo de una puerta, tendrás que mantener pulsado este tope a la vez que estiras de la bola o manilla hacia ti.

Cuando consigas que la barra del pomo sobresalga un poco más, gíralo para desencajarlo y poder separar la bola del resto de piezas. Déjala aparte y repite la operación con el tirador que está al otro lado de la puerta.

3

Si el problema es que el agarrador de la puerta no gira bien, puede que con cambiar los tiradores o bolas no sea suficiente. Es por esto que vamos a enseñarte cómo cambiar el pestillo de la puerta para que puedas desmontar el pomo pieza por pieza y sustituir la parte que no funciona, si sabes verla, o llevarlas todas a una ferretería para que un profesional te aconseje cuál deberías cambiar.

Para cambiar el pestillo de la puerta debes quitar primero los dos tornillos que aguantan su chapa. El pestillo, como sabes, está en el lateral de la puerta y es la parte que encaja con la pared y mantiene la puerta cerrada.

Cuando hayas desatornillado la chapa, guarda los tornillos aparte, quítala y usa el mismo destornillador para hacer palanca de la pieza que hay dentro. Es un gesto sencillo y así conseguirás quitar el pestillero de la puerta.

4

Normalmente puedes cambiar las dos piezas del pomo sin cambiar el pestillo. Pero si vas a hacerlo te recomendamos que, antes de comprar uno nuevo, quites el viejo para comprobar que la apertura de la pestillera por donde pasa la barra, que es lo que lo hace girar correctamente tirando del pestillo, es la misma que la del tirador nuevo.

Hay dos formas posibles: espadín y circular, una es plana y la otra redonda. Recuerda la forma de la tuya para no equivocarte cuando compres tu nuevo agarrador y asegurarte de que todo encaje.

5

Cuando tengas el pomo nuevo, deberás montar cada una de las piezas siguiendo este orden:

  1. Pestillero: coloca la pieza en el interior de la puerta y atornilla la chapa que lo sujeta a ella.
  2. Pomo principal: de los dos lados, es el que tiene la barra. Coloca primero el embellecedor. Introduce la barra a través del embellecedor y la puerta y encaja el tirador apretando el tetón. Atornilla la manilla al embellecedor asegurándote de que quede bien sujeto.
  3. Pomo secundario: suele ser el que está en la parte interior. No lleva barra. Encájalo a ella colocando primero el embellecedor. Aprieta el tope o tetón para que el agarrador quede bien sujeto. Atornilla el embellecedor hasta que quede bien apretado.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo arreglar el pomo de una puerta, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mantenimiento y seguridad en el hogar.

Consejos
  • Mantén el funcionamiento óptimo del tirador lubricándolo de vez en cuando con aceite de ferretería.
Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cómo arreglar el pomo de una puerta

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo arreglar el pomo de una puerta
1 de 2
Cómo arreglar el pomo de una puerta