Cómo cuidar un limonero

Cómo cuidar un limonero

El limonero es un árbol cítrico frutal de hoja perenne que puede llegar a medir 4 metros y vivir 70 años. Su fruto, como de seguro ya sabes, es el limón, un fruto muy rico en vitamina C lleno de propiedades curativas y estéticas. ¿Quieres plantarlo en casa? En este artículo de unComo te enseñamos cómo cuidar un limonero, verás que no requiere una atención ni una poda constante, y da limones muy jugosos la mayor parte del año.

Necesitarás:
Pasos a seguir:
1

El limonero es un árbol que necesita luz y humedad, por lo que deberás plantarlo en un lugar donde dé bastante el sol y regarlo con asiduidad. Será importante plantarlo con una tierra arcillosa, que filtre bien. No tolera el frío y el viento, así que en invierno se recomienda cubrirlo. Cuando se prevé una helada, cúbrelo con una manta o lona para mantener el calor en el árbol. Hay mucha gente que cuelga una bombilla de luz eléctrica en las ramas del árbol para generar calor adicional.

La temperatura ideal para plantarlo es ente 17 y 28 grados, por tanto, se recomienda hacerlo entre marzo y septiembre.

2

A la hora de plantarlo, es importante saber que necesita mucho abono rico en nutrientes como el nitrógeno, el fósforo o el potasio. Así que al introducir las semillas en la tierra, no solo es vital la tierra que filtre, si no que además serán necesarios unos dos kilos de abono. Para más información, consulta nuestro artículo cómo plantar un limonero.

3

El riego del limonero debe ser abundante durante todo el año. En la época estival será a diario y en invierno cada dos o tres días máximo. El tipo de riego lo elegirás en función del terreno, si es grande o si es un jardín podrás escoger entre un aspersor, una regadera o un sistema de inundación. En la medida de lo posible, deberás utilizar agua sin sal y fertilizantes para mejorar la cosecha. Mantén el área de debajo de la copa del árbol libre de césped y otros tipos de vegetación, que consumen el agua y los fertilizantes del limonero.

4

En primavera, se realiza la poda, la cual no debe ser excesiva, sobre todo en los primeros años. Se eliminan las ramas secas y se despejan las del interior para que le llegue la luz más fácilmente. La mayoría de las plagas y enfermedades que afectan a los limones causan daños solo cosméticos en la piel de la fruta y no debes preocuparte.

5

Cuando el limón esté amarillo, es el momento de su recolección, los verdes aún no están maduros. Tienen varias floraciones al año, aunque lo normal es que se recojan entre otoño e invierno. Para recogerlos, no se deben dar tirones, se recogen con unos alicates y evitando la humedad, ya sea por lluvia o el rocío de por la mañana.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar un limonero, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Jardinería y plantas.

Consejos
  • Puedes consultar más cuidados a árboles y plantas en la sección de uncomo: Las plantas frutales