Compartir
Compartir en:

Cómo limpiar una lámpara de sal

Cómo limpiar una lámpara de sal

Las lámparas de sal se crean artesanalmente perforando una piedra de sal, la mayoría de ellas provenientes de las salinas del Himalaya y a veces también son pulidas. En su interior hay una bombilla de luz incandescente que junto con los efectos de la roca producen una luz tenue. Sin embargo, no solo se trata de una lámpara normal y corriente, son muy recomendables para purificar las energías tanto del hogar como de nuestro organismo, ya que producen iones negativos que producen efectos beneficiosos sobre el organismo y el entorno. La preocupación de quien tiene una o está pensando en comprarla es cómo cuidar este tipo de lámparas y cómo se limpian. Es algo más sencillo de lo que se piensa y para ayudarte, en este artículo de unCOMO te contamos cómo limpiar una lámpara de sal y qué cuidados necesita.

También te puede interesar: Cómo limpiar la pantalla de una lámpara

Origen de las lámparas de sal

La mayoría de las lámparas de sal provienen de las salinas de la cordillera del Himalaya y, por esto, muchas veces se las conoce como lámparas de sal del Himalaya. Antiguamente la zona estaba cubierta por mar hasta que las placas tectónicas colisionaron, entonces se formaron las salinas debido a toda la sal que había dejado la corriente marina que también le dio su color característico anaranjado.

No obstante, no todas proceden de ahí, también se pueden encontrar lámparas de diferentes tipos de sal, para lo cual se utilizan rocas que son pulidas o talladas. El pulido de las rocas se empezó a hacer en el norte de Chile, que era el país con más sal gema y, por lo tanto, comenzaron la técnica. Las más naturales son aquellas que se han formado íntegramente por efecto de la naturaleza y por eso cada una tiene una forma y color distinto. Así, se pueden encontrar lámparas de diferentes tipos de sal, siendo las más comunes de halita, selenita, litio colpa común blanca, roja o amarilla. Una vez creada la lámpara se inserta en su interior una bombilla de luz incandescente, aunque también hay otros diseños que son para usar con velas en vez de bombillas.

Beneficios de las lámpara de sal

Los beneficios y propiedades de las lámparas de sal proceden de la ionización del aire que producen. En el aire hay átomos cargados positiva o negativamente que son los iones. Tiene que haber un equilibrio, sin embargo en la mayoría de los casos hay exceso de iones positivos, por ejemplos en las ciudades, debido al exceso de contaminación y radiaciones por las ondas electromagnéticas de los aparatos y electrodomésticos que usamos. Estos componentes hacen que se pierdan electrones y por lo tanto se produzca un desequilibrio.

Las lámparas de sal emiten iones negativos que se adhieren a los positivos y los neutralizan. Esto aporta una serie de beneficios para el ambiente y también para nuestro organismo que absorbe los iones. Sus beneficios son:

  • Purifican el ambiente: limpian el aire de sustancias como el humo del tabaco, el polvo o incluso el polen. Lo hacen mediante la absorción de partículas de agua del ambiente que se llevan todas las sustancias. Por eso también son buenas para absorber la humedad. La luz de dentro se calienta y se evapora el agua y las sustancias nocivas quedan en la sal, de tal forma que purifican el ambiente.
  • Ayudan con las alergias: del punto anterior deducimos que, por lo tanto, ayudan a las personas con alergias, ya que eliminan sustancias como el polen purificando el ambiente y ayudando a respirar mejor. También puede servir para aquellas personas que sufren de asma. Por lo tanto, son buenas para los pulmones y las vías respiratorias en general.
  • Los iones negativos ayudan a contrarrestar las ondas electromagnéticas: el móvil, la televisión, la tablet, la radio…. Todos estos aparatos emiten radiaciones electromagnéticas que, aunque no nos demos cuenta, están afectándonos poco a poco. Una exposición constante aumenta el estrés y la fatiga y actúa nocivamente en nuestro sistema inmunitario. Los iones negativos que produce la lámpara de sal contrarrestan los positivos de estas ondas y disminuyen sus efectos.
  • Reducen la electricidad estática: al neutralizar los iones ayudan a eliminar la electricidad estática del ambiente.
  • Respetan el medio ambiente: son lámparas de bajo consumo que usan bombillas de pocos watios.

Cómo limpiar bien una lámpara de sal

Si te preguntas cómo cuidar una lámpara de sal debes saber que no tiene muchos cuidados, pero sí conviene tener en cuenta algunos aspectos. Además no se pueden limpiar con productos de limpieza químicos al igual que hacemos con las lámparas convencionales, ya que podrían estropearla y en estos casos las lámparas de sal se derriten o deshacen.

Para limpiar tu lámpara de sal lo mejor es coger un paño húmedo y frotarla suavemente. Hay que mantenerla limpia de polvo y puesto que absorbe las partículas conviene limpiarla más de vez en cuando. Utiliza un paño delicado humedecido con agua tibia pero no demasiado empapado.

Es importante que no metas tu lámpara de sal en el lavavajillas ni la sumerjas en agua o debajo del grifo puesto que podría estropearse. De hecho, conviene colocarla en algún sitio donde no haya humedad excesiva o, por lo menos, no en una alta proporción. Si no la usas en un tiempo prolongado lo mejor es cubrirla con una bolsa de plástico. Una vez humedecida con el trapo déjala secar.

Además, debes saber que para que tu lámpara funcione mejor debes dejarla encendida el mayor tiempo posible ya que al calentarse aceleran la ionización.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo limpiar una lámpara de sal, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Limpieza del hogar.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cómo limpiar una lámpara de sal

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo limpiar una lámpara de sal
1 de 2
Cómo limpiar una lámpara de sal