Compartir
Compartir en:

Consejos para reparar una puerta de hierro oxidada

Paso a paso
 
Consejos para reparar una puerta de hierro oxidada

¿Tienes una puerta de hierro oxidado que necesitas reparar? Este es un problema muy común en este tipo de puertas, incluso en las que se han hecho expresamente con un aspecto oxidado como estilo decorativo, puesto que al estar en el exterior se siguen oxidando más de la cuenta y en zonas que pueden dañar la estructura.

Si tienes este problema, no pierdas detalle de los consejos para reparar un puerta de hierro oxidada que te presentamos en este artículo de unCOMO para realizar esta tarea en pocos y sencillos pasos, sin necesidad de ser un experto en bricolaje. Con los consejos y los materiales adecuados, además de paciencia y buen humor, lograrás todo lo que te propongas.

Necesitarás:
También te puede interesar: Cómo elegir las puertas de interior
Pasos a seguir:
1

Una vez hayas reunido todos los materiales mencionados arriba ya puedes comenzar a reparar la puerta de hierro oxidada. Comienza por lijar la superficie de tu puerta de hierro haciendo círculos con una lija gruesa y termina la tarea con una más fina.

Las lijas para metales suelen ser negras por la parte de lijado y azules por el lado posterior. Para saber cómo elegir la lija según su grosor ten en cuenta que la numeración más baja indica una lija gruesa y la numeración alta indica una lija fina.

Si aún con la lija es difícil que el óxido se vaya bien puedes comprar productos especiales para tratar el óxido en superficies de hierro, que encontrarás en tiendas de bricolaje y mantenimiento del hogar. Sigue las instrucciones del envase o las que te indiquen en la tienda para usarlo correctamente.

2

Cuando hayas hecho esto podrás limpiar bien tu puerta hasta eliminar el último resto de óxido y suciedad. Una vez limpio, ahora ya podrás aplicar el barniz para metal con un rodillo de espuma, ya que usando este tipo de rodillo especial evitarás los brochazos típicos que quedan marcados y afean la superficie de la puerta. Un consejo es empezar barnizando la puerta y a continuación el marco para conseguir un resultado mucho más profesional.

Es mejor que comiences por barnizar la puerta y una vez esté seca hagas los marcos, si lo hicieras al revés y no esperases a que se secaran los marcos del todo seguramente dejarías marcas en ellos sin querer.

3

Por último, para terminar de reparar una puerta de hierro oxidado, tendrás que retirar el sellado de la puerta de hierro y colocar uno nuevo con la masilla adhesiva. Realiza este paso con ayuda de un cincel, limpiando los restos de arenilla y aplicando la masilla nueva. Para aplicarla sigue las instrucciones del envase y luego deja que se seque el producto antes de comenzar a usar de nuevo la puerta.

Como te habíamos prometido al principio de nuestro artículo, se trata de una tarea mucho más fácil de realizar de lo que en un principio imaginabas, así que toma nota de todos nuestros consejos y anímate a reparar tu vieja puerta de hierro oxidada. Una tarea que está al alcance de cualquier persona, y lo mejor de todo, muy económica.

Si este tutorial paso a paso te ha resultado útil, conoce en este otro artículo de unCOMO Cómo quitar el óxido del hierro, dónde encontrarás más consejos y detalles al respecto.

Si deseas leer más artículos parecidos a Consejos para reparar una puerta de hierro oxidada, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Bricolaje y Remodelación.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Consejos para reparar una puerta de hierro oxidada

¿Qué te ha parecido el artículo?

Consejos para reparar una puerta de hierro oxidada
1 de 3
Consejos para reparar una puerta de hierro oxidada