Cómo cuidar gardenias

Cómo cuidar gardenias
Imagen: plantas.com.es

Las gardenias son unas preciosas flores que desprenden un aroma muy dulce. Su momento de floración es al final de la primavera y sus flores pueden llegar a medir hasta 10 centímetros de diámetro. Sin embargo, es una flor que requiere un cuidado especial porque necesitan una temperatura, luz y humedad concretas. Si quieres aprender a cuidar gardenias, unComo te da las claves para conseguirlo.

Pasos a seguir:
1

Debes pensar bien en qué lugar de la casa quieres colocar las gardenias, porque estas flores necesitan estar en un lugar bien iluminado pero sin que la luz del sol les dé directamente. Así que antes de colocar la planta, protégelas de la luz directa del sol si quieres que crezcan.

2

Para el cuidado de las gardenias, es imprescindible tener en cuenta la temperatura de la estancia. Lo idóneo para estas flores es que la habitación mantenga una temperatura fresca: entre 10 y 15 grados. Así que evita colocar la planta cerca de lugares excesivamente fríos o calurosos y por supuesto, evita las heladas.

3

Para que las gardenias florezcan, es necesario mantener la tierra siempre húmeda. Por eso, su riego debe ser realizado con frecuencia. Lo normal es regarlas cada tres días en verano y en invierno, cada diez. Pero conviene que toques la tierra para ver si necesitan algo más de riego.

4

El abono de estas flores es otro requisito imprescindible para su correcto cuidado. No vale cualquier abono: el que debes usar es uno específico para plantas con flores. Y además, el mejor momento para abonar las gardenias es antes de que comience la primavera.

5

Podar las gardenias es el último paso que debes tener en cuenta. Elimina cualquier flor marchita y realiza la poda antes de que los bulbos crezcan. Normalmente, debes hacer coincidir la poda también con la primavera.

Imagen: hogartotal.imujer.com

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar gardenias, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Jardinería y plantas.