Compartir

Cómo saber si el termostato de mi refrigerador está dañado

 
Por George. 21 enero 2020
Cómo saber si el termostato de mi refrigerador está dañado

La función principal de un termostato es controlar la temperatura de un lugar determinado; los encontramos en las paredes de nuestro hogar, en el coche, en las calefacciones y en todos nuestros electrodomésticos. Si este aparato falla, por ejemplo, en nuestra nevera, nos encontramos con problemas que pueden afectar directamente nuestra comida, ya que gracias al termostato esta se conserva en un ambiente óptimo y en buen estado.

¿Te preguntas cómo saber si el termostato de mi refrigerador esta dañado?, en el siguiente artículo de unCOMO te contamos todo lo que debes saber sobre este componente del sistema de control y te explicamos qué hacer si el termostato está estropeado. ¡Vamos allá!

También te puede interesar: Cómo regular el termostato del refrigerador

Cómo funciona el termostato de un frigorífico

El termostato se encuentra instalado en el mismo circuito eléctrico que alimenta el motocompresor, compuesto por un tubo capilar relleno de gas o de líquido refrigerante. Uno de los extremos de este tubo está en el termostato y la otra parte en el evaporador o congelador, los cuales se encargan de detectar los cambios de temperatura.

Una temperatura máxima programada en el control de regulación hace que el líquido o el gas refrigerante, que se encuentra dentro del tubo capilar, abran los contactos del termostato, interrumpiendo de manera automática el paso de corriente hacia el motocompresor y apagándolo.

Pasado cierto tiempo, y una vez la temperatura ya ha aumentado, el termostato vuelve a suministrar fluido eléctrico al motocompresor y este vuelve a funcionar. El ciclo de encendido y apagado hace que la temperatura dentro de la nevera se mantenga constante dentro de ciertos parámetros prefijados en el regulador del termostato.

Cómo es el funcionamiento interno de un termostato

Inicialmente, el bulbo termostático está en contacto con la pared del evaporador, donde termina la vaporización. Las variaciones de temperatura en el evaporador las detecta el bulbo, dando como resultado variaciones de la presión del fluido, expandiendo o contrayendo el diafragma o fuelle del termostato.

Estos movimientos de expansión o contracción son transmitidos por un sistema de palancas y resortes que mantienen el sistema en tensión. Estos componentes forman un mecanismo que amplía los movimientos del fuelle y los transmite a los contactores, provocando la conexión y desconexión del motocompresor cuando la temperatura alcanza los valores máximos y mínimos establecidos.

Cómo regular el termostato de mi frigorífico

Para mantener un buen funcionamiento de la nevera, es recomendable regular de manera correcta el termostato. Cabe mencionar que el buen funcionamiento del termostato no solo depende de la temperatura que lee dentro de la nevera, sino también de las veces que abres la puerta del refrigerador, la temperatura del exterior, la cantidad de alimentos almacenados, la estabilidad del voltaje de suministro eléctrico de la red, etc.

A continuación te explicamos cómo hacer la regulación del termostato del frigorífico correctamente, paso a paso:

  1. Como todo equipo, el termostato debe traer su manual de instrucciones, así que no dudes en echarle una ojeada antes de conectar la nevera por primera vez.
  2. Después de dar con la temperatura ideal tanto para la parte del congelador como para la nevera y sus diferentes espacios, debes ajustar los reguladores. Para el congelador, el cual produce un frío seco, las temperaturas recomendadas rondan de los -22 a los -4 grados centígrados. Para la parte inferior del frigorífico, la cual produce un frío húmedo, las temperaturas ideales rondan entre los 5 ± 3 grados centígrados.
  3. Cuando se conecta la nevera por primera vez, es recomendable colocar el termostato en la mitad del selector si es manual o en la mitad del indicador electrónico si es digital. Enchufa la nevera y deja que trabaje durante un día completo antes de graduar el termostato según el enfriamiento que desees.
  4. La mayoría de selectores de los termostatos tienen indicados valores, generalmente desde el 1 hasta el 9, en números impares. Así, si quieres una temperatura más fría, tendrás que colocar el selector a 7 o a 9, y cuando quieras una temperatura menos fría, tendrás que colocarlo a 1 o a 3. Para temperaturas de funcionamiento normal de la nevera, te recomendamos colocar el selector a 5.

Observa bien el funcionamiento de la nevera; si ves que congela y hace escarcha en las paredes del congelador, puede ser que la temperatura de corte superior este mal graduada, es decir, demasiado alta.

Por el contrario, si la nevera tarda en arrancar, puede que la temperatura de arranque esté por encima de los 8 grados centígrados. En estos casos, se debe acudir a los especialistas para que revisen el funcionamiento del termostato de la nevera o de otros componentes que pueden estar dañando tu electrodoméstico.

En este otro artículo sobre Cómo regular el termostato del refrigerador te explicamos con detalle el proceso que debes seguir.

Cómo saber si el termostato de mi refrigerador está dañado - Cómo regular el termostato de mi frigorífico

Cómo saber si el termostato de mi refrigerador está dañado - respuesta

Cuando la nevera deja de funcionar correctamente, uno de los primeros elementos que debes tener en cuenta es el termostato. El termostato enciende y apaga el compresor de la nevera por frío; es decir, cuando llega al nivel de frío más alto, el termostato lo detecta y manda apagar el compresor para que deje de generar más frío. Por otro lado, si la temperatura baja es porque automáticamente se enciende el compresor. Así pues, ¿cuáles son los síntomas que pueden indicar un fallo en el termostato? Te los mostramos a continuación:

  • No enciende nunca el compresor: esto significa que la nevera no tiene su temperatura regulada y, por tanto, los alimentos en su interior se dañarán.
  • No apaga nunca el compresor: esto produce un frío excesivo en la parte inferior de la nevera (donde se suelen guardar frutas y verduras). En este caso, los refrescos, el agua y otros líquidos pueden llegar a congelarse por el excesivo frío.
  • Aparición de hielo: otro síntoma es la aparición de hielo excesivo en el evaporador. Esto obstruye las salidas de agua y produce problemas en el mantenimiento de los alimentos. En este caso, puede que te interese visitar este artículo sobre Cómo quitar el hielo del frigorífico.

Cuándo debo cambiar el termostato de mi refrigerador

Ahora que ya sabes cómo regular el termostato del frigorífico y cómo funciona exactamente, veamos cuándo debes cambiarlo:

  • Cuando al medir la continuidad entre las terminales de salida del refrigerador se detecta un circuito abierto. Esto, por supuesto, no tienes por qué saber hacerlo tú, ya que un especialista en refrigeración se encargará de detectarlo.
  • Cuando el selector de cambio de temperatura está muy duro o sientes que está roto por dentro y queda libre, girando hacia varios sentidos.
  • Cuando este ha dejado de enfriar o provoca la aparición de hielo por toda la nevera. Sin embargo, cabe recordar que el reloj de las neveras (o timer) cumple con la función de apagado automático cada cierto tiempo (generalmente se programa para que realice el apagado cada 8 horas) para luego arrancar el funcionamiento del compresor (aproximadamente a los 20 minutos de apagada).
  • Si mides el termostato con un probador y te da una lectura errónea.

Al medir el termostato con un probador, tester o multímetro, debes realizar los siguientes pasos:

    1. Desconecta el termostato de la nevera.
    2. Coloca la perilla del termostato en el nivel más frío, es decir, en 9.
    3. Coloca el probador en la opción de óhmetro o prueba de continuidad.
    4. Mide con las puntas de prueba en los terminales del termostato. El probador debe marcar continuidad, es decir, debe marcar cero en el indicador, sea analógico o digital. Si no marca continuidad, significará que tendrás que reemplazar el termostato.
    5. Realiza los pasos antes mencionados pero ahora colocando la perilla del termostato en el nivel más bajo, es decir, en 1.
    6. El probador debe marcar infinito en la lectura. De no ser así, tendrás que reemplazar el termostato.

    Si el timer falla, la nevera presentará síntomas como los que te hemos mencionado anteriormente. No obstante, el técnico especializado será quien tendrá que determinar cuál es el elemento que realmente produce la falla en cuestión.

    Cómo saber si el termostato de mi refrigerador está dañado - Cuándo debo cambiar el termostato de mi refrigerador

    Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo saber si el termostato de mi refrigerador está dañado, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mantenimiento y seguridad en el hogar.

    Escribir comentario sobre Cómo saber si el termostato de mi refrigerador está dañado

    ¿Qué te ha parecido el artículo?

    Cómo saber si el termostato de mi refrigerador está dañado
    1 de 3
    Cómo saber si el termostato de mi refrigerador está dañado

    Volver arriba