Compartir
Compartir en:

Cómo cuidar orquídeas - guía práctica de cuidados

Cómo cuidar orquídeas - guía práctica de cuidados

Las orquídeas son flores hermosas y elegantes, perfectas para darle un toque decorativo único a cualquier espacio. Pero, además de destacar por su belleza, esta planta es conocida por ser muy delicada, ya que requiere de importantes cuidados para estar perfecta y en buen estado durante todo el tiempo que dure su floración, así como para estar bien mantenida durante el resto del tiempo. En unCOMO te explicamos cómo cuidar orquídeas y hacer que luzcan saludables, hermosas y logres que florezcan bien. Descubre a continuación una guía práctica con consejos para dar los mejores cuidados a tu orquídea.

La importancia de conocer la especie de la orquídea

Resulta muy importante conocer la especie concreta de la planta que tenemos, ya que cada especie de orquídea puede tener unos cuidados específicos. Así, aunque conozcas de forma general cómo cuidarlas, los cuidados de tu orquídea pueden ser algo distintos y algunos cambios pueden ser vitales. En las tiendas principalmente podemos encontrar orquídeas Phalaenopsis, Cymbidium, Dendrobium, Cattleya, Vanda y Cambrias.

Los consejos que aquí explicamos sirven para la mayor parte de clases de orquídeas que encontrarás en el mercado, sin embargo te recomendamos que cuando adquieras una consultes al especialista que te la vende sobre sus posibles peculiaridades en el cuidado, es decir, por los cuidados que puedan ser diferentes de los he generales.

Dónde colocar una orquídea en casa

Un aspecto importante para cuidar tu orquídea en casa y mantenerla saludable es el espacio en el que la ubicarás. Son plantas delicadas que requieren estar en un espacio muy bien iluminado, pero sin recibir la luz directa del sol o podrían quemarse y marchitarse. Si por el contrario, la planta no recibe suficiente luz es muy posible que no florezca, o que luzca de color marrón y con una apariencia poco saludable. Por ello, elige un lugar en el que esté cerca de una ventana para recibir luz solar pero suficientemente lejos del cristal como para que los rayos solares no le den directamente.

Además, tiene que ser un lugar de fácil ventilación, ya que las orquídeas no soportan el ambiente cargado, ni vapores, ni humos, ni contaminación. Aunque no necesitan estar en medio de una corriente de aire constante, sí debe ser un lugar que a lo largo del día puedas ventilar a ratos.

En cuanto encuentres un lugar en el que ves que la planta crece, se desarrolla bien y florece no la cambies de lugar.

Recuerda que las orquídeas necesitan macetas especiales, así que para elegir una maceta o tiesto adecuado para tu planta lo mejor es consultar con tu proveedor cuál es la alternativa ideal para la especie que tienes. Luego puedes colocarla en una maceta decorativa para que luzca mejor, pero recuerda cambiar ambas conforme la planta crece.

Temperatura y humedad para cuidar las orquídeas

Si vives en un país con estaciones es importante que sepas que las orquídeas no resisten el frío ni el calor extremos, ya que son de clima tropical y, por lo tanto, en estos casos deberás tener la planta siempre en el interior. Generalmente, una orquídea nunca debe estar a temperaturas inferiores a 10ºC ni mayores a 30ºC.

Es importante que determines con qué especie de orquídea cuentas para darle la temperatura perfecta según sus necesidades particulares. Algunas especies pueden requerir de estar incluso a 10ºC de diferencia entre la temperatura del día y de la noche para que se dé la floración. Este tipo de pequeños detalles hacen que sea imprescindible saber qué tipo de planta estamos cuidando.

Las orquídeas requieren de un clima con un 35% o 40% de humedad. Si vives en una zona seca es muy importante que intentes ofrecer a esta planta condiciones similares a las que requiere originalmente, por ejemplo instalando las bolas de arcilla húmedas en el fondo de la maceta, colocando un humidificador en la zona donde se encuentra tu orquídea, o agrupando esta planta con otras para que juntas generen un clima un poco más húmedo.

Cómo regar una orquídea

Otro de los aspectos vitales del cuidado de estas plantas es el riego. Así, estos son los consejos para regar una orquídea correctamente:

  • Es necesario usar agua blanda de baja mineralización, así que si vives en zona de aguas duras deberás usar agua filtrada o comprada embotellada.
  • Si te preguntas cada cuánto hay que regarlas ten en cuenta que es necesario que pase tiempo entre riegos para que, de esta forma, se seque el sustrato del todo. Además, en invierno se tienen que espaciar más que en verano.
  • Las raíces de estas plantas son indicadores muy fiables de la humedad que hay en el sustrato, así que para estar seguro de si ya las puedes regar o si todavía debes esperar unos días tendrás que fijarte en ellas. Si están de color verde es porque todavía contienen suficiente agua, pero cuando se tornan blanquecinas es que ya no les queda humedad y necesitan agua.
  • El mejor método es el riego por inmersión de las raíces, pero si se riega desde la superficie con una regadora es necesario asegurarse de que queda bien empapado así como que se escurra bien el exceso de agua.
  • Para cuidar una orquídea hay que tener en cuenta no excederse en el riego o las raíces podrían pudrirse, es decir, hay que evitar el encharcamiento. Para evitarlo, y al mismo tiempo mantenerlas húmedas, una buena idea es colocar en la base de la maceta bolas del arcilla humedecidas con agua, que ayudarán a que las orquídeas estén en perfecto estado. Asegúrate también de que el sustrato drena bien y no retiene agua en exceso, algo que tendrás garantizado si usas sustrato para orquídeas, hecho con corteza, y si evitas el uso de tierra vegetal.
  • Otro punto importante para el riego y el mantenimiento de la humedad son las vaporizaciones de agua, sobre todo en verano, teniendo en cuenta que nunca le dé el sol directo para evitar que se queme, ya que con el agua la quemadura sería mayor.

Riego de orquídeas por inmersión

Para usar este método de riego de orquídeas es necesario usar un recipiente algo hondo y llenarlo de agua hasta que la maceta quede casi cubierta, pero que el agua no llegue a la superficie de esta y no cubra la base de la planta. El tiempo puede variar de una planta a otra, pero con 10 minutos suele bastar para que las raíces absorban toda el agua que necesitan. Luego hay que dejar que escurra bien antes de volver a meterla en una maceta decorativa, ya que esta retendría el agua.

En este otro artículo de unCOMO podrás conocer Cómo funciona el riego por inmersión el cuál te resultará muy útil aunque se haga referencia al cuidado de bonsáis, ya que la técnica es la misma.

Abono para las orquídeas

Es muy importante que la planta reciba nutrientes y la mejor forma de obtenerlos es mediante abonos específicos para orquídeas, que podrás obtener en las tiendas especializadas. En el momento justo antes de empezar el período en el que la planta va a florecer puedes añadir abono y vitaminas en el agua de riego, con el fin de mantener tu planta hermosa y saludable.

Es necesario no usar abono con nutrientes y vitaminas en cada riego, ya que esto produciría un exceso de sales y nutrientes que dañaría la planta. Así, hay que hacer riegos con agua sola entre medio de los riegos con abono, ya sea comprado o abono natural hecho en casa.

Floración y poda de las orquídeas

La floración de las orquídeas es individual, es decir, es un factor que depende de la especie y de que cada planta puede tener diferentes épocas. Solo cuando se den las condiciones óptimas y tenga buen salud la planta florecerá. Es normal que al trasladarla de la tienda a casa tarde en florecer o pierda las flores que tenía, pero en cuanto se acostumbre y recupere volverá a florecer.

Una vez que la última flor se ha caído, puedes podar tu orquídea cortando sus varas desde la base, así obtendrás un nuevo brote de flores saludables cuando llegue el momento de que la planta florezca nuevamente.

Las orquídeas son plantas hermosas y muy delicadas, que requieren de condiciones y cuidados específicos para mantenerse saludables y hermosas. Si sigues estas instrucciones conseguirás que tus orquídeas luzcan perfectas año tras año.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar orquídeas - guía práctica de cuidados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Jardinería y plantas.

Comentarios (18)

Escribir comentario sobre Cómo cuidar orquídeas - guía práctica de cuidados

¿Qué te ha parecido el artículo?
18 comentarios
Su valoración:
Iris garcia
Mi orquídea está muerta que como le ago para revivirla ya e echo todo canela y no se que mas
raquel g
puedo ubicar la planta de orquidea cerca de otra planta ?
MAIRA MOSQUERA
buenas, ayudame, tengo una orquidea y estaba muy bien florecio, y casi a los tres meses y en dos dias exactamente cambio total sus hojas estan colocandose amarillas y marchitas, que hago
Su valoración:
estela guerrero
me encanto esta publicacion y me sirve para cuidar todas mis plantas con sus bellas floes ! OBVIO TIENEN 5 ESTRELLAS ! gracias !
Graciela
Tengo dos especies que nunca requieren gran cuidado, una es blanca con lila y dura un solo día, pero es de floración múltiple, la otra tiene flores en ramilletes color blancas, pero no veo estas especies en ningún post o página, me regalaron dos nuevas de las dedrobium, una tiene unas varas peladas, no c q hacer si dejarlas , cortarlas, son varas gruesas y sin foliación y otras mas delgadas con hojas. necesito consejos
Gracias!
Juan Carlos
Buenas tardes:
Según el artículo, es el evitar el uso de tierra vegetal, que tipo de tierra me podrían recomendaría y de donde lo podría obtener.

Gracias
Su valoración:
jose luis diez
que tipo son las de misiones
Su valoración:
elsa
quiero saber como se llama la planta q de sus hojas nacen las flores, las vendieron como orquideas
Su valoración:
Barbara Ojeda
necesito saber como cuidar una orquidea
Su valoración:
Erika
Ayúdenme a mantener mis orquídeas bonitas y en buen estado. Gracias

Cómo cuidar orquídeas - guía práctica de cuidados
1 de 4
Cómo cuidar orquídeas - guía práctica de cuidados