Compartir

Cómo lacar puertas

Cómo lacar puertas

Hay varios motivos por los que podrías querer cambiar las puertas de casa. Ya sea por desgaste o por motivos decorativos, puede interesarte renovar la apariencia de tu hogar o cambiar el color de las puertas. Antes de derribarlas para poner unas nuevas, quizás te sea de mayor utilidad el método del lacado de puertas, pues también te ayudará a ahorrar dinero.

La moda de lacar puertas se ha extendido entre muchas familias que no disponen de un gran presupuesto para hacer renovaciones. Lacar una puerta no es más que pintarla y barnizarla del color que prefieras. Para conocer en profundidad cómo lacar puertas y los consejos más útiles para llevar a cabo el proceso, sigue leyendo este nuevo artículo de unCOMO.

También te puede interesar: Cómo elegir las puertas de interior

Cómo lacar puertas paso a paso

Lacar puertas es un proceso que requiere de ciertas nociones de bricolaje y herramientas específicas para completarlo con éxito. Si no tienes nada de experiencia, te aconsejamos que te informes tanto como puedas y que consultes todas las fuentes que creas necesarias. Con este paso a paso tendrás una noción básica para saber cómo lacar puertas en blanco:

  1. La primera acción a realizar es quitar las bisagras y la manilla de la puerta para no tener problemas de movilidad y hacer el proceso más cómodo. Coloca la puerta en caballetes para sujetar puertas o en un mueble que te sirva para dejarlas suspendidas y pintarlas más fácilmente.
  2. Antes de lijar la puerta, protege los cantos. Utiliza cinta de carrocero, una cinta adhesiva muy usada en bricolaje y pintura porque es ideal para cubrir las partes que no quieras pintar de la puerta. Al utilizar esta cinta, los cantos no se lacarán.
  3. Tras proteger los cantos, ya podrás lijar la puerta. Usa una hoja de grano fino y una lijadora (cuanto más profesional, más sencillo será el trabajo).
  4. Humedece un trapo en alcohol y pásalo por la superficie para quitar todo el polvo creado al lijar.
  5. Pasa una capa de imprimación multiuso al agua, puedes encontrar este producto en tiendas de bricolaje. La imprimación formará una capa entre la puerta y la pintura que ayudará a que la última se fije mejor y el material de la puerta quede protegido. Asegúrate de homogeneizar el contenido del envase antes de aplicarlo.
  6. Una vez se haya secado, aplica un esmalte-laca de poliuretano satinado con teflón de color blanco. Se trata de un esmalte excelente para pintar y restaurar el metal y la madera, por lo que será ideal para las puertas elaboradas con alguno de estos materiales. También puedes buscar uno del color que prefieras.
  7. Aplica dos manos con este esmalte para aportarle dureza y resistencia, además de ser un buen repelente del polvo y la suciedad. Es importante que esperes a que se seque completamente antes de pasar la segunda mano.
  8. Vuelve a colocar la manilla retirada al comienzo del proceso. Laca las jambas o tapetas de las puertas antes de poner la puerta en su lugar.

Si cumples detalladamente con cada paso, podrás cambiar el color de tu puerta a tu gusto, adaptándola a la decoración de tu habitación y tu hogar. Puedes usar este método si buscas lacar puertas de sapelly en blanco.

Si el lacado de puertas no te convence y quieres hacer algo diferente con la decoración de tu hogar, visita nuestro artículo Cómo elegir las puertas de interior.

Cómo lacar puertas - Cómo lacar puertas paso a paso

Cómo lacar puertas barnizadas

Si tus puertas están barnizadas, la manera de lacarlas será diferente. En este caso, necesitarás una pintura especial adherente que se pueda aferrar a superficies lacadas y barnizadas. En el mercado hay productos específicos para imprimar con los que podrás cubrir por completo estas puertas en poco tiempo y sin temor a que queden marcas de rodillo.

La imprimación te permitirá aplicar la pintura que desees a una puerta barnizada, pues creará una capa de pintura que será adherente y apta para el fijado del nuevo color.

Para que la limpieza de la puerta barnizada y lacada sea más sencilla, añade sobre la superficie una nueva capa de barniz o pintura para repeler los restos de suciedad y el polvo acumulado.

Una vez hayas lacado las puertas, te aconsejamos pasarte por nuestro artículo Cómo limpiar puertas lacadas para darle el mejor mantenimiento posible y que te duren más tiempo.

Cómo lacar puertas - consejos

El bricolaje y la decoración pueden significar todo un reto para los más principiantes e incluso para aquellos que ya tienen cierta experiencia en el área. Por ello, queremos darte algunos consejos más para que evites errores al momento de lacar puertas en casa:

  • La manera más eficaz de lacar puertas es con el uso de una pistola de pintura. Con esta herramienta, lograrás un perfecto acabado en la superficie. El inconveniente es que no todas las personas tienen esta herramienta en casa. Si cuentas con ella, también puedes hacerlo con un rodillo de espuma con el que obtendrás un acabado fino y resistente al disolvente.
  • Las lacas de dos componentes presentan una mayor dureza y resistencia que las de un solo componente, por lo que en unCOMO te aconsejamos que optes por la primera opción. Estos dos componentes son el catalizador y la misma laca.
  • En el proceso de imprimación, el producto utilizado se puede disolver con agua o con disolvente, una opción que aporta más resistencia a la puerta y la blanquea más.

Si quieres hacer otros cambios en el hogar y en el exterior de la casa, visita nuestro artículo Cómo pintar una puerta de chapa - trucos y materiales para descubrir cómo renovar este tipo de puertas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo lacar puertas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Bricolaje y Remodelación.

Escribir comentario sobre Cómo lacar puertas

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Víctor Sánchez
Un artículo muy interesante!!! A ver si poco a poco van apareciendo más webs y blogs de bricolajede calidad como el vuestro, ya que es una temática de la que no hay demasiada información y no es fácil encontrar información útil y práctica. Enhorabuena, ¡seguid así! 😉

Cómo lacar puertas
1 de 2
Cómo lacar puertas

Volver arriba