Compartir

Cómo lavar lana

 
Por Valeria Foi. 9 junio 2020
Cómo lavar lana

A muchos nos causa temor pensar en lavar las prendas de lana, ya que este es uno de los tejidos más delicados que existen. Sin embargo, se trata de un proceso bastante sencillo para el que solo tendrás que tener en cuenta algunos cuidados fundamentales que te ayudarán a dejar tus prendas como nuevas sin peligro a estropearlas.

¿Te preguntas cómo lavar lana para que no encoja y para que el tejido no quede maltratado? En este artículo de unCOMO te ofrecemos todos los pasos y consejos necesarios para desmanchar, limpiar o quitar malos olores de una prenda de lana.

También te puede interesar: Cómo cuidar ropa de lana

Cómo lavar lana en la lavadora

Aunque muchas personas aún crean que no es recomendable, lavar lana en la lavadora es completamente normal y seguro siempre que se sigan unos pasos concretos. Aquí compartimos contigo todo lo que debes saber:

  1. Abrocha, abotona y cierra todos los botones y/o cremalleras de la prenda. Esto evitará que la pieza se enrede o se tuerza demasiado durante el lavado.
  2. Quita los accesorios adicionales que pueda tener la prenda: cinturones, colgantes, bolsillos adicionales, etc.
  3. Selecciona el ciclo de lavado especial para lana. En caso de que tu lavadora no lo tenga, puedes escoger un ciclo para ropa delicada.
  4. Asegúrate de que el programa de lavado que has escogido tenga un ciclo de centrifugado corto y que la temperatura del agua sea menor a los 30 grados.
  5. Introduce la ropa en la lavadora y agrega el detergente especial para lana o prendas delicadas. No abuses nunca del suavizante, limita su uso.
  6. Una vez terminado el ciclo, saca la pieza y extiéndela sobre una superficie plana para que se seque. No la cuelgues nunca, pues el tejido se estiraría y podría llegar a deformarse.

No es necesario que laves una sola pieza en la lavadora; acumula ropa del mismo tejido y aprovecha para lavarla a la vez, pues así también evitarás que la ropa dé demasiadas vueltas. Para saber cómo lavar lava en la lavadora, también debes tener en cuenta que el agua caliente encoje el tejido y que los ciclos largos de centrifugado provocan esas desagradables bolitas de tela en las piezas, así que respeta las instrucciones de la etiqueta de cada prenda.

Cómo lavar lana - Cómo lavar lana en la lavadora

Cómo lavar lana a mano

Si no estás seguro/a de cómo lavar lana y que no se estropee en la lavadora, te recomendamos esta otra opción. Igual que ocurre con el lavado a máquina, deberás tener cuidado con la temperatura del agua y tratar la prenda siempre con mucho cuidado. Sigue estas instrucciones para aprender cómo lavar lana a mano:

  1. Llena un balde grande con agua templada o fría, nunca caliente para que no se encojan las prendas. Si la prenda es muy grande, puedes usar el fregadero o la bañera.
  2. Vierte la cantidad de jabón necesaria según las indicaciones del producto. Recuerda que éste debe ser para lana o piezas delicadas. Si no encuentras instrucciones, ten en cuenta que un chorrito de jabón será necesario.
  3. Sumerge la ropa completamente y déjala en remojo unos 5-10 minutos para que el detergente penetre en el tejido.
  4. Pasado el tiempo, agita la prenda para limpiarla. No la frotes nunca, pues podrías dañar la lana.
  5. Saca la ropa del cubo y exprímela, apretando cada parte del tejido pero sin retorcerla.
  6. Vacía el agua del balde y coloca agua limpia sin detergente. Vuelve a sumergir la pieza y déjala en remojo por 5 minutos para que salga todo el jabón. Puedes sacar y meter la prenda un par de veces para enjuagarla bien.
  7. Exprime nuevamente la prenda como te hemos indicado antes y extiéndela sobre una toalla seca para quitarle el agua por completo. Enrolla el paño de un extremo a otro y apriétalo para que absorba toda la humedad.
  8. Cuando hayas retirado el agua, extiende la prenda sobre una superficie plana y déjala secar. No la cuelgues ni la coloques directamente al sol.

Si quieres descubrir más concretamente Cómo lavar un abrigo de lana en casa, en este enlace te ofrecemos los pasos bien detallados.

Cómo lavar lana - Cómo lavar lana a mano

Cómo secar prendas de lana

"¿Puedo secar las prendas de lana en la secadora?" La respuesta es: depende. Si cuentas con una secadora poco agresiva y con programas específicos para prendas delicadas, podrás meter ahí tu ropa de lana sin problemas. Esto es importante porque muchas secadoras tienen el aire muy caliente, lo que suele dañar la lana con facilidad.

Así pues, si tienes a tu disposición una secadora con programas de secado de prendas de lana, no tienes que preocuparte de nada. Tu ropa se secará en frío (o con una temperatura baja) y la máquina adaptará sus movimientos a cada tipo de prenda para no estropear el tejido.

¿No tienes secadoras específicas y te asusta dañar tus prendas? En este caso, desde unCOMO te recomendamos servirte de los consejos que te hemos dado anteriormente. Escurre tus prendas a mano y envuélvelas con una toalla cuidadosamente para quitar el exceso de agua. A continuación, deja que se sequen sobre una superficie plana y nunca las cuelgues... este es, sin duda alguna, el método más seguro y eficaz.

Cómo lavar lana - Cómo secar prendas de lana

Cómo lavar lana y que no encoja - otros consejos

Uno de los beneficios de las prendas de lana es que no requieren de una limpieza tan profunda como otros tejidos. De hecho, a menudo basta con airear la pieza o limpiar las partes más sucias y expuestas. A continuación te ofrecemos algunos consejos que debes tener en cuenta si quieres saber cómo lavar lana y que no encoja.

  • Retira manchas individuales: si has encontrado una mancha en alguna zona concreta de la pieza, puede que no sea necesario lavarla entera. Con la ayuda de un paño mojado en detergente, empapa la parte sucia. No restriegues el paño, solo da golpecitos a la prenda para que se moje. Utiliza un cepillo de cerdas suaves para remover la mancha y después sírvete de otro paño mojado con agua para retirar el jabón. Deja que se seque en una superficie plana.
  • Evita planchar la lana: en caso de que no tengas otra opción y quieras planchar la ropa de lana, tendrás que asegurarte de que tu plancha cuenta con una opción específica para estos tejidos. Si no la tiene, puedes apostar por una temperatura muy baja y sin vapor.
  • Guarda bien la ropa de lana: guardar la ropa de lana es tan importante como lavarla o secarla bien. Son muchas las personas que la guardan de forma inadecuada y acaban deformando las piezas inconscientemente, así que para conservar bien tus prendas, asegúrate de que estén completamente secas. La humedad podría estropearlas, así que no las guardes si aún están mojadas. Es mejor doblar tus prendas que colgarlas, pues la percha podría acabar marcando su forma.

Para más información sobre Cómo cuidar ropa de lana, no dejes de visitar este otro artículo de unCOMO.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo lavar lana, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Limpieza del hogar.

Escribir comentario sobre Cómo lavar lana

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo lavar lana
1 de 4
Cómo lavar lana

Volver arriba