Cómo limpiar una chaqueta de cuero sintético

Cómo limpiar una chaqueta de cuero sintético

El cuero sintético es un tejido que imita al auténtico cuero, suele tener bastante parecido y cuenta con un precio más asequible. Pero aunque sea una tela más económica, no por eso hay que cuidarla menos, más bien debido a que este tipo de cuero es de inferior calidad, se deben tener más precauciones para que perdure. Si tienes una chaqueta de cuero sintético en unComo.com vamos a contarte cómo limpiarla para que quede como nueva.

Necesitarás:
Pasos a seguir:
1

Si deseas lavar tu chaqueta de cuero sintética en la lavadora, debes usar un ciclo de prendas delicadas con agua fría, y un cubito de detergente para ropa de color.

Deja que la prenda se lave durante 15 o 20 minutos máximo y antes del centrifugado, saca la chaqueta de la lavadora. A continuación, escurre el exceso de agua suavemente con tus manos.

2

Si prefieres lavar tu chaqueta de cuero sintético a mano, lo que debes hacer es preparar una mezcla de agua tibia, con detergente suave de fregar platos y remover hasta formar burbujas.

Si la zona manchada es muy amplia, procura hacerlo por partes así lo harás mejor. Moja un trapo suave y limpio en esa mezcla, escúrrelo y pásalo por las zonas de la prenda a tratar, después seca la chaqueta bien con otro trapo bien seco.

3

Si se tratase de manchas difíciles como tinta o colorante, usa un algodón con un poco de alcohol y frota la zona suavemente hasta que las manchas desaparezcan. Tras pasar el alcohol, usa un trapo limpio con agua fría para eliminar los restos de jabón o alcohol. Mucho cuidado con dejar reposar mucho rato el alcohol porque puede decolorar tu chaqueta de cuero sintético.

4

En unComo también puedes ver Cómo limpiar una chaqueta de cuero.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo limpiar una chaqueta de cuero sintético, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Limpieza del hogar.

Consejos
  • Por si acaso y para prevenir manchas en tu chaqueta de cuero sintético, lleva contigo toallitas húmedas y si tienes algún percance, úsalas.
  • Evita que las manchas permanezcan mucho tiempo después de que se produzcan, porque entonces el lavado tendrá que ser más agresivo.