Compartir

Cómo lavar una almohada de plumas

 
Por Erika Palma. 27 abril 2020
Cómo lavar una almohada de plumas

La almohada de plumas es uno de los cojines de descanso más confortables debido a su mullido de gran volumen. Al igual que sucede con el edredón de plumas, descansar en una cama con almohadones de plumas ofrece una sensación totalmente diferente a la percibida con las almohadas tradicionales.

El único problema que entrañan este tipo de almohadas es su cuidado y lavado, pues se deben seguir una serie de pasos al limpiarla para que no pierda su forma o volumen. En unCOMO queremos contarte cómo lavar una almohada de plumas, tanto a máquina como a mano, para que te dure más tiempo.

También te puede interesar: Cómo lavar una almohada

Cómo lavar una almohada de plumas en casa

Para lavar una almohada de plumas en casa correctamente, puedes hacerlo a máquina o a mano. Decantarse por un método u otro dependerá de tus preferencias o de si las instrucciones del fabricante indican una u otra cosa. Aquí te explicamos el procedimiento que debes seguir para cualquiera de las dos opciones.

Cómo lavar almohada de plumas en lavadora

Si has optado por lavar tu almohada a máquina, sigue estos consejos:

  1. Lee la etiqueta para asegurarte de que tu almohada puede lavarse a máquina.
  2. Quita la funda de la almohada o el protector, y asegúrate de que no hay ninguna costura rota o agujero, ya que por ahí podrían salirse las plumas.
  3. Utiliza un programa para tejidos de lana.
  4. Utiliza jabón líquido en lugar de detergente en polvo. Esto evitará que queden residuos en la almohada.
  5. Te recomendamos introducir dos almohadas en la lavadora para compensar el tambor y que el ciclo de lavado funcione mejor. Si solo tienes una almohada, puedes meter algunas prendas no muy grandes con la almohada.
  6. Utiliza un programa de lavado con temperatura fría o tibia para no estropear las plumas.
  7. Es conveniente realizar dos veces el programa de enjuagado para asegurarte de que todos los restos de jabón se han eliminado por completo.
  8. En cuanto al centrifugado, no hay ningún problema en realizarlo. De hecho, es aconsejable programarlo en velocidad rápida para eliminar toda la humedad posible de la almohada.

Cómo lavar almohada de plumas a mano

Las almohadas de plumas pueden lavarse a máquina, pero si no te atreves a lavarlas en la lavadora o la etiqueta indica que no es apta para ello, puedes hacerlo también a mano. El proceso es el siguiente:

  1. Al igual que en el lavado a máquina, primero tienes que quitarle la funda o protector y asegurarte de que no hay costuras rotas o agujeros.
  2. Introduce la almohada en un barreño con agua tibia y un poco de jabón neutro. Te aconsejamos usar poca cantidad de jabón para que sea más fácil el aclarado. Si no tienes ningún recipiente con la medida apta para introducir la almohada, puedes hacerlo en la bañera.
  3. Lava suavemente la almohada sin frotarla en exceso. Si tiene alguna mancha, puedes ayudarte de un cepillo de cerdas blandas. Si tu almohada no tiene manchas no es necesario frotar ni lavar durante mucho rato.
  4. Es importante que no dejes la almohada en remojo.
  5. Una vez lavada, asegúrate de aclarar bien todo el jabón.
  6. Escurre todo lo que puedas la almohada para quitar el exceso de humedad y evitar malos olores durante el secado.

Si tus almohadas de plumas están muy sucias y tienen manchas difíciles de quitar, te aconsejamos visitar nuestro artículo Cómo blanquear almohadas para que queden como nuevas.

Cómo lavar una almohada de plumas - Cómo lavar una almohada de plumas en casa

Cómo secar una almohada de plumas

No debes olvidar secar correctamente las almohadas para que los malos olores no queden impregnados en ella. un correcto secado de la misma para evitar que los malos olores queden impregnados en ella. A continuación, vamos a contarte cómo secar tu almohada de plumas sin secadora y con secadora.

Cómo secar una almohada de plumas en la secadora

Para secar una almohada de plumas en la secadora, es preciso que tengas en cuenta factores como la temperatura o el tiempo de secado. Toma nota de estos consejos para secar en secadora:

  • Temperatura: en cuanto a la temperatura de secado, tienes dos opciones: secar la almohada a temperatura alta para que sea más rápido o secarla a temperatura fría. La primera opción es más rápida, pero se corre el riesgo de dañar las plumas, por lo que te recomendamos usar temperatura fría.
  • Tiempo: dependerá de tu modelo de secadora y sus programas, pero es habitual que el secado de una almohada de plumas ocupe varios ciclos de secado, por lo que tendrás que tener paciencia.
  • Prueba: para saber si está seca y evitar así los malos olores o la aparición de moho, debes apretar bien la almohada con tus manos y asegurarte de que no queda humedad en ella.
  • Forma: para mantener la forma y volumen de tus almohadas, prueba este truco: introduce bolas de secado en la secadora encima de las almohadas. Si no tienes bolas de secado, pueden servir pelotas de tenis envueltas en un calcetín.
  • Secado: si quieres asegurarte de que tus almohadas salgan secas y eliminar todo el exceso de agua, introduce en el tambor una toalla.
  • Finalizado: para asegurarte de que no pierdan la forma, una vez hayan salido de la secadora, tómalas por las esquinas y sacúdelas enérgicamente.

Cómo secar una almohada de plumas sin secadora

Es muy sencillo secar una almohada de plumas si no tienes secadora. Solo tienes que seguir unas recomendaciones para evitar que quede humedad en ella.

  • Para quitarle el máximo de humedad posible, extiende una toalla en una superficie plana, coloca la almohada y cúbrela con otra toalla. Presiona para quitar el exceso de humedad y procede al secado al aire.
  • La mejor forma de secar una almohada de plumas sin secadora es dejándola secar al aire y en un sitio plano. Evita moverla hasta que esté seca del todo.

Si, además de almohadas de plumas, tienes acolchados o edredones de plumas, puedes visitar nuestro artículo Cómo limpiar acolchados de plumas para saber cómo lavarlos correctamente.

Cada cuánto lavar las almohadas de plumas

Se recomienda lavar las almohadas de plumas unas dos veces al año, cada seis meses idealmente. Nuestro consejo es que utilices fundas de algodón o fundas antiácaros para cubrirlas y protegerlas de manchas, sudor, y otras suciedades. De este modo, podrás lavar las fundas cada semana, al igual que las sábanas, y contribuirás a alargar la vida de tu almohada de plumas.

  • Cuando hagas la cama, es recomendable que sacudas enérgicamente la almohada para evitar la acumulación de polvo, así como para distribuir y revitalizar el relleno.
  • Ventila bien la habitación, al menos una vez al día.
  • Dale la vuelta de vez en cuando para evitar que se deforme.
  • Si, además de por la mañana, la sacudes cada noche, estarás devolviéndole el volumen, lo que ayudará a favorecer el descanso.
  • Si no la vas a utilizar en una temporadas, guárdala en un sitio fresco y seco, libre de humedad.

Las almohadas de plumas pueden durar muchos años, pero siempre es bueno saber cuándo ha llegado la hora de cambiar las almohadas y renovarlas. Consulta cómo en nuestro artículo Cómo saber cuándo debo cambiar mi almohada.

Cómo lavar una almohada de plumas - Cada cuánto lavar las almohadas de plumas

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo lavar una almohada de plumas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Limpieza del hogar.

Escribir comentario sobre Cómo lavar una almohada de plumas

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo lavar una almohada de plumas
1 de 3
Cómo lavar una almohada de plumas

Volver arriba