Cómo cuidar un potos

Cómo cuidar un potos

Comúnmente conocido como potos o potus, nos referimos a una planta de interior de la familia de las aráceas. Su uso es básicamente como elemento decorativo en el hogar, centros comerciales, oficinas, etc. Resulta una planta muy atractiva gracias a sus vistosas hojas verdes y amarillas de forma acorazonada. En este artículo de unComo.com veremos sencillos consejos sobre cómo cuidar un potos.

Necesitarás:
Pasos a seguir:
1

Si no tenemos aún un potos que cuidar, bastaría con que nos hiciéramos con un esqueje de unos 15-20 centímetros que mantendríamos unos días en agua hasta que echen unas pequeñas raíces o hay quien directamente lo mete ya en la maceta de tierra. Yo lo prefiero en el agua, pero podéis hacerlo de ambas maneras. Al potos le gusta crecer enredándose y trepando, así que sería recomendable colocar en la maceta un tronco o un palo que le permita enredarse.

2

Una vez tenemos nuestro potos en su maceta, le buscaremos un buen lugar. A ellos no les sienta nada bien recibir la luz solar directamente, pero les encanta los lugares luminosos, así que hay que buscarles una zona luminosa pero que no les de el sol directamente.

3

Sobre la temperatura, le va bien la que haya en el interior de la vivienda, pero hay que evitar temperaturas muy bajas y también muy altas. Si puede ser que esté entre los 10 y los 25 grados.

4

En cuanto al riego, debe ser moderado: estaría bien regar los potos cada 10 días en invierno y cada 5 días en verano. Si lo regamos en exceso las hojas empezarán a ponerse marrones.

5

Cabe destacar que, en cierto modo, a los potos les gusta el ambiente húmedo. Para conseguir este ambiente, podemos hacerlo colocando debajo de la maceta un plato con piedras o bien usando un pulverizador sobre las hojas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar un potos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Jardinería y plantas.

Consejos
  • No cambiar mucho el potos de maceta. No antes de cada 2 años.