Compartir

Repelentes naturales para hormigas

Repelentes naturales para hormigas

Las hormigas son una de las plagas más habituales en nuestras casas. No llegan a ser tan asquerosas como las ratas o las cucarachas, pero a nadie le hace ninguna gracia encontrarse con una colonia de hormigas en la cocina o el comedor. Si tienes problemas con las hormigas en casa, en unComo te vamos enseñar 5 repelentes naturales para hormigas, para que puedas acabar con la plaga de forma muy económica.

También te puede interesar: Cómo eliminar hormigas de forma natural
Pasos a seguir:
1

El vinagre es uno de los productos más utilizados para limpiar porque además mantiene alejadas las plagas y las hormigas no son una excepción. En un pulverizador haz una mezcla a partes iguales de agua y vinagre, y rocía las encimeras, armarios, el suelo de la cocina, las ventanas, el fregadero y cualquier punto de paso de las hormigas; y deja que se seque bien.

Además de repeler a las hormigas, el vinagre acabará con el resto de olores que siguen. Se puede utilizar el vinagre normal, pero el de manzana es más efectivo. Si quieres, consulta nuestro artículo sobre trucos para matar hormigas.

Repelentes naturales para hormigas - Paso 1
2

Otras formas de acabar con los rastros de olor que siguen las hormigas son el zumo de limón y la tiza o el talco para bebés. Si utilizas zumo de limón, mézclalo con un poco de agua y rocía la mezcla por los lugares preferidos de las hormigas; si apuestas por el talco o la tiza, espolvoréalo por donde entren las hormigas a tu casa.

Las hierbas aromáticas (hierbabuena, lavanda, albahaca, poleo, tomillo, etc.), las especias (pimienta, canela, chile en polvo), ajo y granos de café tienen el mismo efecto.

Repelentes naturales para hormigas - Paso 2
3

Si has utilizado zumo de limón, no tires la piel, la puedes utilizar como repelente de hormigas. Lo mismo pasa con la piel de otros cítricos como las naranjas, mandarinas y pomelos y la del pepino. Cuando se descomponen, estas pieles son tóxicas para los hongos de los que se alimentan las hormigas así que los evitan. Basta con que las dejes en los lugares más frecuentados por las hormigas en tu casa.

4

También podemos utilizar la menta como repelente natural, con el añadido de que también nos sirve como ambientador. Por si fuera poco, la menta nos ofrece tres posibilidades como repelente de hormigas: la primera, rociar de aceite esencial de menta los marcos de las puertas y ventanas; el segundo, hacer una infusión de menta y, cuando se enfría, pulverizar los rincones, igual que con el vinagre o el zumo de bebés; y la última es hacer bolsitas de menta seca y colgarlas en el vértice de las ventanas. No te ayudará solo a alejar las hormigas, también podrás combatir otras plagas.

En unComo te proponemos otros remedios caseros contra las hormigas.

Repelentes naturales para hormigas - Paso 4
5

Acabamos con el agua con jabón, un remedio muy simple que irrita a las hormigas ya que resbalan y no se pueden mover libremente. Además, se sienten atraídas por el agua, por lo que es un método muy efectivo. Mezcla unas gotas de detergente o jabón líquido en agua y aplica la mezcla en los puntos de paso de las hormigas. Cuando veas que han desaparecido recuerda enjuagarlo con agua limpia.

Si deseas leer más artículos parecidos a Repelentes naturales para hormigas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mantenimiento y seguridad en el hogar.

Escribir comentario sobre Repelentes naturales para hormigas

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
José Rafael Durán L
buenas noches, quisiera que me den una recomendación para eliminar las hormigas que llegan al meson de mi cocina a pesar de mantenerlo limpio y libre de residuos de comida

Repelentes naturales para hormigas
1 de 4
Repelentes naturales para hormigas

Volver arriba