Compartir
Compartir en:

Cómo eliminar la pintura de superficies de hierro y metal

Cómo eliminar la pintura de superficies de hierro y metal

¿Necesitas eliminar restos de pintura de superficies de hierro y metal, pero no sabes muy bien cómo hacerlo? No te preocupes, has llegado al artículo indicado. En las siguientes líneas, vamos a mostrarte cuáles son las formas más efectivas de hacerlo y con las que podrás obtener mejores resultados. Es muy común que cuando queremos pintar cualquier elemento, nos encontremos con el problema de que la pintura antigua está mal adherida o ya hay una gran acumulación de la misma. Ante ello, la mejor solución es retirarla para que la superficie quede con un acabado perfecto y la pintura nueva se pueda aplicar mejor. Sigue leyendo este artículo de unCOMO para saber cómo eliminar la pintura de superficies de hierro y metal.

Lijar el hierro

Una de las mejores formas de eliminar la pintura del hierro o el metal, especialmente, cuando nos enfrentamos a grandes superficies es la llamada eliminación mecánica. Esta consiste en lijar la superficie a tratar con una lijadora eléctrica o manual, aunque la primera de ellas facilitará muchísimo el trabajo y funciona muy bien en caso de superficies grandes y planas.

No obstante, es muy probable que si la superficie cuenta con zonas de difícil acceso, tengamos que hacer uso de las dos, ya que una lijadora manual puede ayudarnos más fácilmente a quitar la pintura de aquellas áreas a las que es más complicado acceder. Para esa tarea, en el mercado, hay muchísimas esponjas de lijas con distintos granos, por lo que podremos elegir aquella que mejor se adapte a la superficie.

En cuanto a las lijadoras eléctricas, también podemos encontrar diversidad de lijas con distintos granos, desde muy finos a más gruesos, y con diferentes formas según el tipo de máquina. Entre las más comunes, se encuentran las de forma redonda para lijadoras rotorbital y las hojas para lijadoras cuadradas. Algunas de las mejores lijadoras eléctricas que se pueden adquirir son: Black & Decker KA161BC-QS, Bosch PSM 80 A y Einhell RT-OS 13.

En el siguiente artículo de unCOMO puedes ver algunos consejos para elegir una lijadora.

Decapantes químicos

La utilización de decapantes químicos es otra técnica muy recomendable para quitar la pintura del hierro y metal en zonas pequeñas y de difícil acceso. Este tipo de productos son muy fáciles de usar, ya que tan solo debes aplicar el producto, esperar a que haga efecto durante unos minutos y, después, raspar la zona con un cepillo.

El decapante lo que hará será que la pintura adherida a la superficie se reblandezca, permitiendo así que luego sea removida con muchísima facilidad. Hay muchos tipos de decapantes disponibles en el mercado, por lo que tendrás que elegir aquel que sea más efectivo contra la pintura que deseas eliminar.

Durante su uso, es muy importante extremar las precauciones, pues son productos muy ácidos que pueden perjudicar tanto la salud de nuestra piel como la de nuestros ojos. Por ello, antes de aplicarlo, protégete con guantes de nitrilo y unas gafas protectoras.

Taladro con cepillo de alambre

¿Quieres quitar la pintura de una reja de hierro? Entonces, la opción del taladro con cepillo de alambre es la mejor para ti. Este método de trabajo es perfecto para eliminar los restos de pintura en superficies pequeñas de hierro y con muchos bordes, como es el caso de las rejas de hierro o las barandillas.

Algunos de los taladros que se pueden utilizar son Bosch PSB 530 RE y Einhell TH-CD.

Quitar la pintura con soplete

Los sopletes o quemadores son ideales para este tipo de actividades de bricolaje, ya que el calor es uno de los mejores métodos para eliminar la pintura de superficies de hierro y metal complejas. Con la aplicación de calor, se consigue reblandecer la pintura o barniz viejos pudiendo, posteriormente, retirarla fácilmente con una espátula. Para quitar los posibles restos de pintura que puedan quedar, es recomendable que la tarea se complete utilizando un cepillo de alambre.

Si se utiliza esta técnica, es importante tener en cuenta que, mientras se lleva a cabo la aplicación de calor, la pintura vieja puede gotear y manchar el suelo. Por ello, es conveniente proteger el suelo con papel de periódico o telas viejas.

¿Qué te han parecido nuestras sugerencias de hoy? ¿Conoces algún otro método que quieras compartir con nosotros? En ese caso, te invitamos a completar nuestra pequeña guía para eliminar restos de pintura de este tipo de superficies de muebles, herramientas o cualquier otro objeto que podamos tener en casa, en el garaje o en la oficina dejando un comentario en la parte inferior de este artículo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo eliminar la pintura de superficies de hierro y metal, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Limpieza del hogar.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cómo eliminar la pintura de superficies de hierro y metal

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo eliminar la pintura de superficies de hierro y metal
1 de 3
Cómo eliminar la pintura de superficies de hierro y metal