Compartir

Cómo disimular un radiador

Por Olivia Gracia . Actualizado: 16 enero 2017
Cómo disimular un radiador

A veces algunos radiadores son poco estéticos, muy grandes o están en desconchados u oxidados. Muy a menudo nos gustaría disimularlos y no sabemos como hacerlo. Existen varios tipos de radiadores, algunos son estéticamente atractivos, como lo antiguos modernistas, que incluso pueden estar decorados. Otras veces nos encontramos con aparatos grandes que nos ocupan demasiado espacio. Por último, encontramos unos radiadores poco decorativos que distorsionan nuestro estilo y desearíamos perderlos de vista. En unComo.com queremos enseñarte cómo disimular un radiador de una forma útil y estética que le dará un toque personal y práctico a tu hogar.

También te puede interesar: Cómo disimular una puerta
Pasos a seguir:
1

En el caso de que tengas radiadores antiguos, con motivos decorativos, por ejemplo, no es necesario que los cubras ya que de por sí cumplen una función estética y pueden convertirse en un elemento que aporte a tu hogar un toque de sofisticación.

Si se encuentran en mal estado, oxidados o desconchados, quítales el óxido y píntalos en un color bonito, resaltándolos para que luzcan en todo su esplendor.

Si no quieres cubrirlos pero prefieres disimularlos un poco, simplemente lo que tienes que hacer es pintarlos del mismo color que la pared. Así, se verán más discretos.

2

Una forma muy práctica y útil para disimular un radiador es simplemente colocar una estantería encima. Matarás dos pájaros de un tiro, disimularás el radiador y le darás un nuevo uso. Es mejor que coyes la estantería a la pared para evitar que se caiga. Los elementos que coloques encima son importantes, ya que deberían llevarse todo el protagonismo y restárselo al radiador.

Puedes decantarte por velas, plantas, marcos o incluso puedes convertir el rincón en un cálido espacio de lectura colocando una lámpara y un sillón orejero al lado del radiador. Podrás leer tus libros favoritos cerca del calor que irradia el radiador en las tardes lluviosas de invierno. Muy acogedor.

Cómo disimular un radiador - Paso 2
3

Otra idea es disimularlo con una reja decorativa especial para este menester. Las hay de muchos tipos y adecuadas para todo tipo de decoración. Generalmente se trata de un cajón que se coloca delante del radiador en cuya parte delantera hay una reja para dejar pasar el calor de forma adecuada cuando el radiador está en funcionamiento.

En la parte superior puedes también dejar objetos a modo de decoración, así como hacer una mini librería, por ejemplo.

4

El radiador de la cocina puede resultar molesto y restar espacio al habitáculo pero con un poco de imaginación podemos crear una maravillosa barra encima del radiador que nos servirá de mesa auxiliar para los desayunos y las meriendas.

Puedes colocar una tabla de madera por encima del radiador con el espacio suficiente para que puedas introducir las piernas debajo. Añade unos taburetes de barra. Conseguirás que tu cocina cuente con una mesa auxiliar para comidas improvisadas muy útil y práctica que, además, disimulará el antiestético radiador.

Cómo disimular un radiador - Paso 4
5

Ese radiador que es lo primero que se ve al entrar en tu casa también puedes disimularlo. Si tienes un radiador en el recibidor de tu vivienda y deseas disimularlo, coloca una mesa auxiliar encima. Simplemente coloca una mesa que te guste y combine con el resto de elementos decorativos de tu hogar con las dimensiones adecuadas para que el radiador quede debajo de ella.

Coloca encima una lámpara para dotar a tu recibidor de una luz indirecta más cálida, un marco, una cajita para las llaves, una planta... El radiador se volverá invisible ya que el protagonismo se lo llevará tu nuevo mueble de recibidor.

6

Si te encuentras en la disyuntiva de que el radiador de tu casa ya no se usa pero no puedes gastarte dinero para las obras que conlleva su eliminación, puedes colocar un mueble con puertas delante del radiador.

Simplemente coloca un mueble bajo con las dimensiones adecuadas para cubrirlo y elimina la parte de atrás del mismo para que pueda introducirse el radiador. Es una solución que solo es adecuada si el radiador ya no funciona o no se usa, porque, en caso contrario, un radiador en funcionamiento no debe taparse del todo por seguridad.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo disimular un radiador, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Interiorismo y Decoración.

Escribir comentario sobre Cómo disimular un radiador

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo disimular un radiador
1 de 3
Cómo disimular un radiador

Volver arriba