Compartir

Cómo cuidar una palmera kentia

 
Por Brian Calvo Sánchez. 4 septiembre 2020
Cómo cuidar una palmera kentia

Antes de tener en casa una planta es imprescindible aprender a cuidarla para que crezca y se mantenga en buen estado durante todo su ciclo de vida. Los vegetales no pueden expresar dolor o queja de forma que percibamos claramente, pero sufren las consecuencias de no tener sus necesidades cubiertas y podemos verlo mediante su aspecto, por lo que conviene aprender un poco sobre ellos antes de llenar nuestra casa de plantas. Tener plantas dentro y fuera de casa está al alcance de cualquiera, pero hay que ser responsables de su cuidado.

Las incógnitas sobre cómo cuidar determinadas plantas surgen con mucha frecuencia. Es el caso de muchas palmeras que pueden estar tanto en exterior como en interior, como sucede con la palmera kentia, conocida científicamente como Howea forsteriana y de origen australiano (este de Australia, en la isla de Lord Howe). Esta es una de las palmeras más buscadas para decorar las casas, pues su porte y color añaden un toque tropical y refrescante a cualquier rincón. Si quieres descubrir cómo cuidar una palmera kentia, en unCOMO te recomendamos que continúes leyendo este artículo sobre sus cuidados.

También te puede interesar: Cómo cuidar una palmera areca

Humedad

La palmera kentia es una planta que necesita estar en ambientes de humedad elevada. Por ello, en verano deberás humedecer sus hojas con agua mediante un pulverizador. De la misma forma, hazlo en los meses de invierno si la tienes ubicada en habitaciones de escasa humedad por la calefacción.

Pulveriza con agua la kentia a diario o como mínimo hazlo una vez por semana. Es muy importante que lo hagas cuando no le den ni le vayan a dar en las próximas horas los rayos solares.

Cómo cuidar una palmera kentia - Humedad

Cómo regar la planta de la kentia

Te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes consejos sobre el riego de la palmera kentia:

  • Si está plantada en el suelo, limita los riegos y ten en cuenta que será necesario regarla en lugares sin precipitaciones frecuentes, si no puede encharcarse y pudrirse. Así, en aquellas zonas con lluvias constantes, no hará falta preocuparse del riego.
  • La palmera kentia no tolera los excesos de agua en las raíces, por lo que opta siempre por regar lo justo y necesario. Antes de regarla asegúrate de que ya tiene el sustrato seco a unos pocos cm de profundidad, no solo en la superficie.
  • Ya sea de exterior (en un lugar sin grandes precipitaciones) o de interior, riega la planta con una frecuencia máxima de 2 veces por semana durante los meses de verano.
  • Riégala abundantemente dos veces al mes en invierno.
  • En aquellos casos que la kentia se encuentre plantada en una maceta y ubicada en el interior, calefacción incluida, podrás aumentar la frecuencia de riego a dos veces por semana en invierno.
  • Ten en cuenta que una kentia con las puntas secas en sus hojas puede indicar que le falta agua, así que riégala abundantemente si ves este síntoma, antes de que se le empiecen a secar y caer las hojas enteras.

Luz

La iluminación que requiere la palmera kentia no es excesiva, ya que soporta sin problemas la escasez de luz. Si buscas plantas con esta característica, aquí puedes ver más Plantas de interior con poca luz. Aún así, si la ubicas en una zona de interior, ponla cerca de alguna fuente de luz natural, como puede ser una ventana.

Las plantas más jóvenes de este tipo necesitan evitar el impacto directo de la luz solar: procura mantenerla alejada del contacto directo con los rayos solares hasta que cumpla los 5 años de vida. De esta manera, evitarás que sus hojas se quemen.

Cómo cuidar una palmera kentia - Luz

Poda y fertilizante

Otra de las dudas habituales sobre los cuidados de esta planta es cómo podar una palmera kentia. Cada cierto tiempo podrías encontrarte con follaje muerto o en muy mal estado, por lo que, para mantenerla en buen estado, deberías podarla dos veces al año, es decir, cada 6 meses. Para podarla correctamente, utiliza unas tijeras específicas de podar: deben estar afiladas y desinfectadas antes de comenzar esta tarea. Así, evitarás que la planta enferme de hongos y cortarás con seguridad.

Respecto al fertilizante para la palmera kentia, en interiores necesitará que la fertilices una vez en primavera y, como mucho, otra vez en verano. En invierno no es imprescindible para su correcto mantenimiento. Te recomendamos echar un vistazo a esta guía sobre Cómo hacer fertilizante casero.

Enfermedades y plagas

Para terminar de comentar cómo cuidar una palmera kentia, hay que fijarse en las enfermedades y plagas que puede sufrir, así como en otros problemas de mal manejo que pueden afectar a su salud. Aquí nos fijaremos en las enfermedades y plagas de la palmera kentia, y más abajo hablaremos de un problema habitual en sus hojas si se descuidan algunos de sus cuidados básicos.

  • Oídio: un hongo fruto del exceso de riego. La tierra de la planta debe estar seca para regarla y, ante todo, necesitas evitar que haya un exceso de agua en la maceta. La aplicación anual en la tierra de un fungicida natural también ayudará a combatir este hongo. Aquí te mostramos los Remedios caseros para el oídio en las plantas.
  • Araña roja y cochinilla algodonosa: son las plagas más habituales en la palmera kentia y aparecen en los meses más calientes del año. En estos enlaces puedes conocer Cómo combatir la araña roja y Cómo eliminar la cochinilla algodonosa.
Cómo cuidar una palmera kentia - Enfermedades y plagas

Cómo recuperar una kentia seca

Pese al escaso riego que necesita la planta, en ocasiones puedes encontrarte la kentia con las hojas inferiores secas. Será una clara señal de la falta de agua. Además, también le pueden empezar a amarillear las hojas superiores o laterales, así que si ves que algunas de sus hojas empiezan a secarse, poniénose amarillias o marrones, te recomendamos seguir estos consejos con los que aprenderás las posibles causas de este problema y qué hacer para recuperar una palmera kentia seca:

  • Aumenta la frecuencia de riego: tienes la opción de regar la planta una o dos veces a la semana en verano. Cambia a dos veces semanalmente y, en invierno, sigue esta recomendación hasta que la kentia recupere un buen aspecto.
  • Mantén unos niveles de humedad adecuados: cuando no le dé el sol, pulveriza con agua las hojas de la palmera cada día hasta recuperar su estado original.
  • Poda las partes que están muy mal: si las hojas han cogido un color amarillento y evolucionan al color marrón, la mejor alternativa es podar la planta. Así, se podrá regenerar mejor y recuperarás la planta.
  • No la expongas al sol directo fuerte: si la kentia está muy seca, ubícala en una habitación sin mucha iluminación durante unos días para que tenga un mejor aspecto. Este punto será especialmente importante si se trata de una planta joven (menor de 5 años).

Si te gusta esta palmera para tener en interior y quieres conocer otras especies de plantas de tamaño medio o grande para interiores, no te pierdas este otro artículo de unCOMO en el que verás 5 plantas de interior grandes. Además, si prefieres tenerla fuera y también buscas otras especies, aquí puedes ver Los mejores tipos de palmeras para jardines y terrazas.

Cómo cuidar una palmera kentia - Cómo recuperar una kentia seca

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar una palmera kentia, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Jardinería y plantas.

Escribir comentario sobre Cómo cuidar una palmera kentia

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo cuidar una palmera kentia
1 de 5
Cómo cuidar una palmera kentia

Volver arriba