Compartir

Cómo plantar orquídeas paso a paso

 
Por Enrique Arriols. 22 noviembre 2018
Cómo plantar orquídeas paso a paso

Las orquídeas son una de las plantas con más variedades y tipologías que se pueden encontrar. De hecho, se trata de una planta de la que se pueden encontrar más de 30.000 especies distintas. Todas ellas son plantas muy estéticas, que se pueden cultivar tanto en interior como en exterior si se hace de forma adecuada y con los cuidados oportunos. ¿Quieres tener orquídeas en casa? Entonces, necesitarás aprender bien cómo hay que cuidarlas, empezando por saber cómo hay que plantarlas y colocarlas en sus macetas.

Así, si quieres saber cómo plantar orquídeas paso a paso, sigue leyendo este artículo de unCOMO y te lo contamos de forma sencilla y práctica.

También te puede interesar: Cómo cultivar orquídeas azules

Tipos de orquídeas

Lo primero que tendrás que hacer es seleccionar el tipo de orquídea que quieras. Aunque es habitual decantarse por las más bellas y decorativas, si es la primera vez que te enfrentas a plantar una orquídea y a cuidarla, lo más recomendable sería que escogieras alguna variedad que fuera de fácil cuidado. De esta forma, podrás estar casi seguro de que tu orquídea vaya a arraigar correctamente y de que crecerá sana y fuerte.

Algunas de las variedades de orquídeas más fáciles de cuidar son la Cattleya, la Phalaenopsis o la Paphiopedilum. Cuando vayas a adquirir las orquídeas a la tienda o vivero que te las suministre, pregunta por alguno de estos tipos. Se tratan de variedades de orquídeas bastante comunes, por lo que seguro que encuentras alguno de ellos sin problema.

Cómo plantar orquídeas paso a paso - Tipos de orquídeas

Sustrato para plantar orquídeas

Antes de plantar tus orquídeas en tierra, tienes que tener en cuenta una cosa que la mayoría de las personas ignora. Las raíces de las orquídeas necesitan aire. Es decir, se trata de una planta cuyas raíces requieren de un sustrato bien ventilado y con abundante aire. Debido a esto, la mayoría de los sustratos generales para jardinería no son muy recomendables para el cultivo de las orquídeas. Estos sustratos son ricos en minerales y nutrientes. Sin embargo, terminan constituyendo una tierra muy apelmazada, lo que hace que absorba mucha agua y no permita la circulación del aire.

A la hora de escoger un sustrato para las orquídeas, es importante seleccionar uno especial para este tipo de plantas, el cual está compuesto básicamente por corteza de árbol. Si no se dispusiera de este tipo de sustrato, otra opción es hacerlo nosotros mismos a partir de un sustrato general. Como hemos mencionado, el sustrato general es rico en minerales y nutrientes. Sin embargo, es demasiado denso. Para solucionarlo, lo que podremos hacer es mezclarlo con otras sustancias como perlita, cáscara de coco o corteza de árbol. Estos materiales se venden en la mayoría de tiendas de jardinería y viveros, por lo que que se pueden solicitar en el mismo lugar donde adquirimos las orquídeas. Al mezclar este material con el sustrato, conseguiremos una composición mucho más aireada y beneficiosa para las raíces de las orquídeas.

Macetas adecuadas para plantar orquídeas

Otro de los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de plantar las orquídeas es escoger el mejor tipo de maceta posible. Las orquídeas, igual que necesitan sustratos bien aireados, también necesitan macetas que drenen perfectamente el agua. En este sentido, lo más recomendable será escoger macetas grandes y, si puede ser, con rejilla interior mejor. Este tipo de macetas permiten evacuar el agua con mayor facilidad que el resto, por lo que son las más recomendables para este tipo de plantas.

Si no encontrásemos macetas con rejilla, otra opción son las macetas tradicionales de arcilla. Este tipo de macetas permite que la humedad se pierda a través de la porosidad de la cerámica, lo que ayuda a que la orquídea no se pudra. En cualquier caso, siempre habrá que evitar plantar nuestra orquídea en macetas de materiales impermeables o bien, si son por ejemplo macetas de plástico que tenga bastante agujeros en su base.

De hecho, uno de los aspectos que deberemos tener en cuenta en el cuidado de las orquídeas será evitar que el plato inferior o la maceta decorativa de la maceta acumule agua. Las macetas encharcadas son uno de los mayores peligros para las orquídeas. Por esto, cuando riegues las orquídeas, deberás asegurarte de retirar el agua sobrante del plato para evitar que las raíces se puedan llegar a pudrir.

Pasos para plantar orquídeas: guía sencilla

A la hora de plantar orquídeas, vamos a tener dos opciones: plantarlas ya adultas o germinar sus semillas y plantarlas después. Así, estos son los pasos para plantar orquídeas de estas dos formas:

Plantar orquídeas adultas

Se pueden comprar plantas ya adultas pero de pequeño tamaño en un vivero. Estas orquídeas las trasplantaremos a la maceta definitiva siguiendo las instrucciones mencionadas con anterioridad, es decir usando materiales para el sustrato y la maceta adecuados. Este es el método más sencillo para plantar orquídeas, ya que, al tratarse de plantas adultas, es mucho más fácil que las plantas se adapten al nuevo entorno y crezcan más y más sanas y fuertes. Solo tendrás que seguir estos pasos:

  1. Coloca sustrato hasta la mitad de la maceta, asegurándote de que los agujeros queden suficientemente despejados para poder drenar el agua.
  2. Pon la orquídea lo más recta posible, dejando las raíces aéreas totalmente fuera de la maceta y haz lo mismo con todas las hojas.
  3. Acaba de cubrir la orquídea hasta el borde de la maceta con más sustrato.
  4. Si la maceta que has usado es de plástico transparente, pues las orquídeas suelen venir en este tipo de macetas, puedes colocarla dentro de otra maceta decorativa algo más grande, la cual sirve como plato para recoger el agua, por lo que tras el riego tendrás que acordarte de vaciarla.

Plantar orquídeas con semillas germinadas

Si lo que se quiere es hacer germinar las semillas de las orquídeas, habrá que tener en cuenta que se trata de un trabajo más lento y laborioso, aunque no demasiado complicado.

  1. Coloca las semillas en una maceta pequeña siguiendo las instrucciones anteriores.
  2. Siémbralas a pocos centímetros por debajo de la superficie y riega con normalidad sin encharcar.
  3. Cuando las orquídeas hayan germinado y tengan el tamaño de unos 10 centímetros de altura aproximadamente, podrás trasplantarlas a la maceta definitiva.
  4. Para ello, durante el trasplante, elimina las raíces que puedan estar podridas o en mal estado.
  5. Coloca la orquídea en su maceta definitiva y riega abundantemente los primeros días, pero siempre sin encharcar la maceta. Pasados los primeros días de adaptación, podrás regar con normalidad. Recuerda que el mejor método para regar las orquídeas es la inmersión de la maceta.

En este otro artículo de unCOMO aprenderás más sobre Cómo trasplantar una orquídea.

Cómo plantar orquídeas paso a paso - Pasos para plantar orquídeas: guía sencilla

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo plantar orquídeas paso a paso, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Jardinería y plantas.

Escribir comentario sobre Cómo plantar orquídeas paso a paso

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo plantar orquídeas paso a paso
1 de 3
Cómo plantar orquídeas paso a paso

Volver arriba