Compartir

Cómo saber si mi refrigerador consume mucha energía

 
Por Brian Calvo Sánchez. 22 noviembre 2019
Cómo saber si mi refrigerador consume mucha energía

Si cada vez que llega la factura de la luz no entiendes por qué tus electrodomésticos gastan tanto, ha llegado la hora de poner remedio a este problema. Puede que ya hayas intentado ahorrar, pero lo cierto es que cuando se trata de electricidad, esta tarea se vuelve mucho más complicada y frustrante de lo que parece.

En este sentido, la nevera puede ser uno de tus mayores quebraderos de cabeza. A continuación respondemos a tu pregunta "¿cómo saber si mi refrigerador consume mucha energía?" y te explicamos qué puedes hacer para reducir el consumo de esta. ¡Presta atención a los siguientes consejos!

También te puede interesar: Cómo regular el termostato del refrigerador

Cómo saber si mi refrigerador consume mucha energía - consejos

Cómo saber si un frigorífico consume mucho es importante para tener un diagnóstico claro del problema y encontrar soluciones. Para identificar qué puedes hacer, debes observar si tu nevera tiene alguna o varias de las siguientes anomalías:

  • Tensión excesiva: si se sitúa por encima de los 132 y llega a rozar hasta los 240 voltios, el consumo de luz es superior al debido. En este caso, la tensión de tu electrodoméstico será determinante para saber si una nevera consume mucho.
  • Errores de conexión: comprueba el estado de la caja de conexiones del refrigerador para saber si tiene un rendimiento anómalo.
  • Estado de la bombilla interna: para saber si una nevera consume mucho, es necesario prestar atención a la bombilla; es posible que esta se mantenga siempre encendida aunque no seas consciente, algo que podría elevar notablemente el consumo de luz.
  • Termostato: al igual que ocurre con la bombilla, si el termostato no logra apagarse provoca un consumo muy elevado de energía. Además, deberías prestar atención a la posición en la que está colocado: si señala el punto máximo de frío podría repercutir negativamente en el gasto del consumo de luz.
  • Estado del compresor: mantenerlo limpio y sin elementos que impidan la refrigeración son factores a tener en cuenta para que estés seguro del consumo regular de luz de tu nevera.
  • Ajuste de la puerta: puede parecer obvio, pero son muchas las personas que olvidan comprobar si la puerta del refrigerador se cierra del todo o si queda ajustada. Eso te permitirá descartar o confirmar otra causa del excesivo gasto energético.
  • Refrigerador: por último debes tener tu nevera siempre bien ubicada, usarla con responsabilidad (sin dejarla abierta mucho tiempo y sin abrir y cerrar constantemente la puerta) y mantener la carga correcta del fluido refrigerante. Estos son más factores a comprobar para saber si el consumo de energía de tu nevera es muy elevado.

Por qué mi refrigerador consume mucha energía

Todos los problemas expuestos anteriormente sobre el rendimiento del refrigerador permiten saber si consume mucha energía y, en algunos casos, el motivo por el cual es así. No obstante, existen más explicaciones sobre el gasto excesivo de luz de una nevera.

  • Antigüedad del refrigerador: uno de los puntos más importantes a tener en cuenta es este, ya que las neveras que tienen más de 10 años de vida tienen un consumo medio superior al 40% en comparación con los electrodomésticos fabricados recientemente. Si no recuerdas la fecha en la que compraste tu nevera, consulta la etiqueta de color amarillo, pues esta te indicará su gasto energético.
  • Modelo del refrigerador: otro motivo que puede responder a la pregunta "¿cómo saber si mi refrigerador consume mucha energía?" es el modelo. Los que tienen incorporado el congelador en la parte superior reducen el gasto energético mensual, ya que son más eficientes que los refrigeradores de dos puertas. Así pues, observa con detenimiento el tipo de nevera que estás a punto de comprar y su configuración, valorando especialmente la posición del congelador.
  • Accesorios del refrigerador: por último, los accesorios del refrigerador tienen un papel muy importante en el posible consumo desorbitado. Algunos cuentan con un dispensador de agua y con fabricador de hielo, unas características muy interesantes a la hora de contemplar la compra de una nevera que, sin embargo, influyen en el aumento del gasto de la luz.
Cómo saber si mi refrigerador consume mucha energía - Por qué mi refrigerador consume mucha energía

Cómo hacer que la nevera consuma menos energía

Ahora que ya tienes en cuenta cómo saber si un frigorífico consume mucho, queremos pasar a ofrecerte algunas soluciones rápidas y efectivas que le den un vuelto a tu consumo de luz. Toma nota:

  • Compra una nevera inverter: los frigoríficos inverter están pensados especialmente para el ahorro de electricidad. Se trata de una nevera que te permite regular hasta cinco niveles de refrigeración, así que podrás adaptar la temperatura a la necesidad de cada momento. En el siguiente artículo te explicamos Cómo escoger una nevera teniendo en cuenta este detalle y algunos otros.
  • No superes los límites: dosifica tus compras y no metas todos los alimentos de golpe en la nevera. El tamaño de la nevera es un factor a tener en cuenta, por lo que no la debes llenar hasta su máxima capacidad si lo que quieres es evitar que se dispare el gasto energético.
  • Cierra siempre la puerta: a todos nos sucede, abrimos la puerta de la nevera y observamos lo que hay dentro para escoger qué vamos a comer. Aunque es un gesto muy habitual, desde unCOMO te recordamos que aumenta el consumo de energía radicalmente. Piensa qué vas a comer antes de abrir la nevera y, tras cogerlo, cierra bien la puerta. Este pequeño gesto puede significar hasta un 20% de ahorro de luz.
  • No guardes comida caliente en la nevera: así reducirás el consumo de electricidad y, además, cuidarás el estado del refrigerador y de los alimentos.
  • Refrigeradores no frost: la tecnología no frost está diseñada para evitar la creación de pequeños trozos de hielo en el frigorífico. Una nevera de este tipo puede ayudarte a ahorrar incluso un 30% de consumo.
  • Mantén una temperatura adecuada: el refrigerador debe estar ajustado alrededor de los 5 grados y el congelador alrededor de los -18ºC (como máximo).
  • Limpieza de la nevera: mantén tu frigorífico en perfecto estado realizando lavados un par de veces al año. De este modo favorecerás el funcionamiento de tu nevera y, en consecuencia, evitarás el gasto excesivo de energía. Para llevar a cabo esta función, no te pierdas el siguiente artículo sobre Cómo limpiar la nevera.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo saber si mi refrigerador consume mucha energía, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mantenimiento y seguridad en el hogar.

Escribir comentario sobre Cómo saber si mi refrigerador consume mucha energía

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo saber si mi refrigerador consume mucha energía
1 de 2
Cómo saber si mi refrigerador consume mucha energía

Volver arriba