Compartir

Cómo usar la creolina para las chinches

 
Por Eva Sereno. 31 julio 2018
Cómo usar la creolina para las chinches

Normalmente, los insectos son un problema cuando entran en el hogar y, sobre todo, si se trata de una plaga. Pero no todos son iguales de molestos y problemáticos. Y, en un posible ranking, las chinches ocuparían una de las primeras posiciones porque son difíciles de erradicar, porque es complicado detectar dónde se ocultan y por dónde han llegado a la casa y porque nos pican y producen muchas molestias y problemas en la piel, aparte de poder transmitir enfermedades. Y es que su aparición no siempre está relacionada con la suciedad o zonas de poca higiene, sino principalmente en zonas en las que haya algo de vegetación.

Muchas veces conviene tirar la ropa y algunos muebles y objetos del hogar, pero aparte conviene aplicar productos para eliminarlas. Una de las maneras para acabar con ellas es utilizar la creolina, que es uno de los desinfectantes más potentes que hay en el mercado para tratar este tipo de plagas y de insectos. Su utilización no es complicada, pero sí es cierto que requiere de una serie de precauciones. En unCOMO te explicamos cómo usar la creolina para las chinches para que puedas acabar con ellas.

Localiza las chinches antes de utilizar la creolina en casa

Para que el tratamiento con creolina sea efectivo para matar las chinches y no llenar tu casa de producto de forma innecesaria, es necesario localizar bien dónde están las chinches para abordar en mayor medida esas zonas de la vivienda o piso. No obstante, no hay que olvidarse de que, si están en un punto de la habitación, es posible que se hallen en otras zonas dentro de ella o en otras habitaciones de la casa. Y, ¿dónde mirar? Aunque hay que revisar todo el piso, sobre todo, hay que fijarse en:

  • Colchones y en toda la ropa de cama como sábanas, mantas o edredones, entre otros. También se debe mirar el canapé o somier –fijándose bien en las zonas de unión de las láminas-, y en los bordes del colchón e interior de las almohadas.
  • Bordes de las paredes, teniendo que mirar tanto en las zonas de los rincones como en aquellas de unión con el suelo –importante el borde del rodapié-, y con el techo. Si hay monturas de escayola o alguna decoración en el techo, debe inspeccionarse muy bien.
  • Muebles de toda la casa. Es importante mirar todos los muebles de la casa, sobre todo, los de los dormitorios. En un principio, hay que fijarse en que no tengan fisuras o alguna zona rota en la que se hayan podido adentrar las chinches. Los marcos de las puertas y de las ventanas son otra de sus zonas favoritas. También es recomendable inspeccionar cuadros, espejos, tapices y alfombras.
  • Objetos como teléfonos, juguetes, relojes o cualquier otro que tenga recovecos pueden ser otro de los puntos en los que se escondan. Y esto incluye a su vez las cajas de enchufes de la luz e interruptores.

Si no encuentras nada a simple vista, pero has notado por la ropa de cama, u otro elemento, la presencia de las chinches o bien porque tú o tu mascota tenéis picaduras, puedes utilizar un truco. Estos insectos no soportan bien las altas temperaturas. Un motivo por el que siempre salen por la noche. Para hacer que se dejen ver, puedes coger un secador de pelo que tenga mucha temperatura e ir aplicando el aire lo más caliente que puedas en las diferentes zonas para ver si salen para irse a otro lugar con una temperatura más adecuada para ellas o no.

Y, una vez localizados, los puntos, vas a aplicar el tratamiento con la creolina para acabar con las chinches.

Cómo usar la creolina para las chinches - Localiza las chinches antes de utilizar la creolina en casa

Pasos previos a usar la creolina para las chinches

Cuando ya se tiene localizado el foco o focos principales de las chinches, es conveniente limpiar la zona bien antes de aplicar la creolina para las chinches para que sea más efectiva. Para ello, existen varios métodos o sistemas que son muy útiles:

  • Aspiradora: con este electrodoméstico es conveniente hacer una buena aspiración de sofás, sillones, sillas, tapices o alfombras. Es decir, siempre ayuda hacer una buena aspiración antes de aplicar la creolina porque ya se habrán eliminado algunas chinches y posibles huevos.
  • Vapor: aplicar vapor, por ejemplo, a través de aparatos como la vaporeta es también conveniente en todas las zonas de la casa que se puedan limpiar con ella. El vapor debe estar lo más caliente posible para que mueran de forma natural al no soportarlo. Incluso es un remedio efectivo para el colchón, que no siempre puede limpiarse con la creolina o no sería recomendable su uso.
  • Agua caliente: en todos los suelos y superficies que se puedan fregar, es importante darle un buen lavado al suelo con una fregona y agua muy caliente, insistiendo principalmente en todos los rincones.

Y, una vez dados estos pasos previos, ya se puede aplicar la creolina para acabar con las chinches que hayan quedado, que todavía serán bastantes lo más seguro.

Cómo eliminar las chinches con creolina

Ahora que ya has localizado estos parásitos y has limpiado la zona, te contamos cómo usar la creolina para las chinches. Por suerte, la creolina es fácil de utilizar. Para acabar con las chinches, en realidad, se emplea igual que con cualquier otro insecto que se tenga que eliminar, como las pulgas. Aquí puedes consultar Cómo usar la creolina para las pulgas. Así, la aplicación de este producto para eliminar las chinches es:

  • Diluye la creolina en agua, para lo que tienes que prestar atención a las instrucciones porque habrá que poner más o menos cantidad en función de la creolina que se vaya a emplear y de su nivel de concentración en el producto. Así, lee las instrucciones del envase de tu producto.
  • Una vez preparada, aplica la mezcla con la ayuda de cepillos o esponjas sobre superficies firmes, mientras que para la ropa de cama es más conveniente hacer una pulverización. Este último sistema, la pulverización, también está indicado para el colchón y las almohadas, aunque si tienen muchas chinches es mejor tirarlos y poner nuevos una vez se haya acabado con la plaga. Y es que la creolina suele dejar un olor fuerte en las zonas en las que se aplica que, a veces, se tarda en marchar, lo que resulta incómodo para dormir.
  • Con independencia del sistema de aplicación, la creolina se tiene que dejar actuar una media hora, siendo conveniente que toda la estancia en la que se ha aplicado esté bien cerrada de ventanas y puertas.
  • Luego, hay que aclarar bien con abundante agua toda superficie o área en la que se haya aplicado y lavar muy bien la ropa de cama y fundas de colchones para que se eliminen todos los restos.
Cómo usar la creolina para las chinches - Cómo eliminar las chinches con creolina

Precauciones al usar la creolina para chinches

Aunque la creolina es un desinfectante natural, que se extrae de la destilación seca de la madera, lo cierto es que es bastante potente y requiere de una serie de precauciones para el uso de creolina:

  • No es conveniente utilizarla sobre plantas ni animales ni cualquier otro tejido vivo.
  • Es necesario utilizar gafas, mascarillas, guantes de caucho y trajes de protección para que no salpique a la piel o caiga alguna gota de forma accidental porque puede causar irritaciones cutáneas, entre otras molestias.
  • Durante los 30 minutos de tiempo de acción de la creolina, no es bueno estar dentro de la habituación respirando ese aire, aunque se lleve mascarilla.

Con estos consejos sobre cómo usar la creolina para las chinches, esperamos haberte ayudado desde unCOMO a que sepas más sobre este producto y su uso con el fin de acabar con las dichosas chinches. También puede interesarte este otro artículo en el que te explicamos Cómo usar la creolina para las garrapatas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo usar la creolina para las chinches, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mantenimiento y seguridad en el hogar.

Escribir comentario sobre Cómo usar la creolina para las chinches

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo usar la creolina para las chinches
1 de 3
Cómo usar la creolina para las chinches

Volver arriba