Compartir

Cómo hacer repelente para insectos casero

Por Mónica Cervera. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo hacer repelente para insectos casero

Los insectos son un incordio para las cenas al aire libre y las calurosas noches de verano con las ventanas abiertas, donde las horas de sueño pueden convertirse en una tortura debido al molesto zumbido de los mosquitos. Ciertamente podemos hacernos con repelentes en el supermercado para estas situaciones, sin embargo, los repelentes en aerosol contienen toxinas que pueden dañar el tracto respiratorio y llegar a irritar la piel. Pero existen productos a tu alcance que, al ser totalmente naturales, podrás utilizar en todo tipo de pieles, e incluso en personas alérgicas. Además conseguirás repeler a los bichos sin dañar el medio ambiente. En unComo te enseñamos cómo hacer repelente para insectos casero.

También te puede interesar: Cómo hacer un repelente casero para arañas
Pasos a seguir:
1

En primer lugar, puedes crea tu propio repelente natural utilizando un pulverizador. Añade de 118 ml a 147 ml de hamamelis y cuatro o cinco gotas de los aceites esenciales de citronela, eucalipto y lavanda. A continuación agítalo para que mezclen bien todos los componentes y pulverízalo sobre tu piel para evitar que los insectos se te acerquen. Al finalizar, lávate las manos tras la aplicación, y recuerda no frotarte los ojos si las tienes rociadas de aceites esenciales.

2

Si cuentas en tu hogar con un patio o jardín, puedes plantar algunas plantas repelentes naturales que alejarán a los insectos de tu alcance. De esta manera tan natural podrás evitar utilizar químicos o pesticidas que dañen tus macetas. Las plantas que más te recomendamos son la citronela y la caléndula, cuyo dulce olor detestan los insectos.

Entre estas plantas también encontramos el poleo, que repele garrapatas, pulgones y hormigas además de otros insectos. Por otro lado tenemos el ajo, hierba cuyo fuerte olor repele a gran cantidad de insectos, como a los mosquitos, ácaros, pulgones, garrapatas, escarabajos japoneses y bichos de ciruelas. También son igual de efectivos los dientes de ajo.

Otras opciones son: la hierba gatera, que protege contra mosquitos, polillas de repollo y gusanos; la caléndula, como hemos mencionado, que es un repelente de mosquitos, algunos tipos de escarabajos, anguílulas, moscas blancas, entre otros; la citronella, realmente poderosa contra los mosquitos; y el romero contra las polillas de repollo, moscas, escarabajos de frijol, caracoles, babosas y gusanos de col.

3

A continuación te ofrecemos otros trucos infalibles. Colocando un vaso de vinagre al lado de tu ventana evitarás que los insectos se acerquen, pues no toleran este fuerte olor, y esto también puedes hacerlo con hojas de menta, las cuales machacándolas y añadiéndoles unas gotas de agua liberarán más aroma.

Por otro lado, hazte con un ramillete de espiga para que espante a los mosquitos. Esto también funciona con un ramillete de albahaca, e incluso colocando una maceta de albahaca fresca en cada habitación, pues esto hará que los mosquitos se olviden de entrar en ellas. También tienes aceites como romero, tomillo, pino, cedro y geranio para espantarlos.

4

Si lo que te interesa repeler es a los molestos mosquitos, opta por el clavo de olor. Para este repelente casero necesitarás hacer una infusión con 30 unidades de clavo de olor y un litro de agua, después cuélalo y haz una mezcla homogénea con champú para bebés. A continuación unta la solución sobre rostro, brazos y piernas para que no te piquen estos insectos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer repelente para insectos casero, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mantenimiento y seguridad en el hogar.

Escribir comentario sobre Cómo hacer repelente para insectos casero

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo hacer repelente para insectos casero
Cómo hacer repelente para insectos casero

Volver arriba