Compartir

Cómo hacer una hidroponía casera

Por Laura Ruiz. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo hacer una hidroponía casera

En este artículo te lo explicamos todo acerca de la hidroponía, un método de agricultura que, si bien se nos presenta como una técnica innovadora, fue descubierta en el siglo XIX. No obstante, como veremos más adelante, fue utilizada desde tiempos remotos por antiguas civilizaciones que, sin llegar a realizar las investigaciones que tuvieron lugar mucho tiempo después, cultivaron con métodos muy similares a lo que se conoce hoy como hidroponía. En unComo vamos a contarte cómo hacer una hidroponía casera y, además, te descubriremos también el origen de esta técnica que ahora está tan en auge.

También te puede interesar: Cómo hacer un huerto ecológico casero

¿Qué es el cultivo hidropónico?

Desde las ciencias naturales que se enseñan de forma académica en primaria siempre se nos ha dicho que para que una planta viva y se desarrolle de forma adecuada necesitará sol, agua, tierra y determinados nutrientes. Lo cierto es que la tierra no es imprescindible, por extraño que parezca. En esto precisamente se basan los cultivos hidropónicos o hidroponía, en un método de agricultura donde la tierra ya no es el sustento principal de las plantas.

Para que podamos entender estos conceptos de forma práctica, en los cultivos hidropónicos se disuelven en agua los elementos químicos que son necesarios para el correcto desarrollo de la planta, de esta forma, ya no es necesaria la tierra ya que esta actúa como reserva de nutrientes. Pero si somos capaces de brindar estos nutrientes a través de una solución hidropónica, por extraño que parezca, la tierra ya no será necesaria para el cultivo.

Origen de la hidroponía

El sistema hidropónico ha sido estudiado a lo largo de nuestra historia, de hecho, el estudio de esta técnica está datado desde el año 382 a.C. No obstante, el primer escrito data del año 1600 cuando un investigador documentó sus propias experiencias para afirmar que las plantas obtenían los nutrientes del agua.

Los aztecas fueron la primera civilización humana en cultivar a través de la técnica hidropónica, no obstante, lo hicieron mediante el uso de chinampa, una técnica que utilizaba balsas de tierra para cubrir superficies con agua, por lo tanto, no coincide exactamente con las características que hoy definen el cultivo hidropónico.

Las soluciones hidropónicas que se utilizan en la actualidad fueron desarrolladas por investigadores en la década de los años 30 pero desde entonces hasta ahora han sufrido ligeras modificaciones.

Cómo hacer una hidroponía casera - ¿Qué es el cultivo hidropónico?

Nutrientes para hidroponía

Ahora que ya empezamos a conocer en qué consisten los cultivos hidropónicos, es el momento de aclarar qué mezcla de nutrientes se utilizan para sustituir el efecto de la tierra en el desarrollo de las plantas.

La solución nutritiva que se emplea en hidroponía requiere de la presencia de 13 minerales prioritarios para el desarrollo de las distintas especies vegetales:

  • Nitrógeno
  • Potasio
  • Fósforo
  • Calcio
  • Magnesio
  • Azufre
  • Hierro
  • Manganeso
  • Zinc
  • Boro
  • Cobre
  • Silicio
  • Molibdeno

¿Qué plantas pueden crecer en los cultivos hidropónicos?

No existen las denominadas plantas hidropónicas en el sentido de que la hidroponía no es un medio de cultivo reservado únicamente a determinadas especies vegetales.

Prácticamente cualquier planta terrestre puede crecer en un cultivo hidropónico, ya sea en una disolución de minerales en agua o bien en una disolución de minerales en medios inorgánicos como la arena lavada o la grava.

No obstante existen ciertas especies (tanto comestibles como ornamentales) que están especialmente indicadas para cultivo hidropónico, veamos a continuación cuáles son:

  • Tomate
  • Lechuga
  • Pepino
  • Cilantro
  • Acelga
  • Ajo
  • Cebolla
  • Pimiento
  • Chile
  • Patata
  • Calabaza
  • Melón
  • Sandía
  • Ajo
  • Estragón
  • Orquídeas
  • Dalías
  • Girasoles
  • Rosas
  • Plantas aromáticas
Cómo hacer una hidroponía casera - ¿Qué plantas pueden crecer en los cultivos hidropónicos?

Cómo hacer una hidroponía casera

La hidroponía llevada a gran escala nos plantea dudas acerca de su sostenibilidad, higiene y coste, no obstante, cuando reducimos el cultivo a un ámbito doméstico, prácticamente todo son ventajas.

El sistema hidropónico se compone principalmente de los siguientes elementos:

  1. Una fuente de agua que posteriormente sea impulsada por un sistema de bombeo
  2. Recipientes con la solución madre, es decir, la mezcla de nutrientes que hemos mencionado anteriormente
  3. Cabezales para el riego
  4. Infraestructuras de canales donde se distribuyan las plantas y sustratos

Aunque en un principio al nombrar estos componentes nos pueda parecer verdaderamente complejo montar un sistema hidropónico, nada más lejos de la realidad, pues en la actualidad el mercado nos ofrece múltiples kits caseros para hidroponía, los cuales son asequibles aunque también debemos mencionar que los precios son muy variables dependiendo de la complejidad y capacidad del sistema.

También tenemos la opción de montar un sistema hidropónico nosotros mismos reutilizando todos los materiales posibles, como por ejemplo, garrafas donde poder cultivar nuestras plantas.

Cómo hacer una hidroponía casera - Cómo hacer una hidroponía casera

Ventajas de la hidroponía casera

Las ventajas de la hidroponía casera son muchas, empezando por el hecho de ganar autosuficiencia y poder ingerir los alimentos que hemos cultivado, que en este caso, se han desarrollado de una forma limpia y ecológica sin utilizar pesticidas sintéticos, lo que también se conoce como hidroponía orgánica, refiriéndonos al tipo de alimentación y cuidados que recibe la planta, ya que un cultivo 100 % orgánico es un cultivo en tierra, no obstante, este término sigue despertando controversia.

A través de un sistema doméstico de hidroponía también podremos realizar el interesante forraje verde hidropónico, que se obtiene a través del proceso de germinación de granos de cereales y leguminosas.

El grano que ha germinado finalmente alcanzará una longitud de 25 centímetros y el forraje resultante de este proceso es idóneo para nutrir a animales, por lo tanto, un sistema que permita la obtención de forraje verde hidropónico será prácticamente imprescindible en aquellas casas de campo donde la familia se dedique al ganado, representando el cultivo hidropónico multitud de ventajas para la nutrición de estos animales.

En agricultores experimentados y con el espacio suficiente cabe la posibilidad de emplear también invernaderos hidropónicos, los cuales supondrán una fuente de alimento ecológico y de calidad durante todo el año.

Verdaderamente es incalculable el impacto tan positivo que puede tener sobre nuestro organismo una alimentación de calidad basada principalmente en vegetales que hayan sido cultivados de forma limpia mediante hidroponía.

El cultivo hidropónico representa el futuro de la agricultura, no obstante, no debemos despreciar el importante papel de la tierra en el desarrollo de los alimentos, por ello, es recomendable acudir a la hidroponía únicamente cuando el suelo no permita una adecuada nutrición de la planta o cuando no se pueda hacer frente de forma natural y ecológica a las plagas.

Cómo hacer una hidroponía casera - Ventajas de la hidroponía casera

Desventajas de la hidroponía

Uno de los problemas más grandes que existen en torno a la hidroponía es que muchas veces se exaltan demasiado sus características positivas y se hace caso omiso de que, al igual que cualquier otro sistema de cultivo, tiene sus puntos débiles.

De esta manera los productores quedan en el entendido de que con adoptar la hidroponía sus plantas crecerán mejor y los rendimientos aumentarán, siendo que este no ocurre así, pues es verdad que este sistema permite un mejor desarrollo de los cultivos, pero se requiere hacer énfasis en muchos aspectos más ya que por si sola no garantiza el éxito.

Mucho más atención a los cultivos

El hecho de adoptar la hidroponía como sistema de cultivo no facilitará la vida de los productores como muchos suponen; en lugar de eso requerirá de mayor atención de los mismos. Se debe entender que este sistema es más específico y requiere de una mayor atención a los pequeños detalles, que a la larga son los que llevarán al éxito o fracaso de la producción.

En este sistema la programación de los tiempos debe ser precisa y no es posible saltarse actividades, la solución nutritiva se debe mantener siempre balanceada de acuerdo a las necesidades de las plantas y este balance se puede modificar de un día para otro, por lo cual un cultivo en hidroponía no se puede estar revisando cada dos o tres días, si no que es un trabajo de tiempo completo.

Las plantas demasiado dependientes

En la hidroponía se le brinda a las plantas las condiciones para su desarrollo, si no óptimas si las más adecuadas; esto con el propósito de evitar que sufran estrés por competir con las demás por agua, luz y nutrientes.

Sin embargo, lo anterior conlleva a que las plantas se vuelvan demasiado susceptibles al más ligero cambio y sus capacidades de adaptación se ven minimizadas, pues se vuelven dependientes del hombre por completo. Por ello la atención en todo momento a cultivos en hidroponía es crucial, pues es fácil que sufran desbalances nutrimentales o alteraciones severas si se afecta el abatecimiento de oxígeno y agua.

Inversión inicial alta

Esta es la desventaja que más se conoce, pues el desembolso de dinero que hay que hacer en un inicio para instalar un sistema hidropónico es generalmente alto. Es necesario pagar bombas, llaves de paso, tubería, filtros, contenedores (bolsa, tinas, etc.), sustrato, tinacos o cisterna, y muchas cosas más.

Si se realiza el proyecto de manera adecuada es posible recuperar la inversión en poco tiempo, pero esto solo ocurre cuando se conocen y explotan adecuadamente las ventajas de la hidroponía. En la mayoría de los casos, al ser inversiones considerables, estas se recuperan a mediano y largo plazo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer una hidroponía casera, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Jardinería y plantas.

Escribir comentario sobre Cómo hacer una hidroponía casera

¿Qué te ha parecido el artículo?
6 comentarios
Alexis Santisteban Baldera
Primeramente podemos sembrar la semilla en tierra y pasarlas a lo que mas adelante seria nuestro proyecto de Hidroponía.
1.- Colocar nuestro proyecto en un lugar especifico que cuente con Luz, Agua, Un suelo fértil, etc.
2.- En el caso de nuestra institución educativa (COAR Lambayeque) Utilizamos tubos plásticos con agujeros en la cual colocamos pequeños envases y ahí empezamos la verdadera experiencia de realizar nuestra Hidroponía.
3.- Cultivamos la "papa", un producto originario de nuestra región, en la cual tuvimos que identificar todos los tipos de nutrientes para nuestra cosecha, el tipo de agua, su tipo de suelo, Un lugar fresco y con una cantidad de sol necesario para la planta.
4.- Por ultimo cosechamos la papa y contamos con mucha ayuda, ya que nuestro proyecto fue todo un éxito.
¡Pero lo mas importante es el Trabajo en Equipo, recuérdenlo!
luis ricardo vera quintana
que nesecito para una hidroponia casera
silvia
se puede hacer un sistema hidrponico con botellas de plastico.
EFRAIN SANCHEZ
ESTE ARTICULO NO EXPLICA NADA DE LO QUE ES HIDROPONIA ,POR FAVOR SER MAS PRECISOS Y NO CAER EN TANTAS AMBIGUEDADES
Nelson
Tengo vivero de rosas en tierra, me gustaría poder hacerlo en hidroponia, necesito información como hacerlo. Gracias
Su valoración:
Gilberto
Su articulo hidroponia casera debe ser mas preciso en cuanto los diferentes aspectos a considerar como tal. Hay poca precision en cuanto a las instalaciones y materiales a usar asi como la forma mas sencilla de preparar y manejar las soluciones nutritivas. Saludos

Cómo hacer una hidroponía casera
1 de 5
Cómo hacer una hidroponía casera

Volver arriba