Compartir

Cómo blanquear las toallas con bicarbonato

 
Por Eva Sereno. 10 septiembre 2018
Cómo blanquear las toallas con bicarbonato

Las toallas suelen deteriorarse con gran facilidad con su lavado, siendo habitual que pierdan la esponjosidad y suavidad con la que se compraron, pero también su color habitual. A ello se le suma el problema de la aparición de manchas -son todavía más evidentes si se emplean toallas blancas-, que son un tanto difíciles de eliminar. De hecho, seguro que piensas que es una misión imposible porque has probado muchos jabones, detergentes, lejía e, incluso, remedios caseros y no has logrado blanquear las toallas. Sin embargo, hay una solución que es bastante efectiva con un producto que seguro que tienes en casa: el bicarbonato. Desde unCOMO, te vamos a explicar cómo blanquear las toallas con bicarbonato para que las tengas bien limpias, libres de manchas y con el color perfecto como el primer día.

También te puede interesar: Cómo blanquear toallas con agua oxigenada

¿Por qué el bicarbonato es bueno para blanquear las toallas?

El bicarbonato de sodio tiene muchos usos en el hogar y en el campo de la belleza. Seguro que has oído hablar de él o lo has empleado para blanquear los dientes y eliminar las manchas de café o té o bien para limpiar la cocina y los electrodomésticos, entre otros múltiples usos.

Y sí, el bicarbonato también es efectivo para la ropa y, en concreto, para las toallas. Pero, ¿por qué? La respuesta es sencilla: tiene un gran poder para acabar con las manchas por su efecto abrasivo. No obstante, hay que hacer una salvedad en el caso de la ropa. Realmente, el bicarbonato no blanquea directamente las toallas, sino que ayuda en este proceso durante su lavado. El motivo no es otro que contribuye a evitar que la cal del agua se fije en la ropa, lo que facilita que los jabones o productos para el lavado empleados penetren con más facilidad a las fibras y tejido de la toalla.

De todos modos, la utilización del bicarbonato en las toallas también es de gran ayuda para que queden más suaves y para mantener el color. Todo esto se consigue precisamente por esta particularidad de evitar la fijación de la cal y de equilibrar el nivel de pH del agua en la lavadora.

Cómo usar el bicarbonato para blanquear toallas

El bicarbonato para blanquear las toallas puede utilizase de diferentes maneras, todo dependerá de la cantidad de manchas y de si estas son muy amarillas o no. Si no necesitas blanquear mucho las toallas, es suficiente con que añadas el bicarbonato en la fase de prelavado en la lavadora, pero si las toallas tienen más manchas y necesitan una acción más potente para blanquearlas, es conveniente que sigas estos pasos:

  • Elige un programa de la lavadora que sea para ropa que esté sucia, pon el detergente habitual y espera a que esté el bombo lleno de agua.
  • En ese momento, añade una solución de agua y bicarbonato de sodio. Puedes preparar una cantidad similar a la que cabe en los recipientes o medidores que se incluyen con el detergente en el interior del bombo de la lavadora.
  • Espera a que acabe todo el ciclo de lavado y saca las toallas para tenderlas.

Con este sistema, verás que han quedado libres de manchas y que has logrado blanquearlas.

Cómo blanquear las toallas con bicarbonato - Cómo usar el bicarbonato para blanquear toallas

Las toallas no se han blanqueado y siguen teniendo manchas: ¿qué hago?

En algunas ocasiones, cuando las toallas han perdido mucha blancura porque las manchas son muy amarillentas, puede suceder que no queden del todo bien aunque se hayan lavado con el bicarbonato, tal y como hemos explicado anteriormente.

En estos casos, también hay solución, la cual pasa por incidir en las manchas para eliminarlas y que las toallas queden blancas. ¿Cómo se hace? Es muy sencillo con estos pasos:

  • Pon las toallas a remojo en un recipiente o balde en el que hayas vertido previamente una solución de agua con bicarbonato.
  • Déjalas en el balde durante varias horas o bien durante toda una noche.
  • A continuación, lava las toallas en la lavadora. Introdúcelas mojadas y sin haber aclarado la solución de agua y bicarbonato de sodio.

Además, si las manchas eran muy oscuras o amarillentas, puedes emplear el sistema de lavado que te hemos comentado en el apartado anterior en el que deberás añadir a la lavadora nuevamente la solución de bicarbonato.

Con estos consejos sobre cómo blanquear las toallas con bicarbonato, esperamos en unCOMO haberte ayudado a conseguir que las tengas impecables, libres de manchas y suaves. Siempre te recomendamos que consultes la mejor solución con los establecimientos en los que has adquirido las toallas –algunas por su tejido requieren unas condiciones específicas de lavado-, o con expertos en limpieza.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo blanquear las toallas con bicarbonato, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Limpieza del hogar.

Escribir comentario sobre Cómo blanquear las toallas con bicarbonato

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo blanquear las toallas con bicarbonato
1 de 2
Cómo blanquear las toallas con bicarbonato

Volver arriba