Compartir

Cuidados del acebo en maceta - guía práctica

 
Por Irene Juste. Actualizado: 24 noviembre 2017
Cuidados del acebo en maceta - guía práctica

Puede que la planta navideña que más conozcas por su nombre sea la Poinsietta, ya que es la protagonista de esta época hasta el punto de que su nombre común es “planta de Navidad”. Sin embargo, hay otras plantas que son indispensables en esta época del año, como por ejemplo el acebo o Ilex aquifolium. Es un detalle que suele verse en la decoración navideña, con hojas verdes y unas bayas rojas, ¿te suena verdad? Cada vez es más común regalar esta planta para decorar el hogar en estas fechas señaladas, por lo que es conveniente conocer bien los cuidados del acebo de Navidad, como el riego, la poda, las enfermedades comunes y la plantación. Primero, hay que ser consciente de que el acebo está en peligro de extinción, por lo que no hay que cogerlo de la naturaleza para plantarlo en casa.

Si te preguntas cómo cuidar un acebo en una maceta para tener esta planta en tu hogar, estás en el lugar indicado, ya que desde unCOMO te contamos en una guía práctica todos los detalles.

También te puede interesar: Cuidados del brezo

Cuidados del acebo en maceta

Para conocer cómo cuidar un acebo en maceta es bueno preguntar a un experto en jardinería en una tienda especializada para que te indique los detalles de los cuidados según el clima en el que vives y el espacio del que disponga la planta, pues se recomienda plantarlo en suelo pero también puede hacerse en maceta. Sin embargo, también conviene reunir más información para conocer mejor la planta y, por ello, a continuación te mostramos una guía práctica y sencilla de los cuidados del acebo:

  • Ubicación: este arbusto está mejor ubicado en el exterior y se desarrolla bien en climas fríos, por lo que para colocarlo en tu hogar te aconsejamos que lo coloques en tu terraza o jardín, excepto si es una zona en la que suele haber heladas o, al contrario, si vives en un lugar caluroso y con mucho sol casi todo el año, entonces será mejor ubicarlo en el interior pero lejos de fuentes de calor. Además, en invierno es necesario colocar un acolchado en la tierra, que cubra bien la base del arbusto, para ayudar a regular la temperatura en las raíces y así el resto de la planta. Puedes hacerlo con hojas o con materiales que encontrarás en tiendas de jardinería.
  • Suelo y drenaje: necesita que la tierra sea rica en nutrientes, sobre todo en nitrógeno. Por lo que, aparte de ser un tierra buena, hay que abonarla de vez en cuando. También es necesario asegurar un buen drenaje colocando piedras en la tierra que ayuden a filtrar.
  • Humedad: necesita que haya cierto grado de humedad, por lo que es bueno que no dejes que su tierra se seque del todo entre riegos y que proporciones humedad ambiental, pero recuerda que hay que evitar el encharcamiento con el drenaje del suelo.
  • Luz: necesita estar en semisombra, que le llegue luz natural pero que nunca le dé el sol directo, menos aún cuando este es fuerte.
  • Agua: en verano necesita más riego que en invierno, así en los meses de calor riégala casi a diario en en los meses de frío reduce el riego a uno o dos semanales. Siempre moja directamente la tierra, nunca las ramas, hojas y bayas.
Cuidados del acebo en maceta - guía práctica - Cuidados del acebo en maceta

Cómo plantar un acebo en una maceta

Una de las primeras cosas en las que muchas personas piensan al querer tener una de estas plantas navideñas en casa es cómo plantarla en una maceta. Para ello, primero hay que saber que el acebo es un arbusto, que puede crecer hasta unos 10 metros de altura, pero algunas personas prefieren tenerlo dentro de casa en maceta grande o como un acebo bonsái.

Para plantarlo, conviene saber que existen el acebo macho y la hembra, este último es el arbusto que tiene bayas rojas. Si se quieren plantar semillas de acebo para que germinen y crezcan el proceso es muy complicado, ya que hay que cruzar estas dos partes. Lo habitual es comprar la planta directamente o bien, plantar un esqueje de acebo en una maceta, lo que equivale a plantar un acebo sin raíz, siguiendo estos pasos:

  1. Elige una maceta suficientemente grande, según el tamaño que quieras que alcance el arbusto, y asegúrate de que tiene agujeros en la base para eliminar el agua sobrante.
  2. Compra tierra fresca y con nutrientes de calidad y escoge unas pocas piedras porosas del tamaño de guijarros para colocar en la maceta o bien, mezcla en la tierra un poco de tierra para cactus, pues se compone de piedras de arcilla y otras porosas.
  3. Hazte con un esqueje de acebo, por ejemplo de la planta de un conocido.
  4. Coloca las piedras en la base y rellena la maceta con tierra hasta poco más de la mitad.
  5. Añade un poco de abono a la tierra si tienes o bien, al terminar de plantar el arbusto, añade un producto enraizante.
  6. Coloca el esqueje de acebo centrado y rellena alrededor con más tierra hasta la superficie de la maceta.
  7. Si no habías puesto abono, ahora tienes que usar el enraizante, el cual tendrás que usar según las instrucciones del envase, normalmente mezclándolo con agua y vertiéndolo en la tierra.

Ya tienes un esqueje de acebo plantado, solo te queda colocarle un plato o unas patas de maceta para ubicarlo dónde prefieras. Al principio procura regular muy bien el riego, la luz y la temperatura para pueda comenzar a crecer bien, sigue usando el enraizante según las indicaciones del experto de la tienda de jardinería. Además, ten en cuenta que el mejor momento para plantar un esqueje de acebo es desde finales de verano hasta principios de invierno. En cambio las semillas hay que germinarlas y plantarlas en primavera.

Cómo podar un acebo

Para tener un acebo en casa saludable, mejorar su follaje y lograr que tenga bayas, así como para mantenerlo de un tamaño adecuado, es necesario podarlo en otoño o invierno. La poda es un momento que podrás aprovechar para revisar su estado general y detectar y tratar alguna posible enfermedad, como las que comentaremos más adelante. Además, las ramas que podes con hojas las puedes aprovecharlas para tu decoración de Navidad. Sigue estos pasos para podar un acebo correctamente:

  1. Usa tijeras de poda pequeñas o medias que estén desinfectadas con un poco de alcohol de farmacia.
  2. Corta los tallos que estén secos o con mal aspecto, así como los que sobresalgan mucho de la forma del arbusto.
  3. Haz el corte siempre justo por encima de los nudos de las ramas, dejando el nudo intacto.
  4. Si detectas alguna parte enferma, busca el punto sano más próximo al tallo principal y corta dejando solo esa parte, elimina toda la rama enferma.

Enfermedades del acebo, conócelas para darle buenos cuidados

Para terminar, con esta guía de cuidados del acebo es necesario comentar algunos aspectos sobre las plagas y enfermedades más comunes del Ilex aquifolium, que son las siguientes:

Es necesario reconocer qué tipo de plaga hay para poder dar con el mejor producto o remedio casero para combatir las plagas que sea específico para esa especie. Si tienes dudas de la especie, coge una muestra y llévala al especialista de la tienda, quién podrá ayudarte.

También son propensos a sufrir otros problemas como los siguientes, en caso de estar en maceta y algo descuidados o mal ubicados:

  • Podredumbre y ahogo por encharcamiento en la maceta al excederse en el riego o tener un mal drenaje.
  • Quemaduras y sequedad por sol directo, falta de agua y clima con vientos muy cálidos.

Si se pone muy oscuro, arrugado y blando tendrás que ayudarle a eliminar agua de la maceta, incluso puede trasplantarlo colocándole tierra nueva sin regar en caso de que el encharcamiento sea grave. Por el contrario, si está amarillento, marrón y reseco necesita que lo cambies de lugar dónde no le dé tanto el sol y el viento, además de riego directo en la tierra.

Cuidados del acebo en maceta - guía práctica - Enfermedades del acebo, conócelas para darle buenos cuidados

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados del acebo en maceta - guía práctica, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Jardinería y plantas.

Escribir comentario sobre Cuidados del acebo en maceta - guía práctica

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cuidados del acebo en maceta - guía práctica
1 de 3
Cuidados del acebo en maceta - guía práctica

Volver arriba