Compartir

Cómo blanquear almohadas

Cómo blanquear almohadas

Que las almohadas se ensucien, aparezcan manchas y pierdan su blanco natural, es lo más normal y sencillo del mundo. El roce, los aceites que desprende nuestro rostro o la humedad, entre otros, pueden ser elementos que contribuyan a la pérdida de la neutralidad de nuestros cojines de dormir. No obstante, ya sabrás que las almohadas de plumón – u otros materiales naturales – se limpian de manera distinta a otros tejidos sintéticos. Por ello, en unComo.com te explicamos cómo blanquear almohadas. Sigue estos sencillos consejos y deja tus almohadas blancas de nuevo sin dañar el tejido. ¡Toma nota!

Necesitarás:
También te puede interesar: Cómo lavar una almohada de plumas
Pasos a seguir:
1

Vamos por el principio: el amarillo fuerte que se ven en las almohadas es culpa de dos cosas: sudor y saliva. Así es, y en caso de que tengas suerte y no duermas con la boca abierta si o si sudas, es algo totalmente natural y humano. Dependiendo del tipo de tela de la funda de la almohada este sudor puede filtrarse a través de la tela. Al secarse el sudor suele dejar - en el 95% de los casos - la clásica mancha amarilla en la almohada. Incluso al usar 2 fundas de almohada, todavía puede producirse el amarilleo.

3

El primero paso para blanquear almohadas es añadir una taza de blanqueador de ropa a un barreño de agua fría. Este recipiente debe ser lo suficientemente grande para que te quepa la almohada, pues la deberás dejar en remojo. Coloca el barreño en una superficie grande para trabajar con comodidad. Si no encuentras un buen recipiente, puedes hacer este proceso en la bañera o bien en la lavadora.

4

Deja las almohadas en remojo, con la solución de agua fría y blanqueador, durante unos cinco minutos aproximadamente. Debes asegurarte de que la almohada quede cubierta en su totalidad con el líquido. Durante el remojo, el cloro actuará sobre las manchas y toda la suciedad del cojín, además de eliminar los ácaros de la almohada.

5

Pasado el tiempo de remojo, saca las almohadas del barreño. A continuación, enjuágalas mediante agua tibia y mételas en la lavadora. Recuerda añadir en el lavado un detergente suave para no dañar el plumón. Además, te recomendamos que el ciclo de lavado sea el delicado. También puedes lavar las almohadas a mano para asegurar la delicadeza del mismo.

6

Si con este proceso no se ha blanqueado la almohada hay otro método más agresivo porque se hace con agua caliente. Llenamos el lavarropa con agua caliente, en caso de que tengas uno totalmente automático, elige el programa más caliente. Y agregamos la almohadas.Continuamos, añadiendo todos los ingredientes en el lavaropa o en los gabinetes.

Luego del lavado completo, deberás hacer un lavado común, el más largo, pero solamente con jabón para ropa y suavizante.

7

Finalizado el lavado, deja secar al aire libre las almohadas. Asegúrate de que están completamente secas, tanto por el exterior como por el interior, antes de volver a colocarlas sobre la cama. En la foto puedes ver el antes y el después del proceso de blanqueado de una almohada. Es espectacular el resultado si sigues paso a paso lo que te hemos indicado.

¡Listo! Ya tienes tus almohadas listas y blancas para volverlas a usar.

Cómo blanquear almohadas - Paso 7

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo blanquear almohadas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Limpieza del hogar.

Escribir comentario sobre Cómo blanquear almohadas

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
marcela alejandra
necesito lavar plumon de plumas , no me sirbe ese dato

Cómo blanquear almohadas
1 de 2
Cómo blanquear almohadas

Volver arriba