Compartir

Cómo quitar el óxido del metal rápidamente

 
Por Brian Calvo Sánchez. 29 abril 2020
Cómo quitar el óxido del metal rápidamente

El metal es uno de los materiales más utilizados para la fabricación de herramientas y piezas básicas en sectores como la automoción y el bricolaje. Se trata de un compuesto muy presente y con el que se trabaja habitualmente en la sociedad y en casa tenemos muchos objetos que tienen metal. Pese a su resistencia, está expuesto a diferentes formas de deteriorarse, entre las que está la de oxidarse por diferentes motivos, como el propio transcurso del tiempo. Pese a que lo ideal es mantener en buen estado todas estas piezas de metal, en ocasiones es inevitable que se oxiden. Si te ha sucedido esto, no tienes por qué tirarlas porque la situación es reversible. Puedes solucionar el deterioro del material y continuar disponiendo de las herramientas o los objetos metálicos que han sufrido este problema.

Si quieres saber cómo quitar el óxido del metal rápidamente, los productos más efectivos y los métodos a seguir para conseguirlo, en unCOMO te recomendamos que sigas leyendo este artículo.

También te puede interesar: Cómo quitar el óxido de las herramientas

Cómo quitar el óxido con vinagre del metal

El vinagre de manzana es un producto que, utilizado correctamente, elimina el óxido del metal. Su componente ácido actúa y acaba con el moho acumulado en las herramientas de metal. En este sentido, el vinagre blanco también sirve ya que contiene la acidez necesaria para quitar la parte oxidada. Sigue este sencillo paso a paso con el que descubrirás cómo quitar el óxido del metal con vinagre:

  1. Vierte sobre un recipiente el vinagre de manzana o blanco.
  2. Cubre la pieza de metal con el vinagre vertido.
  3. Déjala sumergida durante toda una noche.
  4. A la mañana siguiente, frota con una esponja o un cepillo las partes oxidadas de la pieza.
  5. Si continúas observando óxido incrustado, deja en remojo la pieza nuevamente, pero en este caso durante dos noches consecutivas.
  6. Vuelve a frotar con una esponja para comprobar que se quita el óxido.

En este otro artículo de unCOMO puedes conocer más sobre Cómo limpiar con vinagre.

Cómo quitar el óxido del metal con bicarbonato

El bicarbonato de sodio es un producto natural eficaz para quitar el óxido del metal. Además del factor natural, cuenta a su favor la seguridad para la salud que conlleva su uso y la adquisición a un precio económico. Para descubrir cómo quitar el óxido con bicarbonato de sodio, en unCOMO te recomendamos que sigas este paso a paso:

  1. Humedece con agua el bicarbonato de sodio.
  2. Aplica el bicarbonato sobre las piezas de metal que estén oxidadas.
  3. Con la ayuda de un cepillo o una esponja, frota la pieza con el cuidado necesario para no dañarla.
  4. Enjuaga la pieza con agua para deshacerte del bicarbonato y de los restos de óxido.

Te recomendamos leer estos otros artículos para conocer mejor Cómo limpiar con bicarbonato y Cómo limpiar con bicarbonato y vinagre.

Cómo quitar el óxido del metal rápidamente - Cómo quitar el óxido del metal con bicarbonato

Cómo quitar el óxido del metal rápido con papel de aluminio

El papel de aluminio es un recurso que debes tener en cuenta si quieres saber cómo quitar el óxido de un metal de forma casera. Disponiendo de este material, podrás conseguirlo prácticamente al instante. Para conocer con detalle cómo quitar la corrosión del metal con papel de aluminio, sigue estos sencillos pasos:

  1. Corta el papel de aluminio en trozos pequeños (aproximadamente en 3 cm2).
  2. Sumerge los trozos en agua.
  3. Saca los trozos de papel de aluminio del agua y frótalos sobre las piezas de metal que estén oxidadas.
  4. Ve rotando los trozos a medida que lo consideres necesario.

Podrás detectar desde el primer instante cómo el óxido va desapareciendo, recuperando de esta manera la brillantez del metal.

Cómo quitar el óxido del metal rápidamente con limón

Entre los métodos con los que podrás saber cómo quitar el óxido del metal fácil y rápido, es importante que conozcas el efecto del jugo de limón. La acidez que contiene lo convierte en un producto excelente para este objetivo, además de otras finalidades, como la eliminación de manchas en la ropa. En unCOMO te recomendamos este breve paso a paso para saber cómo quitar el óxido del metal con limón:

  1. Coloca la pieza oxidada en un recipiente grande.
  2. Echa sal en la pieza de metal oxidada.
  3. Vierte el zumo de limón sobre la pieza.
  4. Frota la herramienta con una esponja hasta que el óxido desaparezca por completo. Puedes ir agregando más limón y más sal según veas que puede ser necesario para frotar más o no.

En este otro post puedes descubrir más sobre Cómo limpiar con limón.

Cómo quitar el óxido del metal rápidamente - Cómo quitar el óxido del metal rápidamente con limón

Cómo quitar el óxido del metal con Coca Cola

Las bebidas gaseosas, especialmente los refrescos de cola, son de gran ayuda para eliminar el óxido del metal. Junto a un papel de lija, conseguirás eliminar todo el trozo oxidado de cualquier pieza. Estos son los pasos sobre cómo eliminar el óxido del metal con Coca Cola:

  1. Moja la pieza de metal con el refresco de cola.
  2. Deja que actúe entre 2 y 5 minutos.
  3. Frota la pieza con el papel de lija durante el rato que veas necesario, hasta que haya salido todo el óxido. De esta manera, lograrás quitar el óxido y recuperar el estado original de la pieza.

Otra posibilidad es que dejes la pieza sumergida en este refresco durante varios minutos o incluso horas, según el tamaño de la pieza oxidada y de la cantidad de óxido que tenga. Aquí puedes ver un vídeo para ver cómo quitar el óxido del metal con Coca Cola.

Cómo quitar el óxido del metal con electricidad

La electricidad es el último de los métodos que recomendamos en unCOMO y que también es importante a la hora de saber cómo quitar el óxido del metal rápidamente. Ante la complejidad del proceso, adquiere una especial relevancia que cumplas los siguientes pasos y lo hagas siempre con seguridad y, sobre todo, no dejes que lo hagan los niños.

  1. Para elaborar la solución electrolítica, llena de agua caliente un recipiente de plástico y añade por cada 4 litros de agua una cucharada de bicarbonato.
  2. Mezcla el bicarbonato en el agua hasta disolverlo.
  3. Usa una pieza de acero como ánodo de sacrificio, es decir, para que el óxido de la pieza de metal se adhiera a la de acero.
  4. Conecta la parte no oxidada de la pieza de metal con el terminal negativo del cargador de una batería como la de los coches.
  5. Sumerge la parte oxidada en la solución de agua y bicarbonato sin que el cable de la batería se moje.
  6. Conecta la pieza de acero con el terminal positivo del cargador incorporado en la batería.
  7. Desconecta y vuelve a encender el cargador de la batería para arrancar el proceso. En este punto, la electrólisis comenzará a actuar sobre el óxido durante un intervalo de 12 a 20 horas.
  8. Transcurrido todo este tiempo, podrás desconectar el cargador de la batería y los terminales de cada objeto. Comprueba que el óxido de la pieza de metal se ha trasladado a la de acero.
  9. Lava con una esponja y un cepillo de dientes la pieza de metal para eliminar los restos de suciedad que queden en su superficie.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo quitar el óxido del metal rápidamente, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Limpieza del hogar.

Escribir comentario sobre Cómo quitar el óxido del metal rápidamente

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo quitar el óxido del metal rápidamente
1 de 3
Cómo quitar el óxido del metal rápidamente

Volver arriba