Compartir
Compartir en:

Cómo hacer un jardín vertical casero

1 vez compartido
 
Cómo hacer un jardín vertical casero

El jardín vertical también se conoce como pared de cultivo, ya que este término hace referencia a una instalación vertical donde son cultivadas plantas de distintas especies, y no únicamente ornamentales, ya que con la llegada de la huerta urbana, también son muchas las verduras y hortalizas que pueden cultivarse de esta forma. Existen verdaderos monumentos en forma de jardín vertical, en países como España, Francia o México. Este tipo de muros verdes cuentan con estructuras muy complejas, pero si tienes poco espacio y quieres aprovecharlo para hacer un jardín, debes saber que puedes simplificar esta compleja estructura y crear un jardín vertical casero de forma sencilla y adaptado a las dimensiones de tu hogar. ¿Quieres saber más? Entonces no dejes de leer este artículo de unComo.

También te puede interesar: Cómo cuidar un jardín vertical

Herramientas y materiales necesarios

Para la construcción de tu jardín vertical, necesitarás un rotulador, una taladradora con perforación circular (broca) y una sierra de arco para cortar algunos materiales.

En cuanto a los materiales, solo necesitarás adquirir los siguientes:

  • Caños de PVC, las dimensiones idóneas son de 10-15 centímetros de diámetro y de 2-3 metros de longitud (ten en cuenta que el 25 % de la longitud quedará bajo tierra).
  • Piedras grandes de diámetro similar al de los caños de PVC.
  • Tubería de riego por goteo.
  • Las plantas que desees cultivar, ya sea en forma de semilla o plantel.
  • Sustrato, preferiblemente adaptado a las necesidades de las plantas elegidas.

Realizar los agujeros para las plantas

Los caños son las estructuras que sostienen las plantas en el jardín vertical, por lo tanto el primer trabajo que debes realizar con estas estructuras es el marcaje de los agujeros a través de los cuáles introducirás las plantas y estas permanecerán en contacto con el exterior.

Si has elegido un caño con 10 centímetros de diámetro, únicamente se recomienda hacer un agujero, en cambio, si el caño es de 15 centímetros de diámetro, puedes llegar a hacer hasta un máximo de 3 agujeros, aunque esto dependerá de las plantas elegidas.

Marca con el rotulador los agujeros que vas a realizar en el caño, teniendo en cuenta que el tamaño del agujero dependerá del tamaño de la planta. Una vez marcados con el rotulador, corta los caños con la sierra o con la taladradora.

Fijar los caños

Una vez los caños están preparados para la introducción de las plantas, es el momento de fijarlos en el espacio donde hayas decidido crear el jardín vertical, para ello dispones principalmente de 2 opciones, puedes fijar los caños enterrándolos en la tierra o bien sujetándolos en un contenedor lo suficientemente amplio como para sostenerlos, en este caso las piedras te resultarán de gran utilidad para aportar estabilidad.

La parte del caño que debe quedar bajo tierra es el 25 %, por ejemplo, para un caño de 2 metros, deberías dejar bajo la tierra una longitud de 50 centímetros.

Siembra y regado

Para finalizar la creación del jardín, se debe incorporar el sustrato necesario en el interior del caño de PVC, para que te hagas una idea de la cantidad necesaria, todos los agujeros destinados a cultivar una planta deben disponer de la suficiente tierra.

Una vez has llenado el caño con el sustrato, es el momento de iniciar la siembra, si decides iniciar el proceso de cultivo desde la semilla deberás consultar las instrucciones del sobre que las contiene, ya que en el mismo envase se indicará la profundidad de siembra necesaria.

En el caso de sembrar planteles, es más sencillo, procura fijar adecuadamente sus raíces a la tierra sin cubrir las hojas. Posteriormente, deberás tener cuidado con la exposición solar, cubriendo las plantas en las horas centrales del día en el caso de que las condiciones climáticas sean muy cálidas.

Finalmente, solo te quedará colocar la tubería de riego por goteo para que cada planta tenga un flujo constante y adecuado de agua.

Si optas por el riego manual, debes organizar adecuadamente el cuidado del jardín vertical, ya que las plantas que queden hacia arriba recibirán mucha mayor cantidad de agua que las plantas que queden más próximas al suelo. Por lo tanto, en los agujeros superiores deberás colocar las plantas con mayores necesidades de agua y en los agujeros inferiores aquellas que apenas necesiten riego.

Además, te recomendamos que consultes el siguiente artículo para descubrir cuáles son las mejores plantas para un jardín vertical.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer un jardín vertical casero, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Jardín y césped.

Escribir comentario sobre Cómo hacer un jardín vertical casero

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo hacer un jardín vertical casero
1 de 2
Cómo hacer un jardín vertical casero