Compartir

Cómo plantar y cultivar melones

 
Por George. Actualizado: 23 agosto 2019
Cómo plantar y cultivar melones

La planta de melón, o Cucumis melo, es una especie herbácea rastrera de fruto dulce y delicioso, el cual está compuesto hasta por un 90 % de agua y muy pocas calorías. El fruto es ideal para consumirlo en dietas bajas en grasas y para adelgazar, gracias a su efecto saciante.

El cultivo de la planta de melón tiene su origen en Egipto y, en la actualidad, se puede encontrar en casi todos los continentes. Además, el fruto del melón es rico en proteínas, carbohidratos, sodio, potasio, calcio, magnesio, hierro y vitaminas como la A, C, B6, B12.

¿Te gustaría sembrar plantas o semillas de melón en el terreno de tu casa o en una maceta, pero no sabes cómo hacerlo? No te preocupes, en unCOMO, te enseñamos cómo plantar y cultivar melones siguiendo distintos métodos y pasos. ¡A cultivar!

También te puede interesar: Cómo plantar y cultivar pistachos

Cómo plantar melones

Las sandías y los melones son plantas con fruto que pueden ser sembradas con el mismo método. Esto se debe a que ambas especies son enredaderas rastreras pertenecientes a la misma familia de las Cucurbitaceae, a la misma subfamilia de las Cucurbitoideae y a la tribu de las Benincaseae. De hecho, solo se separan por su género: la planta de melón es del género Cucumis y la sandía, del género Citrullus.

Esto explica por qué ambas especies requieren de los mismos nutrientes, suelo, clima, y cuidados para desarrollarse. Por ello, a continuación, te damos un paso a paso de cómo plantar melones y sandías:

  1. Introduce las semillas de melón y de sandía, cada especie por separado, en un envase con agua. Déjalas allí por 5 horas para que se hidraten. Luego, sácalas.
  2. Abre dos zanjas en el terreno donde las plantarás, una para melones y otra para sandías. Ambas deben tener unos 40 cm de profundidad y 30 cm de ancho debido a que sus raíces, una vez desarrolladas, serán largas.
  3. Cubre el fondo de la zanja con una fina capa de unos 3 cm de estiércol de caballo o vaca.
  4. Rellena las zanjas hasta un 90 % de su capacidad con compost.
  5. Cubre el 10 % restante con la tierra que se sustrajo al abrir la zanja.
  6. Abre agujeros de 1 cm de profundidad en la tierra y con una separación de 10 cm entre un orificio y otro. Cada agujero corresponde a una semilla, sea de melón o de sandía. Recuerda que cada zanja corresponde a una sola especie, no las juntes.
  7. Introduce una semilla en cada agujero y tápalos con sustrato.
  8. Una vez que termines de plantar todas las semillas de melón y sandía, realiza el primer riego. Esto lo vas a hacer con la finalidad sólo de humedecer el sustrato. Por ningún motivo dejes encharcada el área.
  9. Opcionalmente, puedes colocar sobre las zanjas una lona o plástico negro, y cubrir de tierra sus bordes para que quede afirmado. Este paso es opcional, pero si lo aplicas, ayudará a reducir la evaporación de agua del sustrato y protegerá a las semillas de insectos y otros animales como las gallinas.
  10. Si aplicas el paso anterior, recuerda abrirle orificios al plástico o la lona en las partes donde están sembradas las semillas de melón y sandía. Esto con el fin de que, una vez germinen, los plantones tengan espacio para crecer.
  11. Es recomendable que instales un sistema de riego por goteo para mantener la tierra y las semillas húmedas en todo momento, aunque también puedes realizar el riego manualmente. En nuestro artículo Cómo hacer un sistema de riego casero, encontrarás todo lo que necesitas para instalar tu propio sistema de riego por goteo.

Cómo plantar melones en macetas

Son muchos los beneficios del melón, por ello, es muy común que las personas quieran tener su propia siembra, incluso aunque no cuenten con demasiado espacio. Para plantar melones en macetas tienes dos opciones: la primera es germinar las semillas y la segunda es comprar plantones de unos 4 cm, ya con sus primeros brotes de hojas verdaderas. Cualquiera de las dos opciones es válida y requieren prácticamente los mismos pasos. A continuación, te enseñamos cómo plantar melones en macetas de una forma fácil y rápida:

  1. Toma una maceta de unos 30 cm de profundidad y agrega una capa fina de arcilla en el fondo.
  2. Agrega otra capa de unos 5 cm de estiércol de vaca.
  3. Termina de rellenar la maceta con sustrato o compost rico en nutrientes.
  4. Abre agujeros de 1 a 1,5 cm de profundidad con una separación de 5 cm entre un orificio y otro.
  5. Inserta en los agujeros las semillas o plantones, teniendo cuidado de no dañar las raíces de estos últimos.
  6. Si estás trabajando con plantones, cubre los bordes con más sustrato. En el caso de las semillas, cúbrelas completamente con el sustrato.
  7. Por último, riega una vez a la semana con el fin de humedecer la tierra, pero evita encharcarla. ¡Ya está!
Cómo plantar y cultivar melones - Cómo plantar melones en macetas

Cómo sembrar melones de secano

El cultivo de secano para los melones se hace, básicamente, preparando el terreno de una forma especial y realizando la siembra de la planta de melón de forma tal que no requieran riego alguno. En este caso, debes utilizar plantas ya germinadas de unos 30 cm de largo. Sigue leyendo y entérate de cómo sembrar melones de secano con un método eficaz:

  1. Prepara el suelo para sembrar las plantas de melón. Para ello, añade compost a la superficie y subsola la tierra. Para hacerlo, ara o remueve la primera capa de tierra del terreno, con el fin de airearla, ablandarla y abonarla. El mejor momento para realizar el subsolado es en otoño.
  2. Cuando llegue la primavera, aplica una capa de abono sobre el terreno donde vas a sembrar los melones.
  3. Abre una zanja de 30 a 35 cm de profundidad en el terreno. Prepara el lecho de la zanja aplicando una capa fina de estiércol de vaca o caballo y, luego, una capa de unos 15 cm de compost.
  4. Rellena el resto de la zanja con la tierra extraída cuando la abriste.
  5. Abre varios surcos de unos 10 cm en la zanja. Cada orificio debe tener al menos 20 cm de separación.
  6. Luego, introduce una planta por agujero, teniendo cuidado de no maltratar las raíces.
  7. Rellena los bordes de la planta con la tierra extraída en el subsolado. Repite el proceso para cada planta.
  8. Aplica un único riego abundante sobre la base de cada planta. ¡Ya está!

El método de subsolado y los nutrientes que aporta el compost, el estiércol y la tierra ayudarán a que la planta de melón se desarrolle y dé frutos sin necesidad de un riego continuo. Ten presente que la temperatura ideal para que la planta crezca y aflore debe ser entre los 21 y los 25 ºC.

Cómo plantar y cultivar melones - Cómo sembrar melones de secano

Cómo cultivar melones

El proceso completo de cultivo de los melones, desde la germinación de la semilla hasta la recolecta de la cosecha, es fácil de ejecutar, pero requiere que cada paso se siga al pie de la letra. A continuación, te mostramos cómo son las etapas y fechas para que aprendas cómo cultivar melones correctamente:

  • Germina las semillas de melón a mediados de abril o mayo. Para mediados de julio, ya las semillas habrán germinado y tendrán más de 1 metro. Luego, sólo tendrás que esperar unos 3 meses más para gozar de sus frutos. Por supuesto, si siembras plantones de melón, te ahorrarás algunas semanas de crecimiento.
  • Si vas sembrar semillas, pon entre 5 y 6 por surco. Si vas a sembrar los plantones de melón, que sea 1 por orificio.
  • Ten en cuenta que, a menos que apliques el método de secano, el cultivo de melón necesitará que la tierra esté húmeda. Para ello es recomendable que instales un sistema de riego por goteo casero.
  • En cuanto a las temperaturas óptimas, lo ideal para que las semillas germinen es mantenerlas a 25 ºC. Ahora, si quieres que los plantones se desarrollen rápidamente, la temperatura debe estar entre los 20 y los 25 ºC.
  • Una vez que la planta madure, iniciará su proceso de floración, pero esta necesita de, por lo menos, 21º C para hacerlo. La temperatura óptima para el desarrollo del fruto de melón tiene que estar entre 25 y 30 ºC. Una temperatura menor entorpecería su crecimiento y una mayor los quemaría.
  • En un clima cálido, puedes hacer la recolecta del fruto 90 días después de la germinación de la planta. Esto también dependerá del cambio de coloración en la corteza o concha de los frutos de melón. Cuando notes que los frutos comienzan a verse más tenues, es momento de recoger. Por otra parte, si la base que une a la planta con el fruto comienza a agrietarse, sabrás que debes recolectar la cosecha. ¡Ya está!

Disfruta del fruto de tu trabajo preparando una de nuestras recetas de Batido de melón, ¡descúbrela dando click al enlace! Nada le ganará a los alimentos que consumas de tu propio huerto o cosecha.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo plantar y cultivar melones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Jardinería y plantas.

Escribir comentario sobre Cómo plantar y cultivar melones

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo plantar y cultivar melones
1 de 3
Cómo plantar y cultivar melones

Volver arriba