Compartir

Cómo cuidar suculentas colgantes

 
Por Brian Calvo Sánchez. 21 agosto 2020
Cómo cuidar suculentas colgantes

Tener plantas en casa es un deseo y una afición que compartimos prácticamente todos los seres humanos. Dedicar una zona de nuestro jardín, balcón o salón al cultivo de plantas es perfecto para llenar un espacio de nuestro hogar de más color y vida. Sin embargo, para tener un cultivo bonito y que nuestras plantas gocen de la mejor vida posible durante más tiempo, es necesario tener en cuenta algunos cuidados específicos para el crecimiento de cada una de nuestras especies.

En este sentido, las suculentas colgantes son plantas muy atractivas para los amantes de la jardinería, no solo por sus características formas, sino también por lo fácil que se adaptan a diferentes espacios. De hecho, las suculentas están cada vez más presentes en ambientes mediterráneos, pues aportan un toque original y armonioso a cualquier espacio. ¿No sabes cómo cuidar suculentas colgantes y estás pensando en incorporar algunas en tu casa? En este artículo de unCOMO te facilitamos toda la información que debes conocer.

Tipos de suculentas colgantes

Las suculentas colgantes son plantas capaces de almacenar agua en los tallos, hojas y raíces, y, de hecho, se caracterizan por tener unas hojas carnosas y tiernas, aunque hay ciertas diferencias dependiendo de la especie. Por lo general, las suculentas requieren de poca humedad y pueden crecer en climas secos sin problemas.

Para analizar los distintos cuidados de las suculentas colgantes, en primer lugar es necesario explicar que hay muchos tipos de suculentas colgantes. Aquí compartimos contigo algunas de las especies más populares:

  • Planta Rosario: la planta Rosario, de nombre científico Senecio rowleyanus, cuenta con unos tallos finos y largos y con hojas en forma de cilindros, lugar en el que guarda el agua que absorbe.
  • Rhipsalis: los rhipsalis son plantas de aspecto desaliñado que, en su conjunto, forman una especie de cortina. Existen unas 60 variedades de este tipo de suculenta, pero prácticamente todas ellas cuentan con tallos vistosos muy utilizados como elementos decorativos.
  • Cola de burro: la cola de burro, de nombre científico Sedum morganianum, es una especie muy resistente a las altas temperaturas que cuenta con llamativas hojas verdes que pueden adoptar tonalidades grises. Estas hojas se agrupan en racimos colgantes, lo que explica el nombre por el cual se conoce dicha planta.
  • Collar de corazones: la Ceropegia woodii se conoce popularmente como collar de corazones por la característica y bella forma que tienen sus hojas carnosas. Expuesta al sol, esta planta puede llegar a adoptar un color rojizo muy llamativo, y lo mejor de todo es que crece tanto en zonas algo sombrías como en espacios con luz del sol directa.
Cómo cuidar suculentas colgantes - Tipos de suculentas colgantes

Luz y clima

Tras detallar algunos tipos de plantas suculentas colgantes, el primer cuidado a tener en cuenta es el referente al clima y la luz. Al proceder de climas desérticos y calurosos como África o México, las plantas crasas colgantes de exterior resisten bien la sequía y la continua exposición al sol.

Sin embargo, debes tener en cuenta que existen suculentas colgantes de exterior y suculentas colgantes de interior, es decir, que hay especies que sobreviven mejor si no están en contacto directo con los rayos del sol, pues de lo contrario se deshidratan más rápidamente y pierden sus reservas de agua. Así pues, dependiendo de la suculenta que quieras tener en tu hogar, deberás colocarla en un lugar más o menos sombrío.

Si detectas que las hojas de tu planta empiezan a adquirir un color rojizo, querrá decir que estas están quemándose debido a una sobreexposición al sol. Si, por el contrario, el tono de las hojas es muy pálido, deberás reubicar la planta para que reciba más luz solar.

Abono

Otro aspecto a tener en cuenta es que todos estos consejos deben aplicarse tanto a las plantas suculentas colgantes con flores como a las que no tienen flores. En este caso, otro punto esencial es el abono.

A lo largo de la etapa de crecimiento, debes abonar tus plantas con un abono específico u orgánico una vez al mes. Pese a ser un cuidado temporal que llevarás a cabo solo durante un tiempo, la salud de tu planta se verá muy reforzada. A medida que la planta vaya creciendo, tendrás que trasplantarla para que el tamaño no desborde la maceta.

Puede que también te interese este artículo sobre Cómo plantar suculentas.

Cómo cuidar suculentas colgantes - Abono

Riego

Prácticamente todas las suculentas, incluyendo las cactus colgantes, se caracterizan por el escaso riego que necesitan. Un exceso de agua puede tener consecuencias fatídicas para tu planta, ya que podría pudrir sus raíces y matarla en poco tiempo.

Teniendo esto en cuenta, es fundamental controlar la frecuencia de riego y darle solo agua cuando veas que el sustrato está completamente seco. También tendrás que evitar encharcamientos cuando riegues tu planta, pues recuerda que son especies procedentes de climas cálidos que soportan mejor las temperaturas elevadas y secas que el frío y el exceso de agua.

En este artículo sobre Cómo regar las suculentas encontrarás información más detallada sobre este paso.

Drenaje

Debido a la necesidad de evitar charcos durante el riego de las suculentas colgantes, es vital que estas plantas mantengan un buen drenaje. De esta forma, podrán eliminar excesos de agua si sobrepasas la cantidad o la frecuencia de riego recomendada.

Desde unCOMO te recomendamos no colocar ningún plato por debajo de la maceta para evitar que el sustrato de las suculentas colgantes quede demasiado húmedo. En caso de que quieras poner un plato como elemento decorativo, asegúrate de tirar el agua almacenada tras el riego para evitar encharcamientos.

Cómo cuidar suculentas colgantes - Drenaje

Suelo

Para seguir aprendiendo cómo cuidar suculentas colgantes, debes tener en cuenta que estas curiosas plantas crecen perfectamente sobre distintas superficies (cortezas de árboles, rocas, etc.) Teniendo esto en cuenta, podemos deducir que la capacidad de estas especies para desarrollarse en diferentes terrenos hace que no requieran de un sustrato muy rico en minerales.

Las suculentas colgantes pueden crecer perfectamente en un suelo pobre, así pues, podrás realizar diferentes mezclas con el sustrato (bien sea arena o sustrato de cactus) sin temor a que haya consecuencias.

Desde unCOMO esperamos que estos cuidados de las suculentas colgantes te hayan ayudado. Por su bella apariencia y su gran resistencia a condiciones climáticas adversas, estas plantas son ideales para decorar tu hogar y otros espacios. Así pues, ante la duda de qué especies escoger para dar vida a tu casa, las suculentas colgantes son un acierto seguro.

Te recomendamos también echarle un vistazo a este artículo sobre Cómo eliminar plagas en plantas suculentas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar suculentas colgantes, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Jardinería y plantas.

Escribir comentario sobre Cómo cuidar suculentas colgantes

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo cuidar suculentas colgantes
1 de 4
Cómo cuidar suculentas colgantes

Volver arriba