Compartir
Compartir en:

Cómo podar una higuera

Cómo podar una higuera

El momento ideal para podar una higuera es al final del invierno, cuando se han acabado las heladas (o el riesgo de éstas) y justo antes de que empiecen a brotar. La higuera es un árbol que no soporta el suelo ácido, por lo que tendrás que escoger bien el terreno donde lo plantas.

Además, ten en cuenta que cuando salgan los higos, una buena parte caerán al suelo, ya que las higueras son muy fructíferas y producen higos en abundancia durante su época de floración (primavera-verano). Por esto, es mejor no plantar una higuera cerca de la puerta de casa o una zona de paso que quieras mantener limpia porque siempre los vas a pisar. A continuación, desde unCOMO, te explicamos cómo podar una higuera para que puedas mantener tu árbol favorito en unas condiciones óptimas.

Necesitarás:
También te puede interesar: Cómo podar árboles
Instrucciones:
1

Para podar una higuera tenemos que empezar limpiando la zona de las raíces. Alrededor del tronco de la higuera brotan todo tipo de plantas y malas hierbas que se aprovechan del riego de nuestra higuera para alimentarse; lo que tenemos que hacer es empezar por quitarlas.

Asegúrate de que la zona queda bien limpia, despejando el área de alrededor del tronco de malas hierbas y cortando los tallos o ramas de otras plantas con las tijeras de podar. Recuerda proteger tus manos con unos guantes de jardinería.

2

Poda la parte baja de la higuera, cortando desde su base todas las ramas que salgan desde el tronco, por debajo de la copa del árbol. Haz lo mismo con las ramas torcidas o giradas, las que veas que en vez de crecer naturalmente hacia la luz lo hagan hacia los lados o hacia el suelo

Y no te olvides, por supuesto, de quitar las ramas secas o podridas que pudiera haber a lo largo de todo el árbol. Eso sí, te recomendamos que vayas por partes: La higuera, como la mayoría de los árboles frutales, se poda desde la raíz hacia las puntas.

3

Poda las ramas cruzadas que haya en la copa y en el resto del árbol. Para sanear una higuera debes garantizar que la luz pueda entrar a través de su copa, de manera que todas las hojas y partes del árbol reciban la luz solar y puedan alimentarse de ella.

Las ramas cruzadas son aquellas que, en vez de dirigirse hacia afuera o hacia arriba, lo hacen hacia dentro de la copa, cruzándose con las demás y generando enredos y una copa frondosa, pero en sombra. Si quieres hacer crecer frutos de tu higuera, debes evitar que esto pase, y que la copa del árbol respire y vaya hacia la luz.

4

Escala la higuera para podar la parte interior de la copa en profundidad. Cuida rama por rama tu higuera para llevar a cabo una poda efectiva. Tu objetivo es, como decimos, que la luz solar llegue a todas partes. Por eso, coge una escalera o encarámate sobre el árbol (con cuidado) para ir cortando, con ayuda de las tijeras, todas las ramas que se dirijan hacia el suelo o hacia dentro de la higuera.

5

Por último, para que salgan higos de forma homogénea por todo el árbol, míralo desde el suelo y fíjate en su forma. Comprueba que no haya un lado que sobresalga más que el otro y de no ser así (que es lo normal) calcula antes de subirte de nuevo qué ramas tendrás que cortar para conseguir una copa equilibrada y uniforme.

En esta parte es bueno estar acompañado de otra persona que pueda ayudarte a ver qué ramas podar de tu higuera para que salgan buenos higos.

6

Esta forma de poda que hemos explicado dará como resultado una higuera con una buena copa para dar sombra. Si tienes una higuera que quieras usar para sentarte a leer debajo en verano, la que venimos explicando es la forma ideal de podarla. Sin embargo, para recoger bien los frutos de la higuera, hay otras formas de podarla y cuidarla para que las ramas crezcan más cercanas al suelo y sea más sencillo recolectar higos.

Otras formas de podar una higuera

En realidad, para conseguir una higuera baja tenemos que trabajarla desde el principio y seguir estos pasos:

  • Planta un esqueje de higuera en un agujero en el suelo. Cuanto más grande sea el agujero, mayor será la higuera.
  • Durante el primer año deberemos cortar los brotes del esqueje y dejar uno principal, más fuerte y grueso, que será el tronco.
  • En el segundo año, veremos si la higuera ha alcanzado la altura que deseábamos y cortaremos por ahí para mantenerla siempre a la misma altura. Permitiremos que las ramas crezcan a lo ancho pero no a lo alto.
  • En el tercer año, ya tendremos la estructura formada. Realizaremos una poda normal de mantenimiento, eliminando los brotes que no nos interese conservar porque salen girados o quitan luz del tronco.

En unCOMO te contamos cómo plantar una higuera paso a paso.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo podar una higuera, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Jardinería y plantas.

Consejos
  • Mantén a raya la forma de tu higuera para que crezca sana y fuerte.
  • Poda las ramas giradas y que quiten luz.
  • Al finalizar la poda, riega tu higuera con abundante agua y fertilizante rico en potasa para nutrirla.
Comentarios (1)

Escribir comentario sobre Cómo podar una higuera

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
myriam
Excelentes ideas para cuidar los arboles y plantas ,me guiare por sus consejos con mi higuera y parron. gracias

Cómo podar una higuera
1 de 4
Cómo podar una higuera