Compartir

Cómo saber cuándo debo cambiar mi almohada

Por Carla Martínez Dantí. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo saber cuándo debo cambiar mi almohada

Descansar adecuadamente es necesario para afrontar la rutina con energía. Dormir bien, con el colchón adecuado y la postura correcta, además, ayuda a que no suframos lesiones ni dolores de espalda. Por ello, tener cuidado y mantener adecuadamente nuestros objetos de cama es imprescindible si queremos asegurar un buen sueño. En esta ocasión, en unComo.com te explicamos cómo saber cuándo debes cambiar tú almohada. Sigue estos consejos y conseguirás descansar mucho más. ¡Dulces sueños!

También te puede interesar: Cómo evitar que se hunda mi colchón
Pasos a seguir:
1

Hay múltiples factores que pueden afectar a las almohadas y hacerles perder las propiedades que ayudan a mantener tu cabeza cómoda y poder descansar adecuadamente, por lo que se hace necesario cambiarla para garantizar un buen sueño.

2

Tanto los aceites del pelo como los corporales impregnan los tejidos de la almohada, así como su relleno, haciendo que pierda sus características iniciales, incluso aquellas que prometen protegernos contra ácaros o alergias.

3

Recuerda cambiar la funda, como mínimo, una vez por semana. Con lo que evitarás la propagación de ácaros. Si desprendes muchos aceites, te aconsejamos reemplazar tú almohada por una nueva una vez al año.

4

En cuanto al relleno, que es lo que ayuda a mantener la forma de la almohada y soporta nuestra cabeza y cuello, debes tener cuidado. Con el paso del tiempo y el uso frecuente puede que pierda su forma, además de distribuirse por la funda de manera irregular. Cuando observes que esto sucede en tu almohada, habrá llegado la hora de sustituirla por una nueva.

5

En caso de que tengas una almohada de plumas, advertirás que es hora de cambiarla cuando notes que ésta ha perdido su esponjosidad.

6

Otro consejo que debes tener en cuenta es el desgaste de la almohada. Prueba a doblarla. Si se mantiene doblada justo por la mitad durante poco tiempo y en seguida vuelve a su posición inicial, será un signo de que tu almohada necesita una renovación. En caso de que persista doblada durante un largo periodo de tiempo, significará que la almohada se ha desgastado, por lo que también deberá ser sustituida. Lo óptimo es que se mantenga doblada poco tiempo y se desdoble lentamente.

7

En cuanto al mantenimiento te aconsejamos colocar una funda a tus almohadas, pues lavarlas directamente dañará el relleno y la desgastará más rápidamente.

8

Por otro lado, si observas que el tejido de tu almohada te provoca irritaciones o alergias, será también un buen motivo para reemplazarla cuanto antes.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo saber cuándo debo cambiar mi almohada, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Interiorismo y Decoración.

Escribir comentario sobre Cómo saber cuándo debo cambiar mi almohada

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo saber cuándo debo cambiar mi almohada
Cómo saber cuándo debo cambiar mi almohada

Volver arriba