Cómo limpiar el horno con bicarbonato

Cómo limpiar el horno con bicarbonato

La limpieza del horno es algo muy importante y necesario, aunque poco frecuente en muchos casos. Limpiar el horno rápidamente parece algo imposible porque imaginamos que vamos a estar con el estropajo rascando durante toda una tarde, pero eso no tiene por qué ser así si sabes cómo limpiar el horno correctamente.

La verdad es que hay maneras de limpiar el horno muy sencillas, rápidas y económicas. En este artículo de unCOMO te enseñaremos cómo limpiar un horno con bicarbonato de sodio, un material baratísimo y respetuoso con el medio ambiente. Si aún no cuentas con él entre tus productos de limpieza, te animamos a que te acerques a cualquier supermercado y te hagas con un paquete.

Además, nos valdremos de otros truquitos como el uso de agua caliente, el vinagre blanco y el limón para que la limpieza sea aún más efectiva y sin esfuerzo. ¡Vamos a ello!

Necesitarás:
Pasos a seguir:
1

Coge un bol como para cereales y llénalo con agua. Mezcla con dos cucharadas grandes de bicarbonato. Verás que el polvo se disolverá rápidamente y te quedará una pasta. Esa es su forma ideal. Lo que queremos conseguir con esta mezcla es crear una especie de "pasta exfoliante" para que los gránulos de bicarbonato sódico rasquen la suciedad del horno y lo desinfecten.

Cuando tengas la mezcla lista, hazte con una esponja que rasque y un trapo húmedo de microfibra. Estas técnicas para limpiar el horno te servirán tanto para hornos eléctricos como para hornos de gas.

2

Para limpiar el horno con bicarbonato por dentro, y quita todas las bandejas y rejillas de su interior y ponlas en el fregadero. Puedes usar la misma mezcla de bicarbonato y agua para fregarlas. Para ello, unta las rejillas y bandejas del horno con la pasta de bicarbonato y deja actuar unos 15 minutos.

Cuando haya pasado este tiempo, usa una esponja con estropajo para frotar las piezas a conciencia. El bicarbonato desincrustará la suciedad y dará brillo al metal pero puedes aumentar el efecto desengrasante con un poco de jabón lavavajillas.

Luego enjuaga bien las piezas para que no queden restos.

3

Coge la mezcla de bicarbonato y agua y unta el interior del horno por completo. Atento a que quede bien cubierto. Si es necesario, añade más mezcla hasta que quede toda la superficie untada. Verás que el bicarbonato cambia de color; eso es porque absorbe la suciedad del horno y por tanto es muy buena señal. Déjalo actuar varias horas.

Lo ideal es dejarlo la noche entera y seguir con la limpieza al día siguiente, pero no es necesario, con un par de horas será suficiente para recuperar el brillo del horno.

En unCOMO te contamos cómo limpiar con bicarbonato.

4

Pasadas unas horas, recupera la esponja con estropajo y el trapo húmedo. Para limpiar el horno con bicarbonato y calor, usaremos un pequeño truco: moja la esponja en agua caliente y pásala por dentro del horno, rascando sobre el bicarbonato para eliminar cualquier resto de suciedad. Así saldrá más fácilmente.

Enjuaga la esponja y repite la operación varias veces hasta asegurarte que no quede nada incrustado en el horno. Verás que la suciedad, reblandecida por la pasta de bicarbonato, se despega rápidamente sin frotar muy fuerte.

5

Una técnica muy efectiva es limpiar el horno con bicarbonato y vinagre. Para aprovechar las propiedades de este producto en la limpieza del horno, humedece el trapo de microfibra en una mezcla de vinagre y agua y pásalo por el horno para quitar los restos de bicarbonato. Verás que el bicarbonato reacciona y hace espuma, pero es normal. Utiliza una proporción de 1/2 taza de vinagre blanco por 2 tazas de agua.

El vinagre es otro gran desinfectante y también da brillo, por lo que unido al bicarbonato potenciará el efecto limpiador de toda esta operación y te dejará el horno impecable. Enjuaga el trapo con agua y pásalo de nuevo por el horno para darle el toque final y asegurarte que ya no queda vinagre ni nada en su interior.

Coloca las bandejas limpias en el horno y aprovecha la mezcla de vinagre para darle un repaso por la puerta y la parte de fuera. Luego enjuaga el trapo con agua y quita el vinagre de nuevo. Entonces, retira la mezcla de bicarbonato con el vinagre y luego pasa un paño húmedo para eliminar los restos de esta nueva mezcla.

Si no tienes vinagre blanco en casa, puedes limpiar el horno con bicarbonato y limón. Sustituye el vinagre por zumo de limón y aprovecha sus cualidades como desinfectante, limpiador y blanqueador ecológico.

En este otro artículo te damos más trucos para limpiar el horno y que esté en perfectas condiciones.

6

Ahora solo falta saber cómo limpiar los cristales del horno. En este caso, no tienes que buscar otros productos diferentes, pues el bicarbonato y el vinagre serán perfectos para esta labor.

Aplica la pasta de bicarbonato y agua sobre el cristal, cubriendo toda la ventana del horno. Deja reposar la mezcla por 30 minutos sobre el cristal y retírala con un trapo empapado en agua. Seca con otro trapo para eliminar los restos de humedad y para que el cristal no quede manchado.

Si deseas, también puedes añadir una 1/2 taza de vinagre blanco a la pasta de bicarbonato para potenciar su efecto limpiador para las manchas.

Descubre más secretos de limpieza en nuestro artículo Cómo limpiar con bicarbonato y vinagre.

7

El bicarbonato tiene muchas propiedades, es un compuesto alcalino respetuoso con el medio ambiente y muy efectivo en la limpieza del hogar. Te explicamos otros usos que puedes darle a este producto:

Propiedades del bicarbonato en la limpieza

El bicarbonato es un poderoso desinfectante y elimina el olor, además de sacar el brillo natural de todo lo que toca. Te servirá para:

  • Limpiar la nevera y eliminar su olor: coloca un poco de bicarbonato en un bol pequeño dentro de la nevera
  • Desatascar tuberías del baño: para ello, pon un par de cucharadas de bicarbonato en el desagüe y echa abundante agua caliente.
  • Limpiar cualquier electrodoméstico en profundidad, como por ejemplo el horno.
  • Limpiar baldosas y grifos y recuperar su brillo. Haz una pasta de bicarbonato y agua como te hemos explicado y pásales una bayeta humedecida en la mezcla, luego enjuaga.

En este otro artículo te descubrimos los usos del bicarbonato de sodio en el hogar para que veas las múltiples funciones que puedes realizar con este producto.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo limpiar el horno con bicarbonato, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Limpieza del hogar.