Compartir

Cómo combinar el color verde en las paredes

Cómo combinar el color verde en las paredes

El verde es un color que no se suele emplear mucho en decoración, a pesar de que es un tono que es posible utilizar en las paredes de cualquier habitación del hogar. Inicialmente, parece difícil de combinar, pero no lo es. Es bastante fácil combinarlo y crear diferentes ambientes dentro de la casa. De hecho, hay muchas tonalidades que hacen una perfecta simbiosis con el color verde, siendo una apuesta segura y muy elegante. Si te gusta este tono, pero no sabes cómo combinar el color verde en las paredes, desde unCOMO te damos unas cuantas ideas que podrás aplicar en tu hogar.

También te puede interesar: Cómo combinar el color turquesa en paredes

Espacios de la casa en los que usar el verde en las paredes

Aunque el color verde puede aplicarse en cualquier habitación, es más habitual que este tono se emplee en las paredes del salón y del dormitorio. El motivo no es otro que la atmósfera que se crea con su utilización.

Y es que el color verde es sinónimo de tranquilidad y buena energía, aparte de ser un color relajante y que ayuda al equilibrio personal. También es muy funcional y evoca la naturaleza, dejando así un amplio abanico de posibilidades para combinarlo y crear el ambiente deseado.

No obstante, su efecto sobre las personas que viváis en el hogar variará en función del color con el que se combinen los tonos verdes y de la intensidad del tono que elijáis.

Por ejemplo, aquí puedes ver los Tipos de verde para la decoración de dormitorios.

Cómo combinar el color verde en las paredes - Espacios de la casa en los que usar el verde en las paredes

La mejor combinación de color verde en las paredes y muebles

Si te has decidido a pintar las paredes de color verde, una de las mejores combinaciones es utilizar el tono blanco para los muebles o bien, al menos, para una parte de ellos.

Con esta combinación, al ser el blanco un tono neutro, se consiguen habitaciones que tienen un gran equilibrio, además de ser bastante elegantes y funcionales. Para conseguirlo, solo tienes que elegir el mobiliario en tonos blancos o crudos para que destaquen con el color verde que hayas utilizado.

Además, esta combinación la puedes utilizar con cualquier tonalidad de verde. Y, para romper la monotonía del bicolor verde-blanco, una buena opción es introducir algunos elementos decorativos en tonos cálidos como los amarillos o naranjas suaves para, por ejemplo, algunas fotografías o cuadros.

Cómo combinar el verde manzana en las paredes

Dentro de los tonos verdes, uno de los más utilizados y más elegantes es el conocido como verde manzana. Aunque es un tono que puede ser más claro o más llamativo que otros verdes más naturales, como el de las hojas, también es posible combinarlo con el color blanco como hemos comentado anteriormente, sobre todo, cuando se busca una estancia en la que se quiere tener mucha luminosidad y un ambiente más tranquilo y relajado.

Pero, además, el verde manzana puede combinarse con otros tonos:

  • Verdes: el verde manzana al tener una tonalidad más clara permite que se introduzcan otros tonos verdes más oscuros en la decoración, ya sea una columna o una zona de la pared o bien a través de objetos de decoración como plantas con las hojas muy verdes y vivas. También se puede incorporar el sofá en un verde más oscuro o la alfombra, entre otros artículos de decoración.
  • Amarillo: la combinación de verde con amarillo también es perfecta para crear ambientes que sean acogedores. Este tono es mejor emplearlo exclusivamente en algunos elementos de decoración como alfombras, cuadros o flores como las margaritas o en muebles muy concretos como un sillón orejero para el salón. En el caso del dormitorio, una buena opción es la ropa de cama o el edredón.
  • Beige: este color también es neutro. Su combinación es más idónea para decorar casas con un estilo más colonial y en las que se busca hacer un guiño a la naturaleza porque este tono recuerda a la tierra más clara o a la arena de la playa. Una asociación que conviene aprovechar para evocar estos entornos pintando las paredes de verde y poniendo la alfombra y el sofá en beige. El resto de muebles pueden ser de madera en su color natural para ahondar en esta idea de naturalidad, jugando con toda la gama de colores marrones e, incluso, con el wengué. Precisamente, con este último tono se conseguirá una casa más clásica en la que habrá un mayor contraste entre el tono oscuro de la madera y el brillo del verde manzana.
Cómo combinar el color verde en las paredes - Cómo combinar el verde manzana en las paredes

Otras opciones de decoración para combinar las paredes verdes

En realidad, el color verde puede combinar con prácticamente todos los colores, incluyendo propuestas más arriesgadas o más diferentes de las habituales. Con cualquiera de ellas, también se consigue un buen efecto:

  • Rosa: esta combinación es muy femenina y sensual, siendo por ejemplo idónea para una habitación infantil o juvenil si el verde y el rosa son claros. Si se opta por un verde más oscuro en las paredes y un rosa pastel, la habitación es idónea para adultos.
  • Gris: este tono se emplea para ambientes más masculinos y serios, sobre todo, si el verde elegido es oscuro al igual que el gris. Es una combinación más arriesgada y que se tiende a utilizar más para despachos u oficinas dentro de casa o cuando se quiere tener una estancia con muebles más lujosos y añadir elementos de decoración en cristal o tonos dorados. Por ejemplo, aquí puedes ver información sobre Cómo decorar un salón con muebles grises.
  • Rojo: esta combinación es una de las más arriesgadas porque los dos colores son muy vivos. En este caso, si se opta por ella, es mejor introducir el color rojo en pequeños objetos de decoración o en solo una parte de los muebles como pueden ser las sillas del comedor. El resto de muebles sería conveniente que fueran de color madera para tener una estancia más cálida.
  • Azul: esta es otra de las propuestas más arriesgadas, pero que también está más de moda. Al igual que sucede con el rojo, es bueno que la gama azulada se incorpore con prudencia y moderación en, por ejemplo, el sofá del salón y algunos otros elementos decorativos de la estancia. Será necesario que introduzcas otros tonos como los marrones o los naranjas claros para aportar calidez a la habitación.

Con estas ideas sobre cómo combinar el color verde en las paredes, esperamos en unCOMO haberte ayudado a que puedas decorar tu hogar. No te olvides siempre de consultar con expertos para que te orienten o te ayuden a conseguir tu casa ideal.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo combinar el color verde en las paredes, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Interiorismo y Decoración.

Escribir comentario sobre Cómo combinar el color verde en las paredes

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo combinar el color verde en las paredes
1 de 3
Cómo combinar el color verde en las paredes

Volver arriba