Compartir

Cómo cuidar una azalea

Por Sara Armas. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo cuidar una azalea

Las azaleas son un arbusto con flores en forma de campana y de colores muy llamativos que florecen al final del invierno y principios de la primavera, específicamente en abril y mayo. Su procedencia es de Japón y requiere de cuidados bastante delicados, respecto al suelo donde son plantadas, el riego, el tipo de agua y la temperatura a la que es expuesta. Un dato curioso de esta planta es que la miel que producen las abejas a partir de estas flores, resulta venenosa para los seres humanos. En unComo te explicamos cómo cuidar una azalea.

También te puede interesar: Cómo cuidar las azaleas
Pasos a seguir:
1

El primer punto que debes tener en cuenta para cuidar una azalea es la luz. La azaleas son plantas de exterior, pero si decides colocarla dentro de casa, deberás ubicarla en un área con mucha luz, pero que el sol no pegue directamente, ya que esto puede hacer que sus flores se marchiten pronto o cambien de color. Aunque en el exterior es preferible que esté en un lugar de semisombra.

2

La temperatura ideal para una azalea es entre los 12 y 22 ºC. En caso de que vivas en un lugar muy frío durante el invierno es preferible que la coloques dentro de casa, pero evitando las áreas cercanas a la calefacción. Es recomendable que utilices un humidificador para mantener la humedad de la habitación donde tengas la planta.

Cómo cuidar una azalea - Paso 2
3

El riego es uno de los puntos claves para cuidar una azalea.Esta planta necesita mucha agua, sobre todo si la tienes en el interior y cuando ya ha florecido. Si la plantas en el exterior necesitará menos agua. Lo ideal es regar la azalea 1 vez al día mientras esté en su momento de floración y hasta 2 veces en los días más intensos del verano.

Una buena opción de regado es colocar un plato lleno de agua debajo de la maceta y dejar que la planta la absorba, también puedes hacer un regado por inmersión, es decir, colocando la maceta dentro de un cubo de agua templada por media hora.

Hay que tener en cuenta que la calidad del agua es un tema importante a la hora de cuidar una azalea, ya que las aguas duras o con un alto contenido de carbonato, pueden poner las hojas de la azalea amarillas. El agua ideal sería la de lluvia, pero si usas agua del grifo es preferible, que la hiervas antes para eliminar la cal del agua, deja que se enfríe y riega la planta. Mantén la tierra húmeda, más no empapada.

4

Abonar una azalea es un trabajo que puedes hacer cada 15 días durante el proceso de floración, estas plantas necesitan un suelo ácido por lo que debes comprar uno especialmente para este tipo de plantas, igualmente puede ser uno para plantas de interior. También puedes utilizar la borra o posos del café.

Por otro lado deberás aportarle a la planta los nutrientes que necesita durante la etapa de floración. Utiliza un fertilizante que contenga hierro o especial para plantas de tierra ácida. Si las hojas de tu azalea comienza a tener un color amarillo y venas verdes, es un síntoma de que lo necesita.

Cómo cuidar una azalea - Paso 4
5

La azalea necesita ser podada para que vuelva a florecer, por lo que deberás hacerlo al final de su floración, nunca la podes en invierno. La poda permitirá que la planta produzca muchas más flores. En caso de que quieras trasplantar la azalea porque ya ha pasado su floración, llévala a una maceta más grande y asegúrate de abonarla con un sustrato ácido, colócala en el exterior y mantén la humedad para que vuelvan a formarse capullos durante el otoño. En este momento puedes llevarla dentro de casa otra vez y un mes después de haberla trasplantado coloca un fertilizante cada 15 días.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar una azalea, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Jardinería y plantas.

Escribir comentario sobre Cómo cuidar una azalea

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo cuidar una azalea
1 de 3
Cómo cuidar una azalea

Volver arriba