Compartir
Compartir en:

Por qué mi geranio no florece

Por qué mi geranio no florece

El geranio es una planta con flor muy popular en España y, en general, a lo largo de todo el sur de Europa. Su origen está en la parte oriental del Mediterráneo y se caracteriza por tener una floración abundante y variada, con muchos colores y formas.

Los geranios tienen una época de floración corta pero intensa. Sin embargo, hay temporadas en las que el geranio puede no dar flor. Si es tu caso y te estás preguntando por qué mi geranio no florece, estás en el sitio correcto. Sigue leyendo este artículo de unCOMO para conocer los motivos por los que no da flores y los trucos para hacer que florezca tu geranio.

También te puede interesar: Por qué mi orquídea no florece

Cómo cuidar un geranio para que florezca

Los geranios son unas plantas que necesitan mucho sol, por lo que si te has hecho con un ejemplar recientemente, deberás colocarlo en un sitio donde le toque la luz exterior.

Son plantas que aguantan muy bien el calor y pueden llegar a soportar temperaturas superiores a 30ºC. En verano, pónlas en fuera para que les dé la luz directa, de hecho el geranio es una de las mejores plantas para el balcón y la terraza; y en invierno, colócalas en el interior, junto a una ventana donde ilumine el sol. No es una planta que necesite mucha humedad, por lo que puedes colocar junto a un radiador sin que se resienta por ello.

Para hacer florecer los geranios, necesitas aportarles por lo menos 6 horas de luz diarias. Si tu geranio no florece, comprueba que no esté en un sitio donde le dé mucha sombra y cámbialo a un lugar más luminoso.

Cómo regar un geranio

Cuidado con el riego de los geranios. El cuidado de esta planta varía mucho de invierno a verano, y en cuestión de riego no hay excepción: en épocas cálidas necesitarás regar tu geranio de 2 a 3 veces por semana, mientras que en invierno una vez por semana será más que suficiente.

De hecho, si vives en un entorno húmedo, deberás ir comprobando la humedad de la tierra para guiarte sobre cuándo regarla. Hay veces que un riego abundante cada 15 días basta. Si tu geranio no florece, quizás lo estás regando demasiado. Prueba a espaciar los riegos, dándoles agua abundante cada vez, pero con menos frecuencia.

Descubre en este otro artículo Cómo regar las plantas en verano de forma más detallada.

Uso del fertilizante en geranios

Como los geranios son plantas delicadas (sobretodo respecto al agua y a las plagas) es bueno que uses fertilizante de forma habitual. Hay muchos tipos de abono: prueba a usar uno que les aporte fuerza y les ayude a resistir a las plagas. Consulta en una tienda especializada y aplica abono a tu geranio una vez cada 15 días. Puedes contar cada dos riegos si te es más fácil acordarte así.

Problemas y plagas del geranio

Los geranios son plantas vulnerables a las plagas. Ten especial cuidado con la mariposa del geranio comprobando regularmente que los troncos de tu geranio no tienen agujeros.

Comprueba también la presencia de hongos en sus hojas y trátalos rápidamente en cuanto los encuentres. No te asustes si ves que, de repente, tu geranio tiene las hojas amarillas: se debe a la falta de hierro. Puedes solucionarlo colocando trozos de cáscara de huevo alrededor de la planta. El huevo tiene muchos minerales que la fortalecerán. Si no se van los hongos, prueba a darle a tu geranio algún suplemento de hierro de los que venden en tiendas especializadas y prueba también a hacer un un fungicida casero.

El cuidado de las hojas del geranio también es delicado. El agua que cae directamente sobre sus hojas y flores las pudre. Ves con cuidado cuando llueva; que la lluvia no toque directamente a tus geranios. Igualmente, a la hora de regarlos, procura que el agua vaya directamente a la tierra sin rozar las hojas ni las flores del geranio.

Cómo podar un geranio para hacerlo florecer

La poda del geranio es constante. Como en la mayoría de plantas, las hojas y flores marchitas impiden que florezcan las nuevas. Pero como ya hemos dicho, las hojas del geranio son delicadas, por lo que necesitan un cuidado constante. Quita los trozos amarillos o secos en cuanto los veas tanto de la tierra de la maceta como del propio tallo.

También es recomendable que cortes la punta de los tallos secos, para mejorar la circulación de salvia en la planta y conseguir que la flor del geranio vuelva a salir.

Cómo podar un geranio y prepararlo para la floración

Si en invierno podas tu geranio a conciencia le ayudarás a resistir mejor el frío (menos hojas marchitas) y lo dejarás preparado para florecer, en cuanto suban las temperaturas en primavera.

Cuando se acabe el invierno, poda tu geranio por la parte de abajo para que las nuevas flores nazcan desde allí.

Recuerda que la época de floración del geranio es de mayo a septiembre, por lo que si quieres separar un esqueje la mejor época para hacerlo es entre febrero y marzo o entre agosto y octubre. Para plantar tu esqueje de geranio y conseguir que florezca, ponlo en una maceta estrecha.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué mi geranio no florece, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Jardinería y plantas.

Comentarios (1)

Escribir comentario sobre Por qué mi geranio no florece

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
juan carlos
buenas tarde por favor los geranios dan distintos tonos de flor un año y otro gracias

Por qué mi geranio no florece
1 de 2
Por qué mi geranio no florece