Cómo hacer un contenedor para el reciclado de materia orgánica

Cómo hacer un contenedor para el reciclado de materia orgánica

La composta es el reciclado de la materia orgánica a través del proceso natural de descomposición. Con esta técnica se puede llegar a reducir hasta el 50% de los residuos del hogar y después puede utilizarse como abono para plantas y jardines. A continuación, te mostramos cómo hacer tu propio contenedor para el reciclado de materia orgánica.

Necesitarás:
Pasos a seguir:
1

Corta un rectángulo en la parte de debajo de uno de los laterales del contenedor. El rectángulotendrá que ser un poco más pequeño que la lámina de acrílico que utilizaremos.

2

Pega la lámina de acrílico con pegamento desde dentro del contenedor. De esta forma,tendremos una ventana desde la que podremos ver si la tierra de la composta está formada.

3

Ahora tendrás que cortar otro rectángulo del mismo tamaño en la parte de abajo del frente delcontenedor.

4

A continuación, coloca una bisagra con pegamento o tornillos para que se pueda abrirfácilmente. Por esta puerta sacaremos la tierra de la composta.

5

Haz pequeñas perforaciones por todo el contenedor con un cuchillo o cúter (como máximo demedio centímetro de diámetro). Por estos agujeros se aireará la composta.

6

Para empezar a hacer la composta coloca en el fondo del contenedor una capa de 10 centímetros de hojas secas o pasto. Después una capa de 5 centímetros de la materia orgánica que quieres que se descomponga.

7

Encima de esta vuelve a colocar otra capa de hojas secas y así sucesivamente. La composta se formará de seis a ocho semanas.

8

Con estos pasos ya has aprendido hacer un contenedor para el reciclado de materia orgánica ahora, lo más importante, usarlo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer un contenedor para el reciclado de materia orgánica, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Limpieza del hogar.

Consejos
  • Evita meter en el cubo trozos de carne y huesos ya que harán difícil el proceso de descomposición.
  • Tritura al máximo los desperdicios que quieres descomponer para que el proceso sea más fácil y rápido.