Compartir
Compartir en:

Por qué mi orquídea tiene las hojas amarillas

Por qué mi orquídea tiene las hojas amarillas

La orquídea es una flor preciosa y muy delicada, que necesita muchos cuidados para mantenerse siempre bonita. Necesita una temperatura, irrigación y luz adecuadas. También necesita que la trates inmediatamente en el caso de que tenga algún hongo o infección por alguna bacteria.

Si estás aquí es porque querrás saber "Por qué mi orquídea tiene las hojas amarillas". Sigue leyendo este artículo de unCOMO para conocer en profundidad el las causas de las hojas amarillentas en las orquídeas y también algunos detalles sobre los cuidados que necesitan, de esta forma podrás cuidarlas como se merecen.

También te puede interesar: Por qué mi geranio tiene las hojas amarillas

Exceso de luz y temperatura

Las orquídeas son plantas con flores y hojas delicadas que necesitan muchos cuidados para mantenerse en un buen estado de salud, florecer y verse hermosas, aportando alegría y serenidad dónde estén. A continuación te explicamos los principales motivos por los que tu orquídea puede tener las hojas amarillas.

Lo primero que tienes que comprobar es la luz que reciben tus orquídeas. Estas flores necesitan absorber la luz natural, pero también es cierto que una luz excesiva aumenta la temperatura de la tierra y las quema. De hecho, uno de los motivos por el que las orquídeas tienen las hojas amarillentas es porque se queman con el sol. De ahí que su color pase de ser verde a tener un tono más amarillento.

Exceso de agua

La cantidad de agua con que riegas tus orquídeas también puede ser determinante a la hora de saber por qué tienen las hojas amarillas. Cuando las orquídeas reciben mucha agua, sus hojas se hinchan y se vuelven de color marrón o amarillo. Verás que tu planta se vuelve blanda y pierde vitalidad. Si este es tu caso, tan solo deberás poner más de distancia entre cada riego.

Descubre en este otro artículo de unCOMO todo sobre las Orquídeas en casa: cultivar, cuidar y regar.

Hongos en la orquídeas

Muchas veces los hongos en las plantas aparecen debido al exceso de agua, pero además hay varios tipos de bacterias y microorganismos que pueden dañar la salud de tu orquídea. La mayoría se resuelven comprando un producto específico de jardinería en tienda especializada en plantas y flores. Si el hongo fuera la causa de un exceso de agua se notaría en que las raíces se pudren y tanto el tallo como las hojas y las flores se reblandecen, además de apreciarse unas motas o manchas blancas en la superficie de la planta. Para solucionarlo, además de usar el producto que te hayan indicado en la tienda especializada en jardinería, deberás poner más distancia entre los riegos.

Cuidados básicos de las orquídeas

Estas plantas son delicadas, pero es cuestión de conocerlas para saber bien cómo cuidar orquídeas, encontrando el equilibrio entre la cantidad de luz, calor y agua que necesitan. Sigue estos sencillos pasos para tener bien mimada a la tuya:

  1. Las orquídeas necesitan luz solar, pero no directa. Si tienes la tuya junto a una ventana que recibe sol directo, ponle un visillo o cortina fina al cristal, o cambia la orquídea de sitio.
  2. Si no dispones de luz natural, puedes instalar una lámpara especial para plantas, disponible en los mercados específicos de plantas y flores.
  3. El agua para regar las orquídeas no puede tener mucha cal. Necesitas agua blanda o agua destilada o embotellada para regarlas.
  4. Tienes la opción de instalar un filtro de ósmosis inversa, hoy en día los venden a precios muy asequibles. Son aparatos que regulan el nivel de pH, cal y dureza del agua idóneo para tu planta. Esto es idóneo para quien tenga varias orquídeas.
  5. El drenaje de la planta es importante. Nunca dejes que tu orquídea se encharque, ni tampoco se seque. Lo ideal es que rellenes la base de la maceta con unas bolitas de arcilla con agua. Estas bolitas mantendrán húmedas las raíces sin llegar a pudrirlas.
  6. Riégala por inmersión una vez cada 15 días aproximadamente. Esto significa que debes hundir la maceta con tu orquídea en un recipiente con agua, de manera que pueda absorber el líquido desde su base no por la superficie (por donde regamos normalmente). De hecho, no debes dejar que el agua toque la parte superior de la maceta, para que la planta no se ahogue.
  7. Otra opción es usar vaporizadores, aunque deberemos estar más pendientes de nuestra orquídea.Prácticamente a diario.
  8. Las orquídeas necesitan un 40% de humedad en el ambiente. Si vives cerca del mar, con abrir la ventana un par de veces al día será suficiente. Si no es tu caso, puedes instalar una pequeña fuente que mantenga el agua en movimiento y ponerla junto a la orquídea. Este truco aumentará la humedad del aire que la rodea y verás que es una opción que resulta tremendamente decorativa.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué mi orquídea tiene las hojas amarillas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Jardinería y plantas.

Comentarios (1)

Escribir comentario sobre Por qué mi orquídea tiene las hojas amarillas

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
monica de jesus
hola buena tarde, tengo dos phalenopsis , las regue con agua embotellada por sumersion, hace 10 dias, pero luego note que tenian muchos animales muy pequenos como acaros, hice una preparacion con alcohol canela y agua y le di varias atomizaciones a las hojas y a las raices y durante 1 hr deje que lo absorbiera, pocos dias despues note que la corteza tenia hongo y lo que hice fue quitarselo y agregar un poco mas de canela. Actualmente ya no tienen hongo ni acaros, pero una hoja se puso amarilla una de arriba y dos de abajo y no se si es porque estuvieron expuestas al sol o por mucha luz o bien, porque les hizo dano las atomizaciones, tampocco se en que momento debo cambiarles o agregarles mas corteza ni como se hace dicha tarea, agaradeceria me ayuden a resolver mis dudas.

Por qué mi orquídea tiene las hojas amarillas
1 de 3
Por qué mi orquídea tiene las hojas amarillas