Compartir

Cómo arreglar un grifo que gotea

Por Isidro Blanes Salgado. Actualizado: 27 febrero 2020
Cómo arreglar un grifo que gotea

¿Alguna vez te ha desesperado un grifo que no deja de gotear? En algún momento u otro esta situación puede darse de repente en cualquier hogar y, aunque es normal sentir ciertas molestias por ello, lo cierto es que esta fuga de agua puede acabar provocando una subida en tu próxima factura o pagar un buen importe para que un fontanero venga a arreglarla. Si quieres evitarlo, tan solo necesitarás identificar de qué tipo de grifo se trata y contar con las herramientas necesarias. A continuación, en unCOMO, te explicamos cómo arreglar un grifo que gotea realizando una reparación sencilla y efectiva.

También te puede interesar: Cómo limpiar los grifos con limón

Por qué gotea un grifo – las causas

Que un grifo gotee es algo que sucede alguna vez en cualquier hogar, dado que con el tiempo y el uso sufren cierto deterioro. No debes alarmarte en caso de que suceda en tu vivienda, pero sí que es necesario que detectes el motivo por el cual se ha producido la fuga para poder repararla de manera rápida, sencilla y eficaz.

Los motivos por los cuales puede gotear tu grifería son variados, dado que existen diversos tipos de grifos como podemos ver en Tuandco. Estos son los motivos del goteo según el tipo de grifo:

Por qué gotea un grifo monomando

En los grifos monomando con cartucho cerámico, que normalmente encontramos en la ducha, cocina o lavabo, lo que suele provocar el goteo es, generalmente, que el cartucho no cierre correctamente. Esta deficiencia suele venir dada por impurezas ocasionadas por la cal del agua o la suciedad acumulada. Para que esto no llegue a pasar, siempre conviene quitar la cal de los grifos y cualquier posible suciedad que pueda quedar en los recovecos.

Si bien se recomienda reemplazar el cartucho, es importante atender a las instrucciones del fabricante del grifo, dado que no existe un cartucho estándar para cualquier marca.

Grifos de dos mandos con monturas convencionales multivuelta

El motivo principal por el que se produce la fuga de agua en estos grifos es un fallo en la junta de estanqueidad, que debido al tiempo y al uso puede deteriorarse. Cuanto más se oprime esta pieza más se acorta su ciclo de vida útil, por lo que en estos casos lo más recomendable es directamente cambiar la pieza.

Grifos bimando con montura cerámica y apertura de ¼ de vuelta

Para estos grifos, lo que suele originar el goteo es un fallo o bien en la montura cerámica o bien en la válvula de encendido y apagado (on/off). La mejor solución es substituir la pieza por completo.

Además de los motivos derivados según el tipo de grifo que tengamos instalado, el goteo de un grifo también puede darse por el mal estado de los latiguillos de conexión, lo cual puede indicar que la vida útil de este tubo flexible de plástico se ha terminado, por lo que es necesario cambiarlo.

Sea cual sea el motivo del goteo es imprescindible remediarlo cuanto antes para poder ahorrar agua y dinero. Arandelas de goma, cierres o juntas desgastadas son, por lo general, el origen de la mayoría de los grifos que gotean. Para ponerle remedio, deberás buscar la causa principal y arreglar el grifo para alargar su vida útil, generalmente, cambiando la pieza rota o desajustada.

Cómo arreglar un grifo que gotea - Por qué gotea un grifo – las causas

Cómo arreglar un grifo que gotea - paso a paso

Sigue estos pasos para arreglar el grifo que gotea:

  1. Cierra el paso del agua.
  2. Comprueba el tipo de grifo y busca piezas.
  3. Desmonta el grifo.
  4. Reemplaza las partes del caño dañadas.
  5. Comprueba que ya has arreglado el grifo que gotea.

Cierra el paso del agua para arreglar el grifo

Antes de empezar a reparar el grifo que gotea, deberás detener la fuga. Para ello, busca las llaves de paso del agua en la parte inferior del grifo y ciérralas, a fin de que puedas manipular y revisar el grifo completamente, sin miedo a que salga agua de repente. Una vez hayas cerrado el paso del agua, es hora de identificar qué tipo de grifo tienes. Recuerda que saber el origen del goteo será fundamental para poder reparar de manera óptima el grifo.

Comprueba el tipo de grifo y busca piezas

Después de haber cerrado el paso de agua y comprobar el tipo de grifo que tienes, asegúrate de contar con recambios disponibles para las piezas que pueden haber provocado la fuga. Como hemos dicho, lo más común es que el paso del tiempo haya mermado piezas como las arandelas de goma, las juntas o los cierres. Comprueba el tipo de grifo y busca el proveedor que podrá hacerte llegar las piezas necesarias para su reparación o mantenimiento.

Desmonta el grifo que gotea

Esta es, sin duda, una de las partes más duras del trabajo de reparación. Para ello, debes tener en cuenta qué tipo de grifo tienes (si es monomando o bimando).

  • Desmotar grifos bimando: haz palanca con sumo cuidado de no romper la manija (accesorio que se encuentra sobre la rosca). Una vez hayas sacado esta parte, verás un tornillo que se podrá quitar de manera sencilla mediante un destornillador o llave allen, de tamaño apropiado. Una vez lo hayas destornillado podrás quitar el mando y observar el mecanismo entero de dentro del grifo.
  • Desmontar grifos monomando: igual que en los bimandos, debes quitar el tapón de plástico que te permite graduar la temperatura del agua para acceder al tornillo que se encuentra justo debajo. Destorníllalo y saca el mando hacia arriba.
Cómo arreglar un grifo que gotea - Desmonta el grifo que gotea

Reemplaza las partes del caño dañadas

Para llevar a cabo el reemplazo de las piezas que provocan la fuga debes seguir estos pasos:

  1. Desenrosca la tuerca de presión (en dirección a las agujas del reloj) y tira la tapa hacia fuera para poder acceder a la arandela vieja y sacarla con un destornillador.
  2. Engrasa las roscas del caño y reinstálalo en el casquete de la válvula.
  3. Engrasa la nueva arandela y vuelve a enroscar la tuerca o colocar en su lugar una pieza nueva si esta está dañada. Utiliza grasa de fontanería para ello.

Toma nota de estos consejos para cambiar las piezas del grifo dañadas:

  • En caso de reparar un grifo de dos mandos o bimando que gotea por la rosca el principal problema puede ser que se haya aflojado la tuerca, por lo que simplemente apretándola mediante una llave inglesa podrás solucionarlo.
  • En caso de que sea la junta de goma lo que se haya dañado, deberás recambiarla y, a continuación, volver a montar el mando tal y como estaba.
  • En caso de reparar un grifo monomando que gotea por la rosca, deberás retirar la arandela cuidadosamente y extraer la pastilla o pieza de cerámica y también las juntas que son de goma y que se ubican dentro del grifo. Que se hayan estropeado es la causa más común.

Comprueba que ya has arreglado el grifo que gotea

En cuanto hayas cambiado la pieza dañada que provocaba el goteo del grifo, vuelve a montarlo entero y luego abre el paso el agua y fíjate en que la fuga se haya solventado. Si ya no gotea, habrás conseguido reparar el grifo por tu cuenta. En cambio, si todavía goteo u observas otros problemas, es hora de que llames a un profesional de la fontanería.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo arreglar un grifo que gotea, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mantenimiento y seguridad en el hogar.

Escribir comentario sobre Cómo arreglar un grifo que gotea

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Guido F.
amigos me han ayudado muchisimo porque se me ha roto un grifo y gotea mucho, voy a probar si no llamare a un tecnico o comprare uno nuevo claro. Voy a intentarlo, mil gracias

Cómo arreglar un grifo que gotea
1 de 3
Cómo arreglar un grifo que gotea

Volver arriba